internacionales

Mascarillas tardan hasta 450 años en degradarse, nuevo peligro a la vida marina

feature image

Las mascarillas son ahora un aditamento normal en nuestra vida diaria, pero un nuevo estudio de Bélgica sugiere que pueden estar haciendo más daño a nuestros océanos mientras nos protegen del virus.

Los cubrebocas desechables, uno de los artículos de protección contra el COVID-19, tardan hasta 450 años en degradarse, advirtió el Departamento de Medio Ambiente Marino de Bélgica en un comunicado de prensa para su campaña "El mar comienza contigo" (The sea starts with you, en inglés). Reportan que estos desechos están dañando la vida marina.

Los científicos dicen que los animales pueden confundir las mascarillas con medusas y comerlas, como también, pueden enredarse en ellas.

El tiempo de descomposición de algunos desechos encontrados en el mar.

La oficina señaló que este tipo de basura adicional generada por la pandemia de COVID-19 se agrega a los 8 millones de toneladas de desechos plásticos que contaminan los océanos cada año.

“Los cubrebocas salvan vidas, pero si terminan como desechos en el Mar del Norte, ponen en peligro la vida marina ”, dijo Vincent Van Quickenborne, ministro del Mar del Norte, en declaraciones citadas por The Brussels Times.

“Los animales marinos pueden confundir las máscaras con las medusas. Al tragarlos, sus estómagos se llenan inmediatamente pero sin ningún suministro de nutrientes, lo que los debilita a largo plazo”, agregó el departamento de Medio Ambiente Marino.

La campaña tiene como objetivo animar a las personas a tirar sus máscaras a la basura u optar por una máscara reutilizable. Una serie de carteles distribuidos en sectores costeros explican el impacto de las máscaras en el ambiente marino.