deportes

Flamengo pasa mal momento antes de jugar con Barcelona SC

feature image

Flamengo pasa un mal momento. El avión que trasladaba a los juveniles João Lucas, Natan, Guilherme Bala y Rodrigo Muniz, citados de emergencia por el DT Domènec Torrent a causa de las nueve bajas en la plantilla principal, no recibió autorización para sobrevolar el espacio aéreo peruano y tuvo que volver a Manaos, alertó la mañana de este martes el diario paulista Lance en su versión digital.

Con siete jugadores contagiados de COVID-19 y las bajas de Gabriel Barbosa (lesión muscular) y Gustavo Henrique (suspendido), la logística para traer a los refuerzos a Guayaquil, donde el equipo carioca tiene programado un partido decisivo con Barcelona SC por el Grupo A de la Copa Libertadores este martes (19:15), es una verdadera odisea para los brasileños.

“Esta mañana, el avión de los rojinegros aterrizó en Manaus, pero aún no ha recibido autorización para sobrevolar el espacio aéreo peruano y continuar el viaje”, dijo Lance.

El avión que trae a los futbolistas no tiene permiso para sobrevolar espacio aéreo de Perú.

En su cuenta de Twitter, el periodista Venê Casagrande señala que la nave espera nueva autorización para venir a Guayaquil.

Según dijo ayer la prensa brasileña, Flamengo está a la espera de llegadas de última hora de al menos cuatro jugadores para remendar el equipo, puesto que, tras las bajas hasta ayer lunes, tenía a su disposición a 17: once para la alineación y seis, la mitad de lo autorizado, para la banca.

De los seis emergentes disponibles, dos son porteros: Hugo y Gabriel Batista. En la Copa Libertadores, como en otras ligas, se permiten cinco sustituciones por juego como medida de choque ante la pandemia.

Sin embargo, con el anuncio del séptimo jugador contagiado del virus la mañana de este martes, el Mengao pasa a contar con 16 futbolistas disponibles para afrontar el partido contra los canarios. Además, el club de Río de Janeiro informó de dos nuevos casos positivos en su delegación: el médico Márcio Tannure y Juan Santos, miembro del departamento de fútbol.

Fuente: El Universo