entretenimiento

El Conjuro 3: perturbadoras imágenes de la película de terror

feature image

Se acerca la hora de que los gritos se escuchen en todas las salas de cine, la tercera entrega del Conjuro está más cerca de los previsto. Una de las sagas de películas terror muestra las vivencias de los Warren y sus contantes luchas con entes demoniacos, precisamente este lunes se liberaron las primeras imágenes de esta cinta.

A pesar que tres de las cuatro imágenes son del tras cámaras, se visualiza que la pareja (Ed y Lorraine) se enfrentarán a un ser más fuerte que el visto en su segunda película. En esta ocasión los niños son los primeros afectados.

Por si la filtración de estas imágenes no fuera suficiente, el pasado 23 de octubre la compañía Warner reveló un video donde el director de esta trilogía explica que se buscará en esta posible última entrega.

El Conjuro 3 se alejará de toda configuración de la casa embrujada, tal y como se presentaron en las dos primeras cintas. Se estima que la película llegará en junio de 2021, por lo que su tráiler oficial podría revelarse en enero del próximo año.

El Conjuro: El demonio me hizo hacerlo comenzó su producción el 03 de junio de 2019. Esta será la octavo entrega de la franquicia. La filmación se llevó a cabo en Atlanta, Georgia.

La cinta de terror presentará a un hombre torcido, Arne Cheynne Johnson. Él es acusado de asesinato tras haber sido poseído por un demonio. La historia se ubicará en 1981 y se podrá observar las repercusiones judiciales de las posesiones demoniacas.

Arne Cheynne Johnson

El Juicio de Arne Cheyenne Johnson, también conocido como el Caso ''El Diablo me hizo hacerlo'', es el primer caso en un tribunal de los Estados Unidos en el cual la defensa del acusado usó como argumento de inocencia la ''posesión demoníaca'' para obtener la absolución de responsabilidad personal a causa del delito.

​El 24 de noviembre de 1981, en Brookfield, Connecticut, Johnson fue condenado por homicidio en primer grado al asesinar a su casero, Alan Bono. El juicio atrajo la atención de numerosos medios de comunicación mundial.

El incidente llevó a la creación de una película para televisión llamada The Demon Murder Case en NBC y una gran película, cuya producción se estancó debido a conflictos internos.