Seguridad

Cómo saber si están robando mi wi-fi y cómo evitarlo

feature image

Foto: THINKSTOCK

Que te roben el wi-fi es relativamente sencillo si no tomas precauciones y uno de los efectos secundarios de ello es que tu conexión se volverá más lenta si tu vecino decide aprovechar la conexión prestada para descargar sin parar. Si sospechas que tu vecino está robándote el wi-fi, te contamos cómo puedes comprobar si es el caso, así como una serie de medidas de precaución que puedes tomar para asegurarte de que esto no suceda en el futuro.

Tradicionalmente, el modo de descubrir que un vecino te estaba robando la conexión a Internet era notar que esta iba demasiado lenta. Con el aumento de la banda ancha, este indicio es menos relevante pues, a no ser que a tu vecino le guste descargar cosas sin parar, podría estar haciendo un uso “normal” de tu conexión sin que lo notaras demasiado.

Existe un modo sencillo de ver quién está conectado a tu wi-fi, lo cual te ayudará a sacar a relucir si hay algún dispositivo que no te pertenece a ti, sino al vecino. Puedes obtener esta información en el panel de control de tu router, aunque se te hará más ameno si usas aplicaciones especializadas en mostrar los dispositivos en la misma red.

En un PC, tienes multitud de alternativas como Wireless Network Watcher de NirSoft para Windows o LanScan en Mac. El modo en el que funcionan todas estas aplicaciones es similar: analizan todas las IP locales en el mismo rango que tu PC y muestran información sobre cada dispositivo. La ventaja de Wireless Network Watcher es que hace parte del trabajo duro por ti, mostrándote cuál de estos dispositivos es tu router y cuál tu PC.

Si prefieres hacer tu búsqueda de intrusos con el celular, una de las mejores aplicaciones que puedes usar al respecto es Fing, que está disponible tanto para Android como para iOS. Fing es una opción todavía mejor pues, en lugar de enfrentarte a una lista de direcciones MAC y nombres de fabricantes, Fing te muestra en muchos casos qué dispositivo es exactamente.

Lo más importante es que revises la lista con cuidado y prestando atención a los detalles, teniendo en cuenta que los nombres de los dispositivos a veces no son exactos al 100%. En caso de dudas, siempre puedes revisar todos tus dispositivos conectados a Internet y desconectarlos o apagarlos uno a uno, para ver cuáles desaparecen de la lista.

Si tienes todos tus dispositivos conectados a tu wi-fi bajo control en la lista, incluyendo teléfonos móviles, computadores, altavoces inteligentes, aspiradoras y demás, y hay alguno que no te cuadra pues es, por ejemplo, un iPhone y tú no tienes ninguno, entonces es posible que tengas un intruso en tu conexión a Internet.

Los trucos para que no te roben el wi-fi

Cambia el nombre de la conexión

Un modo que usan los ladrones de wi-fi para acceder a la red es usar aplicaciones para obtener la contraseña de una conexión. No es magia, sino que se aprovecha de la configuración predeterminada de algunos routers, cuyas combinaciones de nombre de la red wi-fi y su correspondiente contraseña son predecibles.

La solución es sencilla: cambiar el nombre de la conexión wi-fi, que suele ser uno de los apartados más fáciles de configurar en el router. Si todavía usas el nombre predeterminado de tu conexión wi-fi, es muy recomendable que lo cambies por cualquier otra cosa imaginable.

Cambia la seguridad y contraseña

Otro modo por el que alguien puede robarte la contraseña es adivinando tu contraseña, lo cual realmente no es muy difícil si usas una contraseña genérica como 1234567890 o que es fácilmente identificable a ti, como tu número de teléfono, el nombre de tu mascota, el nombre de tu establecimiento o cualquier otro dato fácilmente deducible.

La solución en este caso es obvia: cambiar la contraseña del wi-fi, además de aprovechar la ocasión para asegurarte de que estás usando seguridad WPA y no el anticuado WEP, cuya seguridad hace tiempo que fue vulnerada y, por tanto, puede ser revelada fácilmente. (F)

Fuente: El Universo