Salud

Qué pasaría si por error nos ponemos dos vacunas distintas del coronavirus

feature image

Una vez tengamos la vacuna para prevenir el coronavirus SARS-CoV-2, ¿realmente se podrá administrar a toda la población en el primer semestre del 2021? ¿Será la misma para todos? ¿Cuánto durará su efecto? ¿qué pasaría si nos ponemos una dosis y no obtenemos los resultados esperados? ¿habrá que vacunarse cada año?

El plan de vacunación anti-covid del Gobierno prevé recibir 140 millones de dosis para administrar a 80 millones de habitantes, según los 15 grupos establecidos en función de la vulnerabilidad y riesgo ante el coronavirus. (Foto: Getty)

En el escenario actual no se puede responder a todas estas hipótesis con certeza absoluta porque aunque el plan de vacunación está aprobado, quedan muchas cuestiones por resolver que dependerán de la evolución de la pandemia, de la cadena de producción y de la distribución. Pero si podemos aclarar, de la mano de los expertos, algunas cuestiones generales y el protocolo a seguir.

Calendario flexible

Si se cumplen las previsiones, la primera remesa de la vacuna para prevenir el coronavirus SARS-CoV-2 llegará a nuestro país en enero (una vez que haya pasado todos los filtros de seguridad y reciba la autorización de la UE) e irá destinada a sanitarios, usuarios de residencias y grandes dependientes.

Tras ellos vendrán hasta 15 grupos: población general de mas de 60 años, personas que tengan salud de riesgo, profesionales que trabajan en entornos cerrados, población infantil, docentes... Las etapas en las que se van a distribuir esas primeras dosis aún están por determinar según vaya avanzando la pandemia y según vayan llegando las nuevas dosis.

“Como norma general, nos explica la doctora Susana Martín, portavoz de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) sobre vacunas, hablando del resto de las vacunas, cuando se inicia la pauta de vacunación con un preparado vacunal se recomienda continuar o completar el proceso con la misma vacuna”. Es decir, no se recomienda intercambiar dosis de vacunas entre diferentes preparados.

Aunque todavía no está claro cuántas dosis de la vacuna Covid-19 se necesitarán para inmunizarnos, la mayoría de las vacunas Covid-19 que se están probando ahora utilizan regímenes de dos dosis.

“La vacuna que está más próxima por llegar se administrará en dos dosis, con un intervalo de entre 21 y 28 días”, señala el doctor Amós García Rojas, médico epidemiólogo, vacunólogo y presidente de la Sociedad Española de Vacunología (SEV). El año que viene podría ser una única dosis, pero de momento, hay que atenerse a lo que sabemos”.

Si atendemos a la recomendación general, deberemos asegurarnos de recibir ambas inyecciones, en el tiempo adecuado y con el mismo preparado. Es poco probable que haya errores en la administración de la vacuna y que se nos olvide ponernos la segunda dosis (los sanitarios encargados de hacerlo nos lo van a recordar), ya que al estar incluida en el calendario vacunal de la Seguridad Social todo estará pautado y controlado desde nuestro Centro de Salud.

Control escrupuloso en el cumplimiento

“Con respecto a que pasaría en caso de que uno por error se administrara más dosis de la vacuna, en principio se va a controlar porque va a haber un registro adecuado de vacunación y se va a intentar evitar o minimizar los riesgos de exceso de vacunación o de errores de dosis”, asegura la Dra. Martín.

Duplicar una dosis por error de la vacuna anti-Covid es algo muy improbable que no se contempla, y ‘revacunarse’ a sabiendas para reforzar la protección no va a ser posible ni tendría sentido alguno, ya que no va a garantizar más tiempo de inmunidad.

En caso de que ocurriera, por ejemplo, “como con la vacuna del Tétanos, señala la portavoz de vacunas de semFYC, cuando se administran las dosis de recuerdo, suelen aumentar las reacciones locales en la zona de inyección porque el cuerpo ya está inmunizado”. Pero no son vacunas comparables ni el escenario es el mismo.

Desde la SEV confirman que “aunque duplicar la dosis de algunas vacunas (por ejemplo, Meningococo) no supone ningún riesgo para la salud del niño, otras podrían provocar reacciones locales”. Por lo que recomiendan estar atentos, mantener al día las cartillas vacunales y ser especialmente escrupulosos en el cumplimiento de las pautas vacunales.

