entretenimiento

Joven se implantó “aletas” en el cráneo para amplificar sus sentidos

feature image

“No me considero 100% humano. Mi persona no coincide con el concepto biológico que se conoce", explica un joven catalán de 24 años. Se trata de Manel de Aguas, quien se dedica a la producción musical y a la fotografía.

Nacido y criado en Barcelona, el joven artista se considera 'transespecie', por lo que decidió implantarse dos aletas de silicona de 500 gramos, que él mismo diseñó. Estas le permiten sentir las vibraciones, la temperatura y la presión atmosférica con mayor afinidad.

“No me considero 100% humano. Mi persona no coincide con el concepto biológico que se conoce", explicó para el portal argentino, Infobae.

De Aguas se define a si mismo como un “Cyborg”, o sea un ser biológico con capacidades aumentadas por dispositivos electrónicos. Además, es uno de los tres miembros fundadores de Trans Species Society, junto a Neil Harbisson y Moon Ribas, todos considerados de la misma forma.

Aguas asegura que sus aletas son dos "órganos" más adheridos a su cuerpo y están conectados a microchips incrustado entre su piel y huesos

Para realizar el implante, Manel tuvo que viajar a Japón, además de tolerar algunas consecuencias físicas, como un “resentimiento en la piel”. Asimismo, el joven asegura que debe quitarse las aletas para dormir y bañarse.

“Al día de hoy el humano vive como en una burbuja de antropocentrismo, viendo a la naturaleza en una escalera jerárquica vertical en la que el humano está por encima de las otras especies, y para mí este proyecto también significa romper con eso”, concluyó de Aguas, quien aseguró que sus implantes le permiten estar “más conectado con la naturaleza”.