internacionales

Fallece un periodista colombiano que fue tiroteado en Cali

feature image

El periodista Felipe Guevara Henao, de 27 años de edad, falleció este miércoles 23 de diciembre de 2020 tras resultar gravemente herido el pasado lunes durante un ataque a balazos por desconocidos en Cali, capital del departamento colombiano del Valle del Cauca (suroeste). El reportero del área judicial del periódico Q'hubo, de la casa editorial El País, recibió cuatro impactos de bala, dos en el estómago, uno en el tórax y otro más en una pierna, informó la Policía. "Tras dos días de permanecer en una UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) de una clínica de Cali, falleció en horas de la tarde de este miércoles Felipe Guevara, periodista judicial de Q'hubo", informó el periódico en una publicación.

Según el medio, el periodista, quien tuvo que soportar dos cirugías de urgencia por los dos impactos que recibió en el estómago, no soportó la gravedad de las lesiones y falleció en una clínica de Cali. "Desde Q'hubo lamentamos profundamente la partida de nuestro colega y amigo. Es un vacío enorme que hoy nos invade", agregó el mensaje. Guevara era periodista en Q'hubo desde hace tres años y fue atacado en el barrio Mariano Ramos, que pertenece a la Comuna 16 al oriente de Cali. El alcalde de la ciudad, Jorge Iván Ospina, dijo al rechazar el atentado que las autoridades "adelantan acciones para dar con el paradero de los agresores y autores de este crimen, que lesiona gravemente la libertad de expresión en la capital vallecaucana". Preocupación del gremio periodístico Por su parte, la Fundación para la Libertad de Prensa de Colombia (FLIP) manifestó su preocupación porque la Policía hubiera descartado "anticipadamente la relación de estos hechos con su actividad periodística".

Por su parte, la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, dijo que "el ejercicio del periodismo debe ser libre y protegido por todos. Son los periodistas los que día a día nos permiten informarnos con veracidad, oportunidad y credibilidad. Responsables deben ser aprehendidos de manera ejemplar".

El Comercio