tecnologia

Gaming: Tony Hawk’s Pro Skater 1+2, un golpe directo en la infancia

feature image

Un duro golpe de nostalgia es lo que Vicarius Visions y Activision han logrado con el remake de la famosa franquicia de juegos de patinetas de Tony Hawk que salió originalmente en 1999.

El juego es básicamente un remake de los juegos originales con los mismos personajes, niveles y banda sonora en un formato remasterizado. Entonces, ¿cuál es el detalle novedoso? Bueno, hay un montón de cosas que hacen de este juego un “must-have” de este 2020.

Visualmente resulta muy llamativo con gráficos obviamente mucho más reales debido a los avances tecnológicos que presenta la nueva plataforma de PS4 (el original era de PS1).

Los movimientos son muy fluidos y se nota el mejoramiento en Motion Capture de los participantes. En cuanto a esto también tenemos la selección de personajes que son básicamente los mismos de las versiones originales junto con nuevos patinadores como Riley Hawk (hijo de Tony Hawk) o Leticia Bufoni, considerada la mejor patinadora del mundo en la actualidad.

Existe también la posibilidad (como en todos los juegos anteriores) de crear su propio patinador con características personalizables que pueden ser adquiridas a medida que se van cumpliendo ciertas misiones. Además, es posible desbloquear personajes ocultos como un guardia de seguridad encarnado por el actor Jack Black.

Jugabilidad

El juego maneja los mismos controles que la versión original pero incluye algunas características que no llegaron hasta THPS3 como es el uso de reverts para combinar trucos. Para un jugador que ha seguido la franquicia desde el principio los controles no serán para nada sorprendentes, de hecho resultarán bastante sencillos. Para alguien nuevo, de todos modos resultan bastante intuitivos.

Algo que se debe mencionar es que a veces suele fallar la sensibilidad de los controles, lo que complica la realización de los combos en el juego y afecta directamente los resultados de las puntuaciones.

Modos de juego

Ya entrando en el juego en su estructura, maneja básicamente dos modalidades de juego: la de un jugador individual y el multijugador. En la primera, se juega tal cual la modalidad original de sesiones de 2 minutos en las que se deben lograr ciertos retos como alcanzar puntuaciones altas, coleccionar y encontrar objetos, entre otros.

Además de esto, en cada uno de los juegos existen competencias en las que se deben también conseguir medallas en tres rondas de 1 minuto cada una.

Por otro lado, tenemos el modo multijugador que, por lo menos en mi caso, me permitió darme cuenta de que no era tan bueno como pensaba. Existen básicamente dos modos: el primero que es el local (es decir, jugar con otra persona que tenga un control y se encuentre en el mismo sitio) y el modo on-line que permite competencias con gente de todo el mundo. Después de interactuar con estos otros jugadores seguramente muchos sufrirán de un golpe de humildad.

Banda sonora

Este ámbito tiene su propio apartado. Desde que se lanzó esta franquicia el elemento musical ha sido fundamental para el éxito del juego. La banda sonora tiene su propia lista de Spotify y combina de buena manera los clásicos del Skate Punk con ritmos Hip Hop.

No podemos mostrarles nada de esto porque el señor Youtube luego nos castiga pero en este caso créannos.

Extras

Como siempre, el propósito del juego es coleccionar la mayor cantidad de objetos personalizables posibles entre patinetas, camisetas y ropa en general, además de partes para crear su propia pista de skate.

THPS 1+2 es definitivamente un remake digno de su categoría que hace honor a uno de los juegos clásicos que marcó y marca aún tendencia en el género de los e-sports. 

Fuente: El Universo