Cuáles son las causas y consecuencias del aborto espontáneo

El aborto espontáneo, la pérdida involuntaria de un embarazo, es mucho más frecuente de lo que la estadística médica registra. ¿La razón? La mayoría ocurre durante los primeros tres meses de gestación, y la mujer simplemente tiene su menstruación y ni se entera que estuvo embarazada.

De los embarazos diagnosticados, el 20% puede terminar de manera natural mucho antes del nacimiento. Y la mayoría de este porcentaje ocurre dentro de las primeras siete semanas.

Hay muchas razones por las cuales puede ocurrir un aborto espontáneo, que es un evento natural. No está relacionado con un aborto médico (cuando el feto no es viable o la vida de la madre está en peligro) o con el aborto electivo, cuando se decide terminar voluntariamente con un embarazo.

Causas del aborto espontáneo

La mayoría de los abortos espontáneos se producen por problemas a nivel de cromosomas, que causan que el feto no pueda desarrollarse. No se relacionan con enfermedades o condiciones del padre o la madre y no se pueden ni predecir, ni prevenir.

Científicos consideran que el aborto espontáneo puede relacionarse con una respuesta autoinmune.

Aunque muchos de los factores son impredecibles, sí hay otros factores conductuales y medioambientales que pueden modificarse para minimizar el riesgo de aborto espontáneo. Son:

  • El consumo de drogas y alcohol
  • El consumo de tabaco
  • Exposición a toxinas del medio ambiente, o a radiación
  • Problemas hormonales
  • Infecciones del tracto reproductivo
  • Obesidad
  • Problemas médicos del aparato reproductivo
  • Problemas inmunitarios
  • Diabetes no controlada
  • Enfermedad cardíaca congénita
  • Trastornos de la glándula tiroides
  • Desnutrición severa

Expertos aseguran que no hay una relación que la ciencia haya comprobado entre el estrés y el aborto espontáneo, y las relaciones sexuales y este tipo de aborto.

Quiénes están en mayor riesgo de aborto espontáneo

Edad de la madre. Estudios revelan que el riesgo de sufrir un aborto espontáneo aumenta con la edad. Una mujer en sus 20s tiene un riesgo de entre el 12% y el 15%, que se eleva a 25% cuando llega a sus 40. Al parecer, este riesgo aumenta porque con la edad hay un mayor riesgo de anormalidades cromosómicas.

Personas con ciertas enfermedades. Como las descriptas en la sección de «Causas» (arriba).

Síntomas de que se puede estar sufriendo un aborto espontáneo

Ante estos síntomas, o algunos de ellos, se debe contactar de inmediato al médico.

  • Dolor abdominal en forma de calambres y espasmos
  • Coágulos a través de la vagina
  • Sangrado vaginal, que se vuelve espeso y abundante
  • En algunos casos se presenta fiebre y escalofríos

Diagnóstico y tratamiento del aborto espontáneo

El médico realizará un exámen pélvico y un ultrasonido. Si el aborto espontáneo ha sido completo y no quedan residuos en el útero, no se necesitará otra intervención médica.

En algunas ocasiones, puede quedar material residual en el útero que debe removerse para que no provoque infección.

Si el aborto espontáneo es recurrente, es decir que ocurre más de dos veces seguidas, hay pruebas que pueden realizarse para investigar las posibles causas, entre ellas:

Laparoscopía. El especialista observa los órganos reproductivos con un dispotivo que contiene una luz.

Histeroscopía. El médico observa el útero con una cámara microscópica.

Histerosalpinograma. Es una radiografía del útero y las trompas de Falopio.

Biopsia del endometrio. Se toma una muestra de tejido de la pared del útero (endometrio)

También deben realizarse las siguientes pruebas:

Análisis completo de sangre. Para, entre otras cosas, determinar la cantidad de sangre que se perdió y el conteo de glóbulos blancos para detectar cualquier infección.

Prueba de HCG. Esta prueba determina la presencia de la hormona gonadotropina coriónica humana, que demuestra si hubo embarazo (si no fue confirmado previamente)

Aborto espontáneo, ¿se puede prevenir?

