internacionales

Maestro venezolano desafía a la pandemia

feature image

En lo alto de una colina cerca del centro histórico de la capital venezolana, entre calles estrechas y casas centenarias, un grupo de niños tocan sus instrumentos bajo la batuta de un profesor septuagenario que durante décadas se ha enfocado en formar no solo buenos músicos, sino buenos ciudadanos.

“Yo no voy a cambiar el mundo, es difícil cambiar el mundo porque es muy complejo; pero con mi trabajo, yo he logrado que algunos niños sean muy buenos músicos, alumnos que han sido muy buenos profesionales, que tienen moral y ética en su trabajo”, dijo orgulloso Narciso Ernesto Pichardo, un guitarrista clásico de 75 años que por más de medio siglo ha sido el maestro de numerosos niños.

Pichardo enseña gratuitamente en un centro cultural en La Pastora, una comunidad que data del siglo XVII y que se convirtió en una de las primeras parroquias de Caracas en 1878. Ha fungido como mentor de jóvenes que luego se han incorporado a El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, y de otros que se dedicaron a ramas profesionales variadas, como la ingeniería y la física.

“Yo he tratado de lograr que el niño logre tener pensamiento crítico, que el niño sepa que existe, que ocupa un lugar en el espacio… que es responsable de su proyecto de vida. Eso es lo que buscamos, un ciudadano que tenga moral y ética, que sepa definir ‘esto es bueno, esto es malo’”, agregó.

En 1970 comenzó dando clases — hasta 10 horas diarias — en una plaza donde se ganó el afecto de los transeúntes, que con el tiempo demandaron cada vez más sus servicios.

Fuente: AP