nacionales

Listas de espera aumentan para atención UCI en clínicas y hospitales de Guayaquil

feature image

La peregrinación por conseguir hospitalización para unidades de cuidados intensivos (UCI) cada vez se incrementa en Guayaquil. En hospitales públicos y privados la lista de espera supera los cuatro pacientes, según detallaron médicos.

El doctor Carlos Farhat, coordinador de Salud del Municipio de Guayaquil, explicó que la situación hospitalaria es compleja, las UCI están al 100% en el IESS, en clínicas privadas, en el hospital Luis Vernaza y en los públicos está entre el 97% y 100%, según reportes.

El internista Carlos Campodónico, de la clínica Kennedy Alborada, explicó que la lista de espera en Quito es de 14 personas para UCI en cada hospital, y que en Guayaquil es aproximadamente 4, pero se puede resolver, sin embargo, con este panorama la cifra se triplicaría y sería complejo atender a tantos pacientes.

Indicó que al momento se han venido reportando picos de contagiados y fallecidos, pero semana a semana se los ha podido controlar; sin embargo, con la masiva exposición en carnaval y el antecedente de las elecciones, todos los casos se multiplicarán de forma considerable, por lo que se pide el aislamiento inmediato.

Carlos José, hijo de una paciente COVID-19, comentó que buscó una cama UCI por diversas clínicas de la urbe, pero en la mayoría explicaban que no tenían espacio libre.

Incluso, en el Hospital Bicentenario que aumentó camas semanas atrás ya tiene al tope sus 45 camas destinadas a la atención compleja, no son UCI, pero dan asistencia a pacientes moderados-graves. Y también asisten con respiradores a quienes necesitan UCI mientras consiguen derivación a la Red Complementaria de Salud, explicó el director del hospital, doctor Iván Barreto.

“Tenemos 83 pacientes ingresados de los cuales 45 camas están ocupadas con cuidados intermedios, esto significa que tienen mayor complejidad en su tratamiento, tenemos 100% de ocupación en esta unidad crítica. El hospital tiene 200 camas por si aumentan los casos, pero para cuadros complejos ya no tenemos camas. Por eso pedimos que no se confíen y que se traten al primer síntoma de la enfermedad”, aconsejó Barreto.

Indicó que se evite la automedicación porque podría empeorar el cuadro.

Fuente: El Universo