entretenimiento

Instagram: Esposa de Pablo Escobar reveló detalles de la vida íntima del excapo

feature image

Pablo Escobar, uno de los capos del narcotráfico más conocidos en todo el mundo, es un nombre que aún no se deja de escuchar y muestra de ello es que cada vez se conocen más detalles de su vida, de su actividad delictiva y de su muerte.

En esta ocasión fue Victoria Eugenia Henao, viuda de Escobar conocida como la Tata, quien se encargó de revelar detalles curiosos de la forma de ser y hasta de vestir del fallecido narcotraficante.

La esposa del capo ha aprovechado su cuenta de Instagram para postear varias fotografías de Escobar en diferentes escenarios y con detalles poco conocidos y personales. Uno de ellos es el amor que tenía por su hija, Manuela. “Mi hija Manuela disfrutaba compartir cada momento al lado de su padre Pablo Escobar. Él la contemplaba con su mirada, estoy segura que cada mirada sirvió para guardarla en su memoria, la abrazaba como si supiera que el tiempo de vida para compartir iba a ser muy corto. Manuela perdió a su padre, cuando tenía 8 años, desde ese momento hasta hoy ha pagado un precio muy alto por ser la hija de Pablo Escobar”, se lee en una publicación de la Tata acompañada de una fotografía de Escobar en una fiesta.

En esta ocasión fue Victoria Eugenia Henao, viuda de Escobar conocida como la Tata, quien se encargó de revelar detalles curiosos de la forma de ser y hasta de vestir del fallecido narcotraficante.

La esposa del capo ha aprovechado su cuenta de Instagram para postear varias fotografías de Escobar en diferentes escenarios y con detalles poco conocidos y personales. Uno de ellos es el amor que tenía por su hija, Manuela. “Mi hija Manuela disfrutaba compartir cada momento al lado de su padre Pablo Escobar. Él la contemplaba con su mirada, estoy segura que cada mirada sirvió para guardarla en su memoria, la abrazaba como si supiera que el tiempo de vida para compartir iba a ser muy corto. Manuela perdió a su padre, cuando tenía 8 años, desde ese momento hasta hoy ha pagado un precio muy alto por ser la hija de Pablo Escobar”, se lee en una publicación de la Tata acompañada de una fotografía de Escobar en una fiesta.

Sobre las camisas que usaba el narcotraficante, Victoria Eugenia Henao reveló que usaba camisas que ella le mandaba a hacer a una modista en Medellín, “todas eran iguales”. Aunque, según ella, una condición indispensable era que el primer botón de la camisa debía tener 10 centímetros del cuello hacia abajo. “La tela la compraba en tonos pasteles de una textura muy suave”.

Otro de los detalles revelados por su esposa es que aparentemente Escobar se acomplejaba por su baja estatura, además porque inclusive le tenían apodo. “Uno de los grandes complejos de Pablo Escobar era su estatura. Usaba zapatos especiales que mandó a hacer, que tuvieran un tacón oculto de 4 cm de altura. Mi hermano lo molestaba mucho, y lo llamaba banano. Era el único momento en el que lo veía enojadísimo. Las reinas y las modelos con las que salía, medían 20 cm más que él”, se lee en la publicación.

En su libro llamado Mi vida y mi cárcel con Pablo Escobar, la viuda del narco contó cómo los enemigos de él la citaron para ajustar cuentas y tuvo que despojarse de varias propiedades, contando con las que estaban a nombre del narcotraficante.

Victoria Eugenia Henao dijo que el cobro que le hicieron los aproximadamente 40 narcotraficantes ascendía a 120 millones de dólares, que entregó con el fin de que no le hicieran daño tanto a ella como a sus hijos ni a la familia de Escobar. Según dijo, estos recursos fueron pedidos por los gastos en la guerra con el jefe del cartel de Medellín y por los daños y perjuicios que este les causó y que estaban relacionados con asesinatos, daños a sus propiedades, secuestros y otros hechos.

¿Quiénes tomaron la fortuna de Escobar?

Según lo señalado por la Tata, los primeros en pedirle plata a la viuda fueron aquellos que trabajaban para el narco como Popeye, Giovanni, Mugre, Otto y Arete.

En su libro cuenta que negoció con “los principales capos del narcotráfico en Colombia”, acción que fue liderada por los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela y los jefes del cartel de Cali. Ese proceso duró al menos ocho meses, en 1994, y algunas de las entregas de los bienes de Escobar fueron realizadas a los narcotraficantes José ‘Chepe’ Santacruz y Hélmer ‘Pacho’ Herrera, en sedes del club América de Cali.

Henao afirmó que necesitó dos asesores contables y siete abogados para organizar el listado de bienes con los que pagó las exigencias de los narcos. Finalmente, en la lista aparecieron poco más de 60 bienes.

“La reunión fue larga y tediosa porque se dedicaron a escoger uno a uno los 62 bienes incluidos en la lista que llevé. Pero a diferencia de nuestro primer encuentro, me pareció otra buena señal que aceptaran recibir el 50 % de la deuda en bienes incautados y el restante porcentaje en propiedades listas para comercializar, eso sí, libres de apremios judiciales. Eso de apropiarse de bienes ‘emproblemados’ tenía una explicación: sus conexiones en las altas esferas del Estado les ayudarían a ‘lavar’ los bienes de Pablo, dejando por fuera a sus herederos. Lo que evidentemente sucedió”, relató la viuda.

Fuente: Semana