nacionales

Rafael Correa aún no acepta candidatura; Arauz ya lo hizo

feature image

Andrés Arauz, aspirante a la Presidencia por Centro Democrático, aceptó su precandidatura en la Dirección de Organizaciones Políticas del Consejo Nacional Electoral (CNE), este jueves 27 de agosto del 2020.

El aspirante suscribió el acta sin su compañero de fórmula, el expresidente Rafael Correa Delgado, quien se encuentra en Bélgica.

El trámite de aceptación y proclamación de precandidaturas es personal e indelegable, en unidad de acto y se cumple en Quito, en el caso de dignidades nacionales.

Arauz insiste en que Rafael Correa aceptaría su precandidatura a la Vicepresidencia con "mecanismos legales y constitucionales".

Agregó que aún tienen tiempo para completar el trámite y cuestionó que la aceptación sea de forma presencial, en medio de la pandemia y en "pleno siglo XXI".

Enrique Menoscal, director de Centro Democrático, dijo días atrás que se barajaba la opción de presentar un poder notarizado en el que Correa delega la aceptación a otra persona.

Al respecto, Diana Atamaint, presidenta del CNE, dijo que la disposición reglamentaria para aceptar presencialmente las precandidaturas está vigente desde el 2012.

En ese año, esa institución estaba presidida por Domingo Paredes, quién luego se afilió al movimiento oficialista Alianza País.

También aceptaron este jueves sus precandidaturas los aspirantes al Parlamento Andino, encabezados por el exlegislador Virgilio Hernández, quién porta un brazalete electrónico por un proceso legal por supuesta rebelión.

Pierina Correa, hermana del expresidente y precandidata a la Asamblea Nacional, no asistió a aceptar su designación.

Los cuadros designados por Centro Democrático tienen hasta el martes 1 de septiembre para aceptar sus precandidaturas, ya que se cuentan diez días después de las elecciones primarias, que se efectuaron el pasado sábado 22 de agosto.

El periodo de inscripción de candidaturas en el CNE se realizará entre el 18 de septiembre y el 7 de octubre.

En esta fase se revisan los requisitos e inhabilidades de los aspirantes.

Fuente: El Comercio