La atención prenatal temprana y completa es la mejor prevención de las complicaciones del embarazo, como el aborto espontáneo.

Los abortos espontáneos que son causados por enfermedades sistémicas se pueden prevenir detectando y tratando la enfermedad antes de que ocurra el embarazo.

Los abortos espontáneos también son menos probables si se evitan cosas que son perjudiciales para un embarazo. Estos incluyen rayos X, drogas recreativas, alcohol, alto consumo de cafeína y enfermedades infecciosas.

Cuando el cuerpo tiene dificultades para mantener un embarazo, pueden aparecer signos como un ligero sangrado vaginal. Esto significa que existe riesgo de aborto espontáneo. Pero eso no significa que definitivamente ocurrirá uno. Una mujer embarazada que presente cualquier signo o síntoma de amenaza de aborto espontáneo debe comunicarse con su proveedor de atención prenatal de inmediato.

Tomar una vitamina prenatal o un suplemento de ácido fólico antes de quedar embarazada puede reducir en gran medida las posibilidades de aborto espontáneo y ciertos defectos de nacimiento.

¿Se puede lograr el embarazo después de un aborto espontáneo?

Estudios indican que el 87% de las mujeres que sufren un aborto espontáneo, luego tienen un embarazo normal.

Solo el 1% de las mujeres tiene tres o más abortos espontáneos. Estos casos requieren el estricto seguimiento de un especialista.

Viendo el lado positivo, hay que recordar que si ocurre el aborto espontáneo es porque el embarazo no era viable, lo que signifca que no iba a ser un embarazo normal. Pero eso no siempre implica que haya un problema de fertilidad subyacente.

Aunque no hay un período de espera recomendado para volver a intentar un embarazo, puede ser apropiado discutir esto con el proveedor de atención médica.

En algunos casos, el médico puede recomendar un tratamiento con progesterona, una hormona necesaria para la implantación del feto en el útero. Si la madre tiene una enfermedad, el tratamiento de la afección puede mejorar las posibilidades de un embarazo exitoso.

El aborto espontáneo y el duelo

La pérdida de un embarazo tiene un fuerte impacto en la salud mental de la mujer o la pareja. Y el conocimiento de que es algo común ayuda, pero no consuela.

Expertos recomiendan tomarse un tiempo antes de intentar otro embarazo, para tener tiempo para elaborar el duelo.

En las semanas posteriores a un aborto espontáneo, muchas mujeres experimentan un terremoto de emociones. La mujer que acaba de sufrir un aborto espontáneo atraviesa cambios hormonales a medida que su cuerpo se reajusta para no estar embarazada. Estos cambios hormonales pueden intensificar las emociones.

La comunicación con la pareja es esencial, ya que las emociones encontradas pueden complicar el proceso de sanación.

Los grupos de apoyo también pueden ayudar. La experiencia de pares puede ayudar a superar la propia.

Fuentes: Cleveland Clinic, CDC, Medline Plus, American Family Physician, Stanford Children’s Health.

Isidro Romero: Voy por la legalización del aborto por violación

El candidato presidencial por el partido Avanza, Isidro Romero, no está dispuesto a negociar espacios de poder con el Legislativo, en caso de llegar a Carondelet.

El empresario y dirigente deportivo riobambeño sostiene, en 15 preguntas en 15 minutos, que respeta al Fondo Monetario Internacional, pese a que “se dedica a crear más pobreza en los países latinoamericanos”.

En diálogo con PRIMICIAS, el candidato se define como Provida, pero cree que se debe tener apertura para la legalización del aborto por violación.

Además, Romero pretende endurecer las penas para quienes cometan actos de corrupción.

Fuente: Primicias

Senado argentino aprueba la legalización del aborto hasta la semana 14 de embarazo

El Senado de Argentina aprobó en la madrugada de este miércoles 30 de diciembre del 2020 un proyecto que permite acceder libremente al aborto hasta la semana 14 de gestación, que fue impulsado por el Gobierno de Alberto Fernández y era un reclamo histórico de los colectivos feministas.

