entretenimiento

Kristen Stewart se resiste a ‘etiquetar’ su sexualidad

feature image

La actriz Kristen Stewart ha aprovechado su más reciente entrevista para reflexionar sobre la "presión" que sintió, tras hacer pública su bisexualidad en el año 2017, a la hora de definir su orientación sexual de una manera excesivamente concreta y simplista para satisfacer así el interés de los medios de comunicación y de algunos de sus propios seguidores: una dinámica de 'etiquetado' que, francamente, no encaja con su personalidad y de la que finalmente ha logrado abstraerse.

Kristen Stewart: tocó el cielo con las manos, sufrió el escarnio público y  ahora vuelve a brillar - Espectáculos

Y es que la que fuera protagonista de la saga Crepúsculo, quien previamente mantuvo una relación sentimental con el otro protagonista de la saga, Robert Pattinson, que no dejó de acaparar titulares incluso tras la súbita ruptura que se produjo entre ellos, derivada de una infidelidad por parte de la artista, ya no presta atención a las habladurías y debates estériles que se forman en torno a su persona, que para eso ha aprendido a "entenderse" desde una perspectiva más "ambigua".

"Cuando tenía 22 años, empecé a entenderme de una forma más ambigua. Sentí también presión para poner una etiqueta a la forma en que vivo la vida pero... Al final me dije: 'Eso no va a funcionar para ti'", ha revelado la artista, quien cumplió 30 años el pasado 9 de abril, en conversación con el periódico británico The Independent.


Asimismo, poco a poco la intérprete estadounidense ha ido comprendiendo que representar con orgullo a la comunidad LGBTQ+ es perfectamente compatible con reivindicar su individualidad y su derecho a tomar sus propias decisiones en aspectos que solo le conciernen a ella.


"Ahora entiendo la responsabilidad que lleva aparejada ser un personaje público de esta comunidad, pero es verdad que en su momento me sentí algo sobrepasada por eso de tener que ejercer de referente. Nunca me he sentido avergonzada de ser homosexual u obligada a esconderlo, pero es cierto que nunca me ha gustado exhibir en público más de lo estrictamente necesario. Es que hubo una época de mi vida en la que, además de ser muy hermética, no tenía las cosas tan claras como para describirme de una forma u otra", ha aseverado.