locales

Los ‘años viejos’ y la pirotecnia se venden en la calle Décima, en Quevedo

feature image

Una de las tradiciones de los quevedeños por fin de año es acudir a la feria de la calle Décima, centro de Quevedo para adquirir un monigote, pirotecnia y quemarlo.

Este 2020 no será la excepción.

Y es que luego de tantas conversaciones, los artesanos y vendedores de pirotecnia se quedarán en la tradicional calle para recuperar lo invertido durante la pandemia.

Así lo confirmó Alcibíades Pacheco, coordinador de Seguridad del Municipio de Quevedo, quien ayer, 29 de diciembre de 2020 estaba señalando los puestos.

“La orden que tenemos es colocar todos los monigotes en la calle Décima hasta el Malecón, la pirotecnia irá en la transversal calle Ricaurte”, resaltó.

Serán un total de 49 monigoteros y 45 comerciantes de pirotecnia. La calle será peatonalizada a excepción de las transversales.

A todo precio y color

Desde hoy cientos de muñecos ya se exhiben en la calle. Políticos, personajes animados, de ciencia ficción y hasta el mismo coronavirus se comercializan a diferentes precios.

El artesano Francisco Villamar espera con ansias la visita de sus clientes. Los muñecos que expende están desde 30 a 50 dólares. “El precio es negociable”, dijo.

Los vecinos también vieron con buenos ojos la permanencia de la feria, a decir ellos, le da movimiento a la zona para recuperar la económica de muchas familias. “Siempre tomando en cuenta las medidas de bioseguridad”, mencionó Julio Mayorga.

AlDía