El texto, que ya había sido aprobado por los Diputados el 11 de diciembre pasado, recibió los votos a favor de 38 senadores, 29 en contra y una abstención, tras una sesión de 12 horas y durante la que miles de personas, a favor o en contra de la ley, se concentraron a las afueras del Congreso a la espera del resultado.

El proyecto representa un fuerte cambio respecto a la situación actual -en la que solo se permite abortar legalmente si la mujer sufrió una violación o corre peligro su vida- y autoriza la objeción de conciencia de los facultativos que no quieran participar del aborto, pero siempre que deriven con rapidez a las pacientes a otros profesionales que lo lleven a cabo.

La actual normativa argentina solo permite la interrupción voluntaria del embarazo cuando hay un riesgo grave para la madre o en caso de violación, pero los impulsores de la despenalización del aborto destacan que ni siquiera en estos casos las mujeres -especialmente las pobres- reciben una atención adecuada.

«Adoptar una ley que legalice el aborto en un país católico tan grande como Argentina sin duda impulsará la lucha para garantizar los derechos de las mujeres en América Latina», estimó Juan Pappier de Derechos Humanos para las Américas.

«Aunque ciertamente habrá resistencia, creo que es justo predecir que, como sucedió cuando Argentina legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2010, esta nueva ley podría tener un efecto dominó en la región», añadió.

Grupos a favor y en contra del proyecto se concentraron en el Congreso Miles de feministas y defensores de la iniciativa se congregaron con banderas y sus característicos pañuelos verdes frente al Congreso, en el centro de Buenos Aires, a la espera de la aprobación de la norma, mientras que una multitud de opositores al aborto también salió a las calles, con pañuelos celestes.

Había además importantes manifestaciones en otras de las principales ciudades del país.

Miles de personas esperan a las afueras del Congreso de la Nación la votación en el Senado por la legalización del aborto, este martes, 29 de diciembre del 2020, en Buenos Aires (Argentina). El Senado de Argentina comenzó este martes a debatir un proyecto

«Desde hace décadas estamos esperando este momento. El aborto legal es un reclamo social y transversal, la divulgación de esta ley significará más y mejor democracia», señalaron más de 1 500 personalidades de la cultura argentina en una carta pública dirigida el fin de semana a los senadores. «Todavía no sabemos si los votos dan en senadores, a pesar de ser una ley impulsada por el oficialismo, a pesar de que el oficialismo tiene mayoría en la cámara se senadores, todavía no se sabe», dijo Celeste Fierro, activista de izquierda. «Recién nos acabamos de enterar que están planificando que si llegan a aceptar modificaciones, más modificaciones que las que tuvo en diputados que es igual a limitaciones a la hora de aplicar el derecho, se pasaría nuevamente a la cámara de diputados para enero», agregó.

La Sesión Pública Especial de la Cámara Alta, que en 2018 ya rechazó aprobar un proyecto similar, comenzó a las 16:00 hora local (14:00 de Ecuador y 19:00 GMT) y se espera que se alargue hasta la madrugada del miércoles 30 de diciembre del 2020, cuando se

El cambio normativo fue rechazado en otras oportunidades por el Congreso, aunque nunca había contado con el respaldo explícito del partido gobernante. Un proyecto similar de despenalización del aborto fue rechazado en el Senado por un escaso margen en 2018. La iniciativa considera un proyecto de ley paralelo para asistir a las mujeres que desean seguir adelante con su embarazo y enfrentan severas dificultes económicas o sociales. Verónica Arroyo, una ama de casa de 50 años, dijo «nosotros estamos acá porque realmente para nosotros la vida es importantísima (…) y no podemos creer que haya necesidad de asesinar a nadie. Creemos en el valor de la vida, en el valor de la vida desde la concepción, lo vivimos desde siempre en la familia, lo vivimos en casa, no podemos creer que esto sea una realidad que estamos viviendo acá en la Argentina».

El Comercio

Argentina, punta de lanza para despenalización del aborto en América

Argentina se coloca a la vanguardia en América Latina con la legalización del aborto, un reclamo por el que han luchado desde hace décadas los movimientos feministas en el país austral y que se ha convertido en realidad a punto de finalizar el 2020.

