internacionales

Boy Scouts de EE. UU. pagarán $ 850 millones a 60 mil víctimas de abusos sexuales

feature image

Afectada por acusaciones de abuso sexual, Boy Scouts of America se declaró en bancarrota en febrero con el objetivo de detener todas las demandas de compensación presentadas por exmiembros de los Boy Scouts en los tribunales y orientarlas hacia un fondo de indemnización.

La organización Boy Scouts de Estados Unidos (BSA), sacudida por un enorme escándalo de abusos sexuales contra menores durante décadas, anunció el viernes que logró avanzar hacia un acuerdo de 850 millones de dólares para las decenas de miles de víctimas.

El acuerdo aún debe ser confirmado y validado por un juez, pero la suma lo convertiría en uno de los mayores acuerdos por agresión sexual de la historia de Estados Unidos.

La BSA dijo que el acuerdo con la Coalición de Scouts Abusados por la Justicia fue negociado como parte de la declaración de quiebra de la organización juvenil.

La BSA se acogió al Capítulo 11 de bancarrota en febrero de 2020 después de que en 2012 salieran a la luz las revelaciones de décadas de abusos sexuales a niños en los círculos scouts de Estados Unidos.

“Este acuerdo garantiza que tenemos el apoyo abrumador de los supervivientes para el Plan de Reorganización propuesto por la BSA, que es un paso clave en el camino de la BSA para salir de la bancarrota”, dijo la BSA en un comunicado.

El grupo describió la medida como el “mayor paso a la fecha hacia el doble imperativo de BSA: compensar equitativamente a los supervivientes de abusos y preservar la misión del escultismo”.

El acuerdo prevé que la organización nacional de BSA contribuya con activos por valor de hasta 250 millones de dólares a un fideicomiso que indemnizará a los supervivientes de abusos.

Las filiales locales de los scouts contribuirían con dinero en efectivo y propiedades por valor de 500 millones de dólares al fideicomiso y otros 100 millones de dólares a un fideicomiso separado, financiado con dinero destinado a planes de pensiones.

El acuerdo aún necesita la aprobación de un juez de bancarrota y no ha sido firmado por todas las víctimas de abusos, aunque la BSA dijo que la Coalición de Scouts Abusados por la Justicia representa “una gran mayoría de los demandantes.”

El acuerdo también se enfrenta a la oposición de las compañías de seguros.

“Nuestra intención es buscar la confirmación del plan este verano y salir de la quiebra a finales de este año”, asegura la BSA.

Cerca de 100.000 denuncias por abusos sexuales han sido presentadas contra los Boy Scouts, según declaró a la AFP en noviembre Paul Moses, abogado de las víctimas.

Una cifra que se suma a las aproximadamente 11.000 denuncias que se estima que se han presentado en los últimos años contra la Iglesia católica.

Boy Scouts of America, fundada en 1910 y con sede en Irving (Texas), cuenta con 2,2 millones de miembros de entre cinco y 21 años. (I)

Fuente: El Universo