nacionales

Hombre baleó a su pareja y se mató en San Lorenzo

feature image

Con varios impactos de proyectil de arma de fuego fue asesinada Yuliana Cortez Montaño (34 años) en el interior de su vivienda, ubicada en la calle Imbabura del barrio Las Carlota, de la ciudad de San Lorenzo del Pailón, norte de la provincia de Esmeraldas.

El suceso fue reportado al ECU 9-1-1 la madrugada del domingo pasado por familiares y vecinos de la víctima.

De acuerdo con versiones de Erica Cortez, sobrina de Yuliana, que relató a los agentes de la Dinased, el autor del crimen sería un ciudadano de 32 años, pareja de la víctima, quien arribó en un vehículo de color plomo, en horas de la madrugada del domingo al domicilio de la mujer.

La llamó a la mujer y cuando ella salió a la puerta habría sacado un arma de fuego y le realizó varios disparos.

Luego de cometer el homicidio también se pegó un tiro en la cabeza que lo mató de contado.

Ante esta situación, Erica Cortez llamó a los vecinos para que auxiliaran a las dos víctimas, pero paramédicos que arribaron al sitio comprobaron que estaban muertas.

Los agentes policiales tomaron procedimiento a eso de la 01:00, aproximadamente, pero impedidos realizar el levantamiento de los cadáveres, por los familiares y amigos, según el reporte del parte policial del Distrito de San Lorenzo.

En el sitio del suceso se encontraba también Eufrasia Montaño, quien se identificó como madre de la occisa Yuliana Cortez, quien le habría indicado al fiscal de turno Carlos Arroyo que no permitiría que se lleven el cadáver y que ella se hace responsable de todo trámite legal a realizarse.

Según versiones obtenidas en el vecindario, los agentes presumen que una situación de celos derivó en un femicidio. En el lugar personal de Criminalística levantó 5 vainas de proyectiles percutidos y otros indicios.

Este fin de semana también se registró un femicidio en Milagro, provincia del Guayas.

La víctima es Flor Valle Altamirano, de 33 años, quien fue apuñalada por su exconviviente, Jimmy R. Le dio más de diez puñaladas frente a sus hijas cuando llegaba a su casa. 

Fuente: El Universo