Política

¿Qué implica la operación quirúrgica que tendrá el presidente Guillermo Lasso?

feature image

Guillermo Lasso y su esposa María de Lourdes Alcívar durante el recibimiento de las credenciales del CNE como presidente electo de Ecuador, en mayo del 2021. Foto: EFE

El presidente de la República, Guillermo Lasso, se encuentra en Estados Unidos para someterse a una operación quirúrgica con el fin de eliminar un quiste en el área lumbar.

La médula espinal de Lasso resultó afectada como consecuencia de una mala praxis en la aplicación de anestesia epidural, tras sufrir una caída en España, el 14 de marzo de 2013, que le provocó la fractura de un tobillo.

Esta intervención médica se realizará este miércoles 23 de junio, por lo que él estará ausente del país hasta el 30 de junio.

“Para mala suerte mía, el anestesiólogo comete un error, me pincha la duramadre (membrana que recubre el sistema nervioso central) y se me causa un hematoma en la cola de caballo (parte inferior de la médula), que me produjo unos dolores en las piernas insoportables durante 45 días. Bajé 30 libras de peso, no podía dormir, me aparté un poquito del mundo”, relató el mandatario a la agencia de noticias AFP poco antes de las elecciones de segunda vuelta del 11 de abril.

De acuerdo con la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia, Guillermo Lasso tendrá una cirugía de mediana complejidad, la cual le permitirá dejar el bastón de apoyo para recobrar y mejorar la movilidad.

Con respecto a la complejidad de este procedimiento, “todo tipo de intervención quirúrgica tiene sus riesgos”, señala el neurocirujano Alberto Valarezo, teniendo en cuenta que Lasso ha tenido dos operaciones, una en Madrid en 2013, unos días después del accidente, y una segunda en Cleveland (Estados Unidos), en el 2018.

El doctor explica que la zona lumbar, lugar donde se encuentra el quiste que será extraído, forma parte de una estructura conocida como raíces nerviosas, también denominada cola de caballo. Esta zona es muy importante para las funciones motoras, sensitivas y neurovegetativas de las extremidades inferiores, indica Valarezo.

También detalla que al haber médicos expertos en este tipo de cirugías y equipamiento de gran nivel, las complicaciones se minimizarían.

“En manos eficaces se suelen ver resultados bastantes alentadores. Lo más importante no es solamente el trabajo neuroquirúrgico que se realice, sino la rehabilitación física frecuente y prolongada que estos pacientes posteriormente a la cirugía deben recibir con la finalidad de reactivar estas actividades nerviosas”, expresa el doctor.

Laparoscopía

Alfredo Borrero, quien además de ser vicepresidente es neurocirujano con especialidad en cirugía de columna vertebral, explicó en una entrevista a este Diario que a Guillermo Lasso se le realizará un procedimiento denominado derivación cistoperitoneal, que durará entre una hora y media y dos horas.

“Le abren dos centímetros en la espalda, llegan al quiste por microcirugía (laparoscopia), le hacen una incisión de un centímetro en la duramadre y le colocan un tubito (catéter) que va desde el quiste al peritoneo, que es una membrana que cubre todo el abdomen. Este tubito va por debajo de la piel… y drena el líquido del quiste”, señala Borrero.

Este quiste está presionando el nervio que va a la pierna derecha, lo cual impide que se transmita energía al músculo. Por ello, Lasso se apoya en un bastón para caminar.

En relación con la terapia que deberá hacer el presidente luego de la operación, Valarezo menciona que debe hacer actividades físicas de manera progresiva y continua con la finalidad de fortalecer las extremidades inferiores. También indica que debe cuidarse en el aspecto nutricional. (I)

Fuente: El Universo