internacionales

Italia: “campaña de vacunación sin precedentes” contra el covid-19

feature image

Italia iniciará a finales de enero una “campaña de vacunación sin precedentes” comenzando por los grupos de población más expuestos al covid-19, anunció el sábado el ministro italiano de Sanidad, Roberto Speranza. La campaña “tendrá lugar hacia finales de enero, cuando esperamos poder recibir las primeras dosis destinadas a las categorías más expuestas”, declaró el ministro en el congreso de farmacéuticos italianos.

Esta “campaña de vacunación sin precedentes exigirá una movilización extraordinaria de todas las fuerzas presentes”, estimó.

Mientras que el movimiento contra la vacunación cuenta con numerosos seguidores en Italia, el ministro recordó que “las vacunas han representado un importante salto hacia adelante en la historia de la humanidad”.

El viernes, el comité técnico-científico, organismo público encargado de asesorar al gobierno en su política de lucha contra la pandemia, recordó que “la presencia de la agencia italiana de medicamentos y de las agencias reguladoras internacionales nos da garantías sobre la seguridad de las vacunas”.

Según una encuesta del instituto Ipsos para el canal de televisión La7, hecha pública el martes, 16% de los italianos encuestados afirman que rechazarán la vacuna que estará disponible en 2021 y 42% esperarán para vacunase midiendo primero su eficacia. Sólo un tercio de ellos respondió que lo harán “sin ninguna duda en cuanto esté disponible”. Además, 58% considera que no habrá suficientes dosis para todos.

Un miembro del personal médico que lleva ropa de protección toma una muestra de un hombre en el centro de pruebas de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en la iglesia de San Severo fuori le mura, en Nápoles, Italia, el 18 de noviembre de 2020. REUTERS/Ciro De Luca
Un miembro del personal médico que lleva ropa de protección toma una muestra de un hombre en el centro de pruebas de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en la iglesia de San Severo fuori le mura, en Nápoles, Italia, el 18 de noviembre de 2020. REUTERS/Ciro De Luca

Las autoridades italianas informaron hoy de que en las últimas 24 horas han muerto 692 personas por coronavirus y se han producido 34.767 nuevos contagios, unas cifras que se producen en un momento en el que el Ejecutivo estudia cómo gestionar la Navidad con medidas que eviten las aglomeraciones y la propagación del virus, pero sin dañar la economía. Con estas cifras, el número total de fallecidos desde el 21 de febrero, cuando comenzó la emergencia en el país, es de 49.261 y el de contagios totales, de 1.380.531.

De los casi 35.000 nuevos contagios en 24 horas, 8.853 se han registrado en Lombardía, la región más golpeada por la pandemia, mientras que en segundo lugar se ha situado el Véneto, con 3.567 nuevos casos, y después Campania, con 3.554.

Hay actualmente unos 34.000 pacientes ingresados en hospitales y 3.758 en unidades de cuidados intensivos.

Speranza, ha avisado hoy de que “la presión sobre los servicios de salud es todavía muy fuerte” y que “el índice Rt de contagio se mantiene por encima de 1”, por lo que ha llamado a no bajar la guardia.

Unidad de cuidados intensivos del hospital San Filippo Neri en Roma, Italia.

“Se están viendo ya los primeros signos de un control de la curva tras semanas de crecimiento vertiginoso, pero aún no es suficiente”, ha destacado.

LOMBARDÍA Y PIAMONTE ESPERAN SU SALIDA DE ZONA ROJA

Italia ha determinado tres niveles de riesgo para las regiones - rojo, naranja y amarillo- y Speranza firmó ayer, viernes, una ordenanza para mantener a las regiones de Calabria, Lombardía, Piamonte, Apulia, Sicilia y Valle de Aosta en zona roja hasta el 3 de diciembre.

Pero este sábado ha avanzado que ya dentro de una semana, el 27 de noviembre, “las regiones que hayan demostrado que han mejorado sus números durante dos semanas podrán cambiar a zona naranja”, y ha matizado que la decisión la tomará su ministerio junto con las autoridades regionales “en base a una cuidadosa evaluación de los datos”.

Los medios italianos apuntan este sábado a que Lombardía y Piamonte podrían cambiar a zona naranja en las próximas semanas, si continúan controlando la curva de transmisiones.