Hasta ahora, en América Latina, solo Cuba, Uruguay, Guyana, Puerto Rico, además de Ciudad de México y el estado mexicano de Oaxaca, tenían permitida la interrupción voluntaria del embarazo.

Desde el movimiento feminista argentino se espera que al igual que ocurrió con el «Ni una menos», – pionero en América Latina en la lucha contra la violencia machista-, la marea verde, color que identifica la Campaña nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, se extienda por toda la región.

Para la directora ejecutiva de Amnistía Internacional en Argentina, Mariela Belsky, Argentina ha dado un importante paso y «avance en materia de los derechos humanos, y obviamente le mandó un mensaje a la región, donde en su mayoría restringen el acceso al aborto seguro y legal y provocan gran riesgo para la salud y vida de millones de mujeres, niñas y adolescentes».

También es un «mensaje para el movimiento de mujeres de la región de que las luchas tienen réditos y que no hay pandemias que la paren», dijo en declaraciones a EFE.

Una larga lucha para la despenalización del aborto

El camino en Argentina hasta llegar este miércoles a la aprobación en el Senado en una votación (38 a favor, 29 en contra y una abstención) menos ajustada de lo previsto, no ha sido fácil dada la profunda división que este tema genera en la sociedad argentina.

Después de que en 2018 la Cámara de Diputados aprobara un proyecto para regular el aborto que el Senado rechazó, este hito histórico se ha logrado con el respaldo del presidente Alberto Fernández, que cumpliendo una promesa electoral envió el proyecto de ley para su debate el pasado 17 de noviembre.

«La criminalización del aborto de nada ha servido, solo ha permitido que los abortos ocurran clandestinamente en cifras preocupantes», expresó en esa fecha el mandatario en un mensaje en video difundido a través de su cuenta de Twitter, en el que lamentó que cada año se hospitalizan alrededor de 38 000 mujeres por abortos mal practicados y 3 000 murieron por esa causa desde 1983.

Tras el logro conseguido con la aprobación este miércoles de la ley de interrupción del aborto en un año marcado por el agravamiento de la crisis económica que ha disparado la pobreza en medio de la pandemia de coronovirus, Fernández consideró que «hoy somos una sociedad mejor que amplía derechos a las mujeres y garantiza la salud pública».

El primer paso se dio en una maratoniana sesión en la Cámara de Diputados que se extendió durante 20 horas y que se inició el 10 de diciembre, coincidiendo con el primer aniversario del gobierno de Fernández.

Con la nueva norma se puede acceder en el sistema de salud al aborto legal, seguro y gratuito hasta la semana 14 de gestación en un tiempo máximo de 10 días desde su requerimiento.

Desde hace 15 años, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, integrada por más de 700 organizaciones, defiende la interrupción voluntaria del embarazo y ha presentado varios proyectos en el Congreso para lograr este objetivo. Una de las referentes de esta campaña es Marta Alanis, que forma parte del movimiento Católicas por el Derecho a Decidir, y que defiende que se puede ser católica y estar a favor del aborto.

En declaraciones a EFE, Alanis aseguró que Alberto Fernández anunció en la campaña electoral que presentaría el proyecto del aborto en el Congreso «porque tiene convicciones», pero también porque «había un movimiento que estaba exigiendo ese derecho». «Si no hubiera existido el movimiento no se hubiera animado a poner ese tema en debate», añadió.

El peso del papa en Argentina

La legalización del aborto ha llegado 10 años después de que Argentina se convirtiera en el primer país de América Latina en reconocer el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Para Marta Alanis después del matrimonio igualitario le tocaba el turno al aborto, pero en 2013 «apareció un papa argentino y eso obturó la posibilidad».

En su opinión, la lectura que se hizo es que tener como opositor a un papa argentino iba a afectar mucho la gobernabilidad del segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner (2011-2015).

Belkis comparte la opinión del peso y la influencia que tiene el papa Francisco en la agenda política argentina, por lo que valora la posición que ha adoptado Alberto Fernández.

