internacionales Salud

Nanocuerpos en alpacas ayudarían a prevenir el COVID-19

feature image

Investigadores del Karolinska Institutet, en Suecia, identificaron en alpacas un pequeño anticuerpo neutralizante, llamado nanocuerpo, que tiene la capacidad de bloquear el ingreso del SARS-CoV-2 a las células humanas. Los investigadores creen que este nanocuerpo tiene el potencial de desarrollarse como un tratamiento antiviral contra COVID-19, según se informó en un comunicado publicado por el instituto sueco

Los resultados fueron publicados en la prestigiosa revista científica Nature Communications.

“Esperamos que nuestros hallazgos puedan contribuir a mejorar la pandemia de COVID-19 al fomentar un examen más detenido de este nanocuerpo como candidato terapéutico contra esta infección viral”, aseguró Gerald McInerney, autor correspondiente y profesor asociado de virología en el Departamento de Microbiología Biología Celular y Tumoral en el Karolinska Institutet.

La búsqueda de nanocuerpos efectivos, que son fragmentos de anticuerpos que se encuentran naturalmente en los camélidos y que pueden adaptarse a los humanos, comenzó en febrero cuando se inyectó a una alpaca la proteína de pico del nuevo coronavirus, que se usa para ingresar a nuestras células. Luego de 60 días, las muestras de sangre de la alpaca mostraron una fuerte respuesta inmune contra la proteína.

Gerald McInerney, del Karolinska Institute en Estocolmo, Suecia REUTERS/Philip O'Connor

Luego, los investigadores clonaron, enriquecieron y analizaron secuencias de nanocuerpos de las células B de la alpaca, un tipo de glóbulo blanco, para determinar qué nanocuerpos eran los más adecuados para una evaluación adicional. Identificaron uno, Ty1 (llamado así por la alpaca Tyson), que neutraliza eficazmente el virus al adherirse a la parte de la proteína de pico que se une al receptor ACE2, que es utilizado por el SARS-CoV-2 para infectar células. Esto evita que el virus se deslice hacia las células y, por lo tanto, evita la infección, según clarificaron desde el instituto.

“Usando microscopía crioelectrónica, pudimos ver cómo el nanocuerpo se une al pico viral en un epítopo que se superpone con el sitio de unión del receptor celular ACE2, proporcionando una comprensión estructural de la potente actividad de neutralización”, explicó Leo Hanke, postdoc en el grupo de McInerney y primer autor del estudio.

Los nanocuerpos ofrecen varias ventajas sobre los anticuerpos convencionales como candidatos para terapias específicas, analizaron los autores. Abarcan menos de una décima parte del tamaño de los anticuerpos convencionales y, por lo general, son más fáciles de producir de manera rentable a escala. Fundamentalmente, se pueden adaptar para humanos con los protocolos actuales y tienen un historial probado de inhibición de infecciones respiratorias virales.

Estudios preclínicos, el siguiente paso

REUTERS/Enrique Castro-Mendivil

“Nuestros resultados muestran que Ty1 puede unirse de forma potente a la proteína pico SARS-CoV-2 y neutralizar el virus, sin actividad detectable fuera del objetivo”, dijo Ben Murrell, profesor asistente en el Departamento de Microbiología, Biología Celular y Tumoral y co -autor principal de la publicación. “Ahora nos estamos embarcando en estudios preclínicos en animales para investigar la actividad neutralizante y el potencial terapéutico de Ty1”.

Este proyecto es el primero que surge del consorcio CoroNAb, que está coordinado por Karolinska Institutet y financiado por el programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea. Se obtuvo financiación adicional para este proyecto del Consejo de Investigación Sueco y la Oficina de Desarrollo de KI.

Las alpacas y las llamas, en el centro de investigación

EFE/Paolo Aguilar

La búsqueda de un tratamiento efectivo para COVID-19 ha llevado a equipos de investigadores a buscar diferentes alternativas, y las llamas y las alpacas están en el centro de la escena. Un mes atrás, un equipo de la Universidad de Texas en Austin, los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y la Universidad de Gante en Bélgica, informó sus hallazgos sobre una vía para un tratamiento de coronavirus que involucra a llamas publicada en la revista científica Cell.

Los investigadores vincularon dos copias de un tipo especial de anticuerpo producido por llamas para crear uno nuevo que se une fuertemente a una proteína clave en el coronavirus que causa COVID-19. Esta proteína, llamada espiga, permite que el virus se rompa en las células huésped. Las pruebas iniciales indican que el anticuerpo bloquea a los virus que infectan células en con su proteína espiga.

“Este es uno de los primeros anticuerpos conocidos para neutralizar el SARS-CoV-2”, anunció el doctor Jason McLellan, profesor asociado de biociencias moleculares en UT Austin y coautor principal, refiriéndose al virus que causa COVID-19.

Fuente: Infobae