internacionales

Estados Unidos se acerca a las 200 000 muertes por coronavirus

feature image

Estados Unidos se va acercando a los 200 000 fallecidos a causa de la pandemia de coronavirus y sigue siendo el país con más muertes y más contagios (más de 6,5 millones), mientras expertos analizan qué podría pasar si se diera una segunda ola de infecciones de COVID-19.

Eili Klein, epidemióloga de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, dijo al diario The Washington Post que en algún momento ocurrirá y que la pregunta es qué tan grande será.

De igual manera, ella y otros especialistas indicaron que esto no significaría necesariamente un aumento dramático de las muertes, especialmente porque los médicos tienen más información de cómo enfrentar el virus tras varios meses de estudio, sobre todo con los pacientes que desarrollan cuadros graves, según ABC News, que agrega que estudios han indicado que el uso de dexametasona o de remdesivir está reduciendo la mortalidad de esos pacientes.

En tanto, la pandemia ha desatado no solo problemas de salud en Estados Unidos, sino una situación económica difícil que pone en peligro las aspiraciones del presidente Donald Trump de reelegirse en las elecciones de noviembre.

El líder de la mayoría republicana (que apoya a Trump) en el Senado, Mitch McConnell, anunció un nuevo paquete de estímulo para paliar los efectos en la economía de la pandemia de COVID-19 y dijo que esto se decidirá esta semana, según EFE.

De acuerdo con los medios locales, se espera que este paquete ascienda como mínimo a 500 000 millones de dólares, la mitad de lo que se había propuesto en julio.

Mientras, Trump empezó una gira por Florida, Carolina del Norte, Michigan, Pensilvania y Nevada, en un intento de disputarle votos a su rival demócrata Joe Biden, que pese a su perfil bajo encabeza las encuestas para las elecciones del 3 de noviembre, según AFP.

Frente a la pandemia, que hasta el martes había dejado más de 193 800 muertos en la primera economía del mundo, con niveles históricos de desempleo, el millonario republicano quiere perfilar una promesa doble: la llegada rápida de una vacuna y un espectacular repunte de la economía.

Su postura es culpar a los demócratas de ensombrecer el panorama sanitario y de imponer restricciones excesivas en las ciudades y en los estados que controlan motivados por un cálculo electoral y no por la salud pública.

Además, los republicanos acusan a Biden y a su compañera de fórmula, Kamala Harris, de politizar la búsqueda de una vacuna, después de que la senadora afirmara que no creía “ni una palabra” del mandatario republicano al respecto.

La funcionaria insistió ante la cadena Fox News en que Trump se remite a las recomendaciones de los científicos, algo que según ella ha hecho desde el principio, pasando por alto varias polémicas entre el presidente y la comunidad de la ciencia

Sin dudas sobre las vacunas

En un intento por dejar a un lado los recelos de quienes ven que la prisa por lograr una vacuna contra el COVID-19 lo antes posible pueda conducir a la relajación de los estándares científicos y de seguridad, nueve farmacéuticas que están desarrollando proyectos con este fin firmaron un compromiso para garantizar y priorizar la seguridad y el bienestar de las personas vacunadas.

Las compañías firmantes son Moderna, AstraZeneca, Pfizer, Sanofi, Johnson & Johnson, GlaxoSmithKline, Merck, Novvax y Sanoti. Todas insisten en que la seguridad y la eficacia de las vacunas es revisada y determinada por las agencias reguladoras de todo el mundo, como la FDA de Estados Unidos.

EFE