Además considera que el papa tiene un doble estándar ya que se ha manifestado respecto al aborto en Argentina, pero no lo hizo cuando se aprobó en marzo de este año en Nueva Zelanda, lo que a su juicio se debe a la pérdida del poder de la iglesia en Europa.

«En Europa ya medio perdió y en América Latina todavía tiene mucho poder», añadió. El desafío ahora en Argentina es la implementación de esta ley. Por ello, Belkis aseguró que «desde AI vamos a seguir trabajando para que el Estado garantice el cumplimiento de ese derecho porque la realidad es que es un gran paso la aprobación de esta ley, pero la implementación va a ser todo un desafío».

«Creo que ahí empieza la gran lucha porque obviamente nos vamos a encontrar con muchos escollos, porque probablemente en estos días las personas que están en contra de esta ley la cuestionen judicialmente», añadió.

EFE

Cámara de Diputados argentina aprueba la ley del aborto y pasa al Senado

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó este viernes 11 de diciembre del 2020 un proyecto de ley que permite acceder libre y legalmente al aborto hasta la semana 14 de gestación y que ahora deberá pasar al Senado para su debate y eventual sanción.

El texto, que fue impulsado por el Gobierno de Alberto Fernández, recibió 131 votos a favor, 117 en contra y seis abstenciones, tras una sesión que se extendió 20 horas y durante la que multitud de personas se manifestaron, tanto a favor o en contra, a las afueras del Congreso en Buenos Aires.

El proyecto representa un fuerte cambio respecto a la situación actual –hoy solo se permite abortar legalmente si la mujer sufrió una violación o corre peligro su vida– y autoriza la objeción de conciencia de los facultativos que no quieran participar del aborto, pero siempre que deriven con rapidez a las pacientes a otros profesionales que lo lleven a cabo.

«Velar por la asistencia y el acompañamiento de todas las mujeres y personas gestantes que deciden interrumpir su embarazo es entender que se trata fundamentalmente de un problema de salud pública», dijo la diputada oficialista Cecilia Moreau, en el mismo sentido en que Fernández viene pronunciándose desde la campaña electoral de 2019, cuando se comprometió a impulsar el proyecto con la principal motivación de reducir los abortos clandestinos, que ponen en riesgo la vida de las mujeres.

Un asunto controvertido en los principales partidos​Esta aprobación por parte de la Cámara Baja se da dos años después de que los diputados ya aprobaran un texto similar, con 129 votos a favor, pero quedó truncado después en el Senado, cuyos miembros representan a las provincias, algunas de ellas con perfil más conservador.

De nuevo, se estiman dificultades en la Cámara Alta, ya que aunque el oficialismo tiene mayoría absoluta (41 bancas), el aborto genera diferencias en el seno de los principales grupos políticos, tanto de la coalición gobernante como de la oposición.

«El aborto es el emergente claro de la falta de educación, de oportunidades, de las desigualdades y las violencias contra la mujer, y en lugar de resolver las causas venimos a proponer que quede en la esfera privada de la mujer la resolución del problema, ofreciéndole como única solución que pueda disponer de la vida de su hijo», criticó Graciela Camaño, del bloque Consenso Federal.

La legisladora fue más allá y aseveró que «aunque se quieran atenuar y utilizar eufemismos», lo que se está haciendo es «descartar una vida de un ser humano», y eso es, a su juicio, lo que convierte la ley en «inconstitucional».

Por su parte, Silvia Ginocchio, del gobernante Frente de Todos, consideró que para terminar con la clandestinidad, es necesario avanzar con políticas de prevención y educación sexual en todo el país. «El aborto existe. Los que se oponen a la legalización condenan a la clandestinidad a las mujeres poniendo en riesgo la única vida que el Estado puede salvar», señaló Silvia Lospenato, del opositor Juntos por el Cambio.

Una vez culminó el debate por el proyecto para legalizar el aborto, los diputados comenzaron a tratar otro también ideado por el Ejecutivo, que crea el plan «de los 1 000 días», para bajar la mortalidad, la malnutrición y la desnutrición y prevenir la violencia, promoviendo el desarrollo emocional y físico y la salud de las madres y de sus hijos hasta los 3 años.

