nacionales

Ecuador no renovará estado de excepción por la pandemia, confirma ministra Romo

feature image

Ecuador, que supera los 100 000 casos de coronavirus, no declarará un nuevo estado de excepción por la pandemia una vez que este termine a mediados de septiembre del 2020, informó este miércoles 26 de agosto del 2020 la ministra de Gobierno (Interior), María Paula Romo.

“Transcurrido este periodo de 30 días de renovación del estado de excepción (decretado el 14 de agosto) la Corte Constitucional no admitirá una nueva declaratoria” relacionada con la pandemia, señaló Romo en una entrevista con Radio Quito.

Eso implica que “las medidas excepcionales como el toque de queda o las restricciones al derecho de libre asociación van a terminar cuando termine este periodo de estado de excepción que será el 12 o 13 de septiembre”, agregó la ministra.

Romo, además, ratificó el anuncio la mañana de hoy a través de sus redes sociales tras conocer la noche del martes el dictamen de la Corte Constitucional con respecto a los estados de emergencia, y sus respectivas renovaciones, declaradas tras detectarse el primer caso de la covid-19 en Ecuador, el 29 de febrero.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ordenó por primera vez el estado de excepción por 60 días el 16 de marzo y luego lo renovó por otros 30, como le permite la Constitución.

El 16 de junio, el mandatario decretó un nuevo estado de excepción de 60 días, que fue renovado en agosto y se extenderá hasta mediados de septiembre. “Vamos a pasar a una época en la que el control de la pandemia tiene que basarse en otro tipo de decisiones, decisiones a las que ordinariamente están facultados los poderes del Estado y los diferentes niveles de gobierno”, apuntó Romo.

Ecuador, con unos 17,5 millones de habitantes, reporta más de 109 000 casos de coronavirus, incluidos 6 368 muertos por la afectación de la enfermedad. Las autoridades estiman que hay otros 3 696 fallecidos probables por el covid-19. Quito, donde habitan unos 2,8 millones de personas, es la ciudad más afectada con más de 20 000 contagiados.

La capital ecuatoriana superó en julio a la costera Guayaquil (suroeste) , que fue uno de los primeros focos de la enfermedad en Latinoamérica.

La ministra insistió en que a partir de mediados de septiembre Ecuador pasará “a otro tipo de controles y a otro tipo de actividad en donde la mayor parte de la responsabilidad se ponga en el autocuidado y la autoprotección”.

Para ello el gobierno propone una campaña llamada Yo me cuido, “que hace énfasis en las medidas que debe tomar cada familia” para evitar los contagios, indicó Romo.

El Gobierno ha flexibilizado desde mayo las medidas de confinamiento, reabriendo sus fronteras aéreas y permitiendo que se reanuden actividades recreativas como la visita a playas y reservas naturales, así como el aumento del trabajo presencial.

Fuente: El Comercio