Inseguridad

21 fallecidos por motines en cárceles de Guayaquil y Latacunga

feature image

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI) confirmó que 21 personas privadas de la libertad (ppl) fallecieron la noche del miércoles 21 de julio de 2021 en balaceras registrada al interior de la Penitenciaría de Guayaquil y de la cárcel de Latacunga.

Los amotinamientos se produjeron por los enfrentamientos entre las bandas que operan en los centros de rehabilitación social. En Latacunga murieron 10 ppl, mientras que 35 resultaron heridos, al igual que 6 agentes de la Policía Nacional. Además, el SNAI informó que se registran daños en las zonas administrativas. Horas más tarde, la Fiscalía reportó que la cifra subió a 13 y que los cadáveres fueron trasladados hasta el Centro Forense de Ambato.

De manera simultánea, en la Penitenciaría del Litoral hubo intercambio de bala con armas de fuego entre los internos de los pabellones 7 y 8. Allí perdieron la vida 8 ppl, aunque no se reportan internos heridos, a excepción de 3 agentes penitenciarios que son atendidos en casas de salud de Guayaquil.

La Policía Nacional logró recuperar el control de los centros penitenciarios en horas de la noche. En las demás cárceles del país no se presentaron incidentes similares. 

Este tipo de incidentes se debe a que grupos delictivos tratan de asumir el poder de las cárceles y del crimen organizado en el Ecuador. Con la muerte del líder de los 'Choneros', alias 'Rasquiña' (a finales de 2020), otras bandas han ejecutado acciones violentas para mermar a esta agrupación narcodelictiva.  

En la cárcel de Latacunga también se confirmaron disturbios. El amotinamiento dejó, hasta el momento, 10 PPL fallecidos, alrededor de 35 PPL heridos y 6 agentes de la Policía Nacional heridos. Además se registraron daños en las zonas administrativas según informó el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) en un comunicado. 

Fuente: El Telégrafo