La reacción del Gobierno

Al conocerse el resultado de la votación, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, aseguró que se trata de «un paso fundamental y un reconocimiento a una larga lucha que vienen llevando adelante los movimientos de mujeres» en el país desde hace años. «Pero también es producto de la decisión política del presidente Alberto Fernández y de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner que con el envío de este proyecto cumplieron con una de las promesas de campaña», agregó.

«La decisión del Poder Ejecutivo es clara: que nunca más una mujer o una persona gestante se vea obligada a realizar un aborto clandestino y a poner en riesgo su vida o su salud; pero, a la vez, que ninguna mujer se vea en la situación de tomar la decisión de abortar en virtud de su estado de vulnerabilidad económica o social”, indicó Gómez Alcorta.

Ahora queda fijar el día en que el Senado tratará el proyecto en el pleno, algo que podrá ocurrir antes de final de año.

EFE

Organizaciones piden despenalización de #AbortoPorViolación

«Las organizaciones de mujeres y de la sociedad civil hemos hecho varios intentos para que los derechos de las niñas y mujeres dejen de estar en papel y se concreten. En un intento más, instamos a la Corte Constitucional a resolver los pedidos de audiencia y ‘amicus curiae’ a favor de la despenalización de #AbortoPorViolación», señalan en un comunicado Fundación Desafío, Mujeres Con Voz, Coalición Nacional de Mujeres, Mujeres por el Cambio, Creando Juntas y Dignidad Fundación.

Este miércoles 18 de noviembre del 2020 recuerdan que «es urgente que el análisis de la situación que viven miles de mujeres en nuestro país se realice con celeridad.

Las víctimas de violencia sexual y embarazos forzados constituyen un panorama de emergencia, que durante la crisis sanitaria por el covid-19 se agravó. Sin dejar de lado que la Ley para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres se implementa lentamente y con dificultades debido a la reducción presupuestaria».

El pasado 10 de noviembre del 2020, organizaciones de derechos presentaron una acción de inconstitucionalidad al numeral dos del artículo 150 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), ante la Corte Constitucional. Este señala que el aborto no será punible si el embarazo es consecuencia de violación a una mujer con discapacidad mental.

Entonces, Silvia Bonilla, presidenta de la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (Ceduh), explicó a EL COMERCIO que buscan específicamente que se declare la inconstitucionalidad de la última frase.

“Si se elimina la especificación para una mujer con discapacidad, la consecuencia es que deje de ser punible el aborto en caso de violación”.

«Seis organizaciones internacionales de derechos humanos siguen insistiendo a Ecuador que despenalice el aborto al menos en causal violación. Si mujeres con discapacidad mental pueden acceder a un aborto porque no consintieron una relación sexual que es violación, las mujeres que no viven con una discapacidad tampoco, las primeras puedan abortar sin ser criminalizadas y las segundas no.

Parir producto de un crimen como es la violación es violencia estatal, ¿Por qué todas las mujeres, sin discriminar a nadie, no cuentan con el derecho de decidir si quieren finalizar con seguridad y legalmente ese embarazo o continuarlo?». Eso afirman las mujeres en un comunicado.

Todos estos argumentos -anotan- constituyen razón suficiente para adelantar la cronología de resolución de causas dentro de la Corte Constitucional y dar un paso hacia adelante en la progresión de los derechos de las mujeres.

El pleno de la Corte Constitucional en la resolución no. 005-cce-ple—2020 establece que la tramitación y resolución de causas respetará el orden cronológico, salvo situaciones excepcionales debidamente justificadas.

Esta razón expresa una emergencia social pues miles de mujeres viven el drama de ser violadas y obligadas a parir del violador cuando no lo desean. Reconocer que hay una situación excepcional para alterar el orden representa un apoyo mínimo de la institucionalidad y el Estado a nuestros derechos y nuestro bienestar como ciudadanas.

Mañana, jueves 19 de noviembre del 2020, a las 10:00, organizaciones de mujeres y de la sociedad civil entregarán un ‘amicus curiae’ al pedido de insistencia ante la Corte Constitucional, en Quito, para resolver el planteamiento de #AbortoPorViolación.

Fuente: El Comercio

feature image