internacionales

Buscan un antídoto universal contra el veneno de serpiente

feature image

La mordedura de serpiente es quizá una de las causas de muerte más letales, pero a su vez una de las menos atendidas en el mundo. Por ello, desde 2017 la Organización Mundial de la Salud (OMS) -que clasificó a la mordedura de serpiente como una enfermedad tropical desatendida-, ha instado al mundo a desarrollar terapias seguras, asequibles y accesibles para frenar las muertes y discapacidades relacionadas con las mordeduras de serpientes.

Así, un grupo de investigadores parecen que han descubierto un nuevo fármaco para este mal. Un estudio publicado en Nature Communications describe una nueva combinación de medicamentos que ha demostrado ser capaz de ofrecer protección contra múltiples venenos de serpientes.

Las serpientes de diferentes partes del mundo tienen venenos que difieren significativamente en su composición. Esto es precisamente lo que dificulta el tratamiento contra los venenos, ya que los antiofídicos basados ​​en anticuerpos tienden a ser efectivos solo contra las mordeduras de especies de serpientes específicas, detalla The Weather Channel.

El investigador Nicholas Casewell y sus colegas exploraron el potencial de usar combinaciones de inhibidores de toxinas de moléculas pequeñas como terapias de amplio espectro contra el veneno de serpientes.

A través de experimentos de laboratorio, se encontró que una serie de moléculas que ya se habían encontrado en ensayos clínicos de fase 2 eran capaces de neutralizar los venenos de víbora al inhibir diferentes familias de toxinas.

Ratones de laboratorio fueron intoxicados con veneno de víbora y luego de 15 minutos se les administró una dosis única de una combinación de dos inhibidores —marimastat y varespladib. Los investigadores encontraron que los inhibidores lograron mantener vivos a los ratones y, por lo tanto, eran capaces de prevenir muertes incluso después del envenenamiento. Además, se descubrió que esta combinación es eficaz contra los venenos de una variedad de víboras de África, Asia meridional y América Central.

Estos resultados llevaron a los investigadores a concluir que las combinaciones de inhibidores de toxinas de moléculas pequeñas pueden neutralizar los venenos de serpientes, aunque puntualizaron que se necesitan más estudios preclínicos para aplicar estas terapias inhibidores a nivel generalizado. 

El Universo