deportes

FIFA: Eliminatorias sudamericanas Catar 2021 iniciarán en octubre

feature image

La FIFA dio luz verde a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) para que las eliminatorias sudamericanas arranquen el próximo 8 de octubre de 2020.

Este jueves 17 de septiembre, el ente rector del fútbol confirmó que los clubes europeos deberán prestar a los futbolistas a las selecciones nacionales, tal como manda el reglamento.

En la tercera cita virtual en la que participaron los presidentes de las 10 Asociaciones miembro y hasta el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, se ratificó que la clasificatoria sudamericana sí podrá arrancar.

Fue necesario la intervención de la FIFA para que los clubes faciliten a los futbolistas seleccionados de cada país y no se vean obligados a cumplir la cuarentena en los viajes a Sudamérica.

Según el boletín de Conmebol, Infantino "aseguró a las Asociaciones de la Conmebol que el reglamento sobre cesión de jugadores ya no tendrá excepciones y Sudamérica podrá disponer así de los atletas que militan en ligas extranjeras".

Con la aprobación de la FIFA, la Conmebol comenzó de inmediato a coordinar la aplicación del protocolo de bioseguridad que tendrá que seguir cada Selección.

El plan es aplicar la misma guía que tienen los clubes en la Copa Libertadores antes, durante y después de cada viaje. El cuerpo técnico de la Selección de Ecuador, liderado por el entrenador argentino Gustavo Alfaro, deberá presentar su primera convocatoria para el juego ante Argentina, el 8 de octubre en La Bombonera, y luego el 13 ante Uruguay, en el estadio Rodrigo Paz Delgado, en Quito.

Alfaro y el resto de los entrenadores sudamericanas tienen plazo hasta el 20 de septiembre para notificar a los clubes donde juegan los futbolistas ecuatorianos en el exterior los nombres de los potenciales convocados.

Alfaro tiene previsto reunirse con los directivos de la Federación Ecuatoriana de Fútbol para justar la planificación y el viaje a Argentina, así como los detalles para el partido ante los uruguayos en la capital.

Fuente: El Comercio