nacionales

Pandemia: Uso de cheques cae a niveles más bajos

feature image

La pandemia de Covid-19 ha significado cambios en las preferencias de los ecuatorianos sobre los medios de pago que utilizan en su día a día. El procesamiento de cheques en Ecuador se redujo en casi USD 15.664 millones entre enero y septiembre de 2020. En comparación con los nueve primeros meses de 2019. Y en número de cheques, su uso cayó 76% durante la pandemia de Covid-19.

“Históricamente, desde que el país se dolarizó, nunca se había visto que el cheque se use tan poco, como ocurrió en abril de 2020″, afirmó la gerente del Banco Central, Verónica Artola. Lo hizo durante el foro digital Consumo masivo y medios de pago en época de Covid. En abril de este año el monto económico por el procesamiento de cheques llegó a USD 1.360 millones. 71,21% menos en comparación con el mismo mes de 2019 cuando fue de USD 4.724 millones.

¿A qué se debió este fenómeno?

-El uso de ese documento bancario ya venía cayendo por la llegada de nuevos medios de pago como las aplicaciones móviles. Hasta 2014 el cheque era bastante usado en el país.

-El distanciamiento social por la pandemia impidió la entrega de cheques.

-Las personas han disminuido su uso por temor a posibles contagios.

Crecen los pagos electrónicos

Y, el cambio en los hábitos de pago de los ecuatorianos se tradujo en un mayor uso del Sistema de Pagos Interbancarios (SPI). “En monto de operaciones el SPI creció exponencialmente a partir de abril porque las personas están usando más los medios de pago digitales, específicamente las transferencias”, sostuvo Artola.

El Sistema de Pagos Interbancario es un servicio del Banco Central. Es un mecanismo que permite la transferencia electrónica de dinero entre cuentas corrientes, ahorros, básicas, especiales y tarjetas de crédito de clientes de entidades financieras diferentes.

Se recuperan las tarjetas

“En el uso de tarjetas de crédito y de débito existió un crecimiento importante desde junio, aunque aún está por debajo a las cifras de 2019”, dijo Artola.

Problema estructural

Aunque las personas en Ecuador migren de los medios de pago tradicionales a aquellos digitales, aún hay un problema estructural para que la transformación sea real.

“En Ecuador al año se hacen siete pagos electrónicos per cápita”, explicó Artola. El principal problema es que el 49% de la población no es parte del sistema financiero.

Es decir, no tiene acceso a servicios financieros, como una cuenta bancaria. A eso se suma:

-Alta informalidad de la economía.

-Costos elevados por el uso de tarjetas que se debe al cobro de retención de impuestos y comisión de los bancos.

-Sensación de inseguridad sobre los medios de pago digitales.

-Zonas geográficas sin acceso a telefonía móvil.

“En Ecuador existe entre 65.000 y 70.000 comercios que aceptan tarjetas de crédito o débito, lo que es insignificante”, afirmó Ignacio Maldonado, vicepresidente ejecutivo de Negocios de Banco Pichincha.

¿Qué hacer ante ese escenario?

Disminuir costos de los medios de pago digitales y crear nuevos medios de pago para quienes no son parte del sistema financiero, planteó Artola.

En eso coincide Maldonado, quien agregó que la disminución de uso de billetes y monedas se reduce el costo de manejo de efectivo, que en el mundo representan entre 3% y 4% del Producto Interno Bruto (PIB) y el riesgo de robos y asaltos.

Fuente: Primicias