Especiales

Reiki para mejorar el ánimo de las mascotas

feature image

Yomara Rosero, terapeuta y maestra reiki certificada, lleva a cabo esta terapia con su mascota. Foto: Cortesía Maki-Cultura y Reiki

Mejorar el estado de ánimo, combatir el estrés y aliviar distintos dolores físicos son algunos de los usos del reiki en mascotas. Al igual que en los humanos, esta terapia alternativa se enfoca en los chakras o puntos energéticos de perros y gatos.  

Yomara Rosero, terapeuta y maestra reiki certificada, explica que esta terapia energética brinda beneficios físicos, mentales, emocionales y espirituales a los animales y sus dueños. 

Rosero, propietaria de Maki Cultura y Reiki, ha tratado a perros y gatos con molestias intestinales, irritabilidad, problemas respiratorios, ansiedad y dificultad para dormir. En el caso de enfermedades terminales, ayuda a mejorar la calidad de vida.  

Esta terapia también es útil para brindar más calma a los animales que van a someterse a una cirugía o se aplica después del procedimiento quirúrgico, para que la recuperación resulte más rápida.  

Rosero explica que en la primera sesión se crea una ficha médica con toda la información del paciente. Esta terapia energética no se contrapone con los tratamientos veterinarios, sino que es un complemento.  

Después de la evaluación, el animal debe colocarse en la camilla. Durante la sesión, la terapeuta coloca sus manos sobre la mascota y por 30 a 45 minutos trabaja con sus centros energéticos. El proceso y la estimulación de cada chakra varía según la dolencia. La frecuencia también depende de cada paciente. Puede ser una vez por semana o cada 15 días.  

Rosero, quien obtuvo una certificación del Ministerio de Salud Pública, cuenta que empezó a practicar reiki en mascotas desde hace un año. Antes solo lo hacía con humanos. Al principio, lo llevaba a cabo con su mascota y después empezó a atender a otros pacientes.  

Gustavo Landázuri, psicoterapeuta y maestro reiki, atiende a mascotas pero prefiere hacerlo a distancia, para evitar que estas se estresen por tener que salir de su hogar. Esta modalidad es igual de efectiva que la presencial, ya que el reiki trabaja con energías. 

Para realizar el procedimiento a distancia, Landázuri pide una foto de la mascota y también de su propietario. La idea es canalizar la energía de ambos, ya que los padecimientos del animal suelen ser un reflejo del estado de ánimo de su dueño.   

Las fotografías permiten visualizar al paciente. Landázuri explica que el terapeuta y el paciente deben establecer una hora para llevar a cabo la terapia. Es importante que sea un momento en el que el animal esté en su periodo de descanso. 

Ambos coinciden en que la aplicación de reiki en mascotas aún no es muy conocida o practicada en el país, pero hasta el momento han obtenido resultados positivos. Los especialistas recomiendan que los propietarios también se sometan a esta terapia energética, ya que los animales somatizan lo que pasa en su entorno. 

Fuente: El Comercio