También la Asociación Española de Pediatría (Aeped) aclara que repetir una vacuna por error no es peligroso: “Si por error (a un niño) le aplican una dosis que ya tenía, no pasa nada. Ante la duda, lo indicado es repetir una dosis”. Lógicamente esta afirmación atañe exclusivamente a las vacunas habituales y ya conocidas, pero no hay datos de cómo se reaccionaría a dosis repetidas de la vacuna anti-Covid.

Intercambiar vacunas no es una opción

Por otro lado, hay gente que se está plateando todo tipo de escenarios y supuestos. Por ejemplo: "Si me me pongo la primera vacuna que salga y luego hay otra 'mejor' y también me la pongo, ¿tiene sentido? ¿Estoy más protegido?"

Los expertos insisten en que hay que concentrarse en el momento actual e ir paso a paso. Lo importante es vacunarse este año siguiendo las pautas de administración, con las dosis recomendadas para cada preparado y con el intervalo señalado, e ir viendo según avance la pandemia.

En otras enfermedades como las causadas por el Virus del Papiloma Humano (VPH), hay estudios que confirman la compatibilidad de distintas vacunas. Esto permitiría, por ejemplo, poner una primera dosis de Gardasil 4 (financiada por la Seguridad Social) y la segunda y la tercera de Gardasil 9 (a la venta en farmacias y con una cobertura más amplia), o en caso de que haya desabastecimiento, optar por una similar como Cervarix.

Sin embargo, como señalaba la Dra. Martín, esto no es lo aconsejable. Lo ideal es completar la vacunación con el mismo preparado. Y además, no conviene tomar estas decisiones sin haberlo consultado previamente con el especialista.

En el caso de la vacuna para prevenir el coronavirus SARS-CoV-2 no se plantea este escenario. “Esta vacuna no va a ser como todas las demás, señala García Rojas. Está enmarcada en un escenario de alerta sanitaria mundial y se va a aplicar masivamente bajo un protocolo de seguridad y seguimiento muy estricto. No es una vacuna a la carta ni va a estar disponible para comprarse en otros circuitos”.

Lo que hemos aprendido de la gripe

En el caso de la gripe, por ejemplo, el hecho de vacunar a una persona dos veces en la misma temporada no proporciona inmunidad adicional.

Según los CDC, en las personas adultas, los estudios no han mostrado que exista algún beneficio por recibir más de una dosis de la vacuna durante la misma temporada de influenza (gripe), incluso en personas mayores con sistemas inmunitarios debilitados.

Sabemos que la efectividad de la vacuna contra la influenza puede variar. La protección que brinda esta vacuna varía de una temporada a otra. Y depende, en parte, de la edad y el estado de salud de la persona que recibe la vacuna, así como de la similitud o "coincidencia" entre los virus de la vacuna y los que están en circulación.

Durante los años en que la vacuna contra la influenza coincide con los virus, los beneficios de la vacunación contra la gripe variarán en función de diferentes factores como las características de la persona que se vacuna (edad y estado de salud), los virus de la influenza que están circulando esa temporada y, posiblemente, el tipo de vacuna contra la influenza que se utilizó.

Es decir, vacunarse cada año contra la gripe sí aumenta la protección, pero vacunarse varias veces el mismo año no tiene sentido.

¿Podría ocurrir lo mismo con la vacuna contra el coronavirus?

Se desconoce la respuesta a esta cuestión, para afirmarlo con rotundidad hace falta saber si el Covid-19 se comporta igual que la gripe o si tendrá más mutaciones. Por lo que se sabe hasta el momento, no parece que las mutaciones que se han detectado modifiquen el comportamiento básico del Sars-CoV2.

Según mantienen expertos como Vitali Zvérev, director del Instituto de Estudios de Vacunas y Sueros Méchnikov"no ha habido cambios drásticos en el virus"y esto permitiría una dosis única para toda la vida.

"Quedan por examinar las nuevas formas que hay en España, Países Bajos, Suecia, pero por lo general, el virus no muta mucho, la tasa de mutación es de solo tres mutaciones por 30.000 pares de bases por ciclo de replicación", añade en declaraciones a la cadena rusa RT. Lo que representa una tasa de mutación aproximadamente 20-30 veces menor que la del virus de la gripe.

Sin embargo, el investigador Carlos Martín, catedrático de Microbiología de la Universidad de Zaragoza, destaca la capacidad de mutar y adaptarse del SARS-CoV-2; y la de Dinamarca podría poner en entredicho la eficacia de las vacunas en curso, según publica El Heraldo