nacionales

Sangay: Se pronostican precipitaciones en la zona

feature image

La noche de ayer, martes, el Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional informó que el satélite GOES-16 muestra un frente de nubes con posibles precipitaciones, acercándose a la zona del volcán Sangay.

"Las lluvias -con el consecuente aumento de caudales en ríos y afluentes- pueden remover productos rocosos dejados por los flujos piroclásticos (del 20 de septiembre) generando lahares secundarios que podrían llegar a zonas bajas", alerta el IG.

Tanto el IG como el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias del Ecuador (SNGRE) recomiendan a la ciudadanía tomar precauciones y evitar la cercanía a las riberas de los ríos Volcán y Upano.

El IG aseguró que se mantiene atento a la actividad en el volcán, e informará sobre los cambios que puedan registrarse.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) notificó que prevén precipitaciones de variable intensidad en la región Amazónica y Callejón Interandino y que los eventos más relevantes se presentarán entre el 23 y 24 de septiembre.

"Ingresa hacia la Amazonía nubosidad con fuerte desarrollo convectivo que produce intensas lluvias y alta densidad de tormentas eléctricas en las provincias de Zamora Chinchipe Morona Santiago", dice el Inamhi.

En el informe se detalla sobre lluvias persistentes e intermitentes de variable intensidad, en algunos casos con tormentas eléctricas, en la Amazonía. "Puede presentarse niebla y neblina en horas de la noche y madrugada", se lee.

Ubicado en la provincia de Morona Santiago, en la Amazonía, el Sangay entró en un proceso eruptivo en 2019. La madrugada del domingo se visualizó una nube de ceniza de gran tamaño que alcanzó una altura de entre 6 y 10 kilómetros sobre el nivel del cráter, según el SNGRE. La parte más alta de la nube se dirigió al este, mientras la baja fue al occidente.

El domingo seis provincias amanecieron con grandes cantidades de ceniza que llegaron hasta Guayaquil, donde el aeropuerto debió ser paralizado.

Las operaciones aéreas se retomaron la tarde del domingo tras siete horas de suspensión, y este lunes se desarrollaban con normalidad luego de que los equipos de limpieza retiraran unas veinte toneladas de ceniza.

En las zonas afectadas se apreciaba ayer a la ciudadanía volcada a las calles para limpiar el polvo volcánico y reunirlo en fundas.