nacionales

Representante del Gobierno de España visita Ecuador para relaciones comerciales

feature image

La secretaria de Estado de Comercio de España, Xiana Méndez Bértolo. Foto: EFE

Este jueves Ecuador y España abordarán las posibilidades de dar un impulso a sus relaciones económicas y comerciales durante una visita al país andino de la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez.

Su llegada, desde Bogotá, coincide con el primer mes de gestión del Gobierno de Guillermo Lasso, que ha expresado su deseo de ampliar las relaciones comerciales con España y otros países dentro de su política de “Más Ecuador en el mundo y más mundo en el Ecuador”, como receta para potenciar sectores productivos y crear empleo.

“Por lo que vamos viendo hasta ahora (el nuevo Gobierno) va a incidir mucho en sectores en los que España es muy competitiva y tiene mucha experiencia, como infraestructuras y obra pública bajo la fórmula de concesión, o energías renovables”, dijo la embajadora española, Elena Madrazo Hegewisch.

Y abundó que España está “muy comprometida” con Ecuador en “un refuerzo de todo lo que tiene que ver con telecomunicaciones para aumentar la cobertura en el país”.

Se trata de sectores que algunas empresas españolas ya tocan en Ecuador, pero que pueden ser potenciados ante las intenciones de desarrollo de Lasso.

Méndez, que estuvo al frente de la Oficina Comercial en Quito hasta 2018, se reunirá este jueves con el ministro de Ambiente, Gustavo Manrique; el viceministro de Economía, Luis Alberto Fierro; y con representantes de instituciones multilaterales como el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), cruciales para la financiación de proyectos en el país andino.

El viernes tendrá un desayuno con la Cámara Oficial Española de Comercio del Ecuador; visitará el Metro de Quito, obra de la empresa española Acciona; se reunirá con el ministro de Producción y Comercio Exterior, Julio José Prado, y con la ministra de Telecomunicaciones, Vianna Maino.

Balanza comercial

Después de varios años de crecimiento, las relaciones comerciales entre los dos países se vieron afectadas en 2020 por la pandemia, con un bajón de las exportaciones a Ecuador desde 619,58 millones de dólares en 2019, cifra récord, a 374,95 millones.

A su vez, las importaciones del país andino bajaron en menor medida, de 620,3 millones a 520 millones.

Una situación que se debió a la pronunciada caída del consumo en todo el mundo por los aislamientos y al cierre de vías del comercio internacional.

El bajón en las exportaciones españolas parece haberse frenado y entre enero y marzo era de -1,51%, con ventas por valor de casi 111 millones.

Las importaciones de este país, sin embargo, ascendieron en ese mismo período a 94,6 millones, un -32,39% con respecto al mismo lapso.

España vende a Ecuador bienes de equipo, maquinaria industrial, materias primas industriales, vehículos, maquinaria y equipos agrícolas, equipos de alta y baja tensión, hábitat, moda y productos alimenticios, entre otros.

Por su parte, compra en el país andino productos primarios -con una abrumadora participación de camarón y conservas de atún-, seguidos a considerable distancia de flores, banano y conservas de frutas, que en conjunto representan más del 90 % del total.

La diplomática española destacó la condición de “socios estratégicos” entre ambos países, y prevé que toda la actividad se vaya recuperando, dependiendo de la evolución de la pandemia.

Frente a esas proyecciones, España se convirtió en 2020 en el primer inversor del mundo en el país andino con 304,9 millones de dólares, seguido de Canadá con 267 millones e Inglaterra con 111,9 millones.

“En Ecuador están presentes las empresas más grandes de España. La empresa española ha llevado a cabo un proceso de madurez muy importante y con arreglo al Banco de Ecuador son, efectivamente, los primeros inversores, y en sectores, además, estratégicos”, explicó Madrazo.

España tenía en 2019 (último dato disponible) una posición inversora de 2.362 millones de dólares en sectores ecuatorianos como la extracción de petróleo, telecomunicaciones y alimentación.

Más de cien empresas instaladas, entre ellas Repsol, Telefónica, Salica, Santillana, AMA Seguros o Mapfre.

Pero para una ampliación considerable de esas inversiones debe haber también de parte de Ecuador medidas para reforzar la seguridad jurídica, un campo en el que, según la embajadora, se ha avanzado en los últimos años pero en el que “aun hay trabajo por hacer”, sobre todo en “marcos regulatorios de algunos sectores”.

También “agilizar los trámites” para “facilitar la inversión” porque “si los inversores lo tienen fácil, entran, y si tienen dificultades se salen y además sirven de ejemplo” a otros.

Parte de las empresas españolas en Ecuador también se quejan de “una presión fiscal potente y, sobre todo, variada”.

Una situación que podría evolucionar rápidamente porque Madrazo ve una apertura del nuevo Gobierno a “escuchar” a los inversores con el fin de ir destrabando esas y otras vías. (I)

Fuente: El Universo