Un grupo de jóvenes agreden a un agente de tránsito en el norte de Quito

Las agresiones en contra de un agente de tránsito se registraron en dos videos que se viralizaron ayer y se difundieron desde la cuenta de Twitter del periodista Holguer Guerrero. En las imágenes se observa que tres hombres neutralizaron al uniformado, arrojaron su motocicleta contra el piso y lo sometieron mientras él realizaba un control en el norte de Quito.

Los agresores se movilizaban en un carro todoterreno de color negro junto a otras dos personas que no participaron en el incidente. En medio de los forcejeos, los individuos le sacaron el casco, se subieron al automotor y se fueron pese a que el uniformado trató de detener su camino.

Ese hecho fue registrado por el conductor de otro vehículo que circulaba en sentido contrario de la vía y comentó en voz alta que los ocupantes del carro negro se encontraban en estado etílico. Con su celular filmó el ataque.

En otra grabación, el vigilante y los hombres aparecieron junto a la puerta de unos condominios. El gendarme les dijo que uno de ellos consumió bebidas alcohólicas y no permitió que ingrese a la urbanización. “Vos no puedes golpear así a la gente ¿Qué te pasa?», le reclamó un joven de cabello largo que viste camiseta blanca.

El individuo trató de pasar al conjunto residencial nuevamente, pero el uniformado lo impidió porque “el señor está agrediendo”. En ese momento, el joven forcejeó con el policía y los tres se cayeron al piso. Una agente filmó con su teléfono móvil lo que ocurrió y les repitió que no podían pasar a la urbanización.

Finalmente, los dos individuos ingresaron a los condominios y continuaron insultando a los policías. Este hecho indignó a las autoridades de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), quienes emitieron un comunicado.

Rechazaron los actos de violencia que se produjeron durante la tarde del lunes 1 de ferebro del 2021 en contra de uno de sus efectivos en el norte de la capital. “El servidor municipal estaba en cumplimiento de su labor operativa, verificando si el conductor manejaba en estado de embriaguez, infracción penal tipificada en la normativa vigente y circunstancia que pone en riesgo a la ciudadanía”, se indica en el documento.

El Comercio

Conductor de taxi que agredió a un agente de tránsito pidió disculpas

Este 18 de enero, durante en el minuto cívico de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) tras cumplir cinco días de privación de libertad, Fausto.C, el conductor de taxi que agredió física y verbalmente a un agente civil de tránsito en Quito el pasado 5 de enero; ofreció disculpas públicas por su comportamiento.

El ciudadano fue declarado autor de la contravención penal de segunda clase prevista y sancionada en el artículo 394 numeral 2 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) por lo que tuvo que cumplir la pena de privación de la libertad de 5 días, así como ofrecer las disculpas públicas por los hechos acontecidos el 5 de enero del presente año.

En este sentido, la AMT hace un llamado a la ciudadanía para mantener la paz en las vías del Distrito para que hechos como estos no se repitan.

Metro

Taxista que agredió a un agente de tránsito en Quito fue aprehendido

La Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) emitió un pronunciamiento ante el video que circula en redes sobre la agresión de un taxista a un agente de tránsito en Quito. Los hechos ocurrieron la tarde del 5 de enero de 2021.

«Se procedió con la aprehensión del infractor (taxista) quien fue trasladado por personal de la Policía Nacional hacia la Unidad de Flagrancia ubicada en la avenida Patria y 9 de Octubre», dice el comunicado. Al momento se espera la audiencia en la cual se resolverá la situación jurídica del implicado.

Adicionalmente, la AMT compartió un video que muestra los hechos. «La información incompleta puede ser sacada de contexto, afectando el criterio ciudadano». 

Entre tanto, el Municipio de Quito rechazó el hecho violento y exhortó a la ciudadanía a respetar a las autoridades de control. «La AMT realiza el seguimiento respectivo para que la ciudadanía conozca el resultado de la audiencia», cierra.

La persona que agrede a una autoridad se procesa por delito de ataque o resistencia. El artículo 283 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece una pena privativa de libertad de seis meses a dos años para: «La persona que ataque o se resista con violencias o amenazas a los empleados públicos, a los depositarios o agentes de la fuerza pública, a los comisionados para la percepción de los impuestos y contribuciones, a los ejecutores de los decretos y fallos judiciales, a los guardas de las aduanas y oficinas de recaudación y a los agentes de policía, cuando obran en ejecución de las leyes, o de las órdenes o reglamentos de la autoridad pública».

Captan agresión de taxista a un agente de tránsito en Quito

«‘¿Qué pasó?’ Le quisieron sacar plata al taxista y ‘el man’ le botó la moto», relata la persona que está grabando el video. En las imágenes se observa que el agente intenta defenderse mientras un grupo de personas se aproxima en la disputa para también filmar con sus celulares.

Según explica el testigo, una de las mujeres presente es la madre del taxista. «Ladrón», se escucha un grito. Entre tanto, la moto del agente de tránsito bloquea el paso del vehículo.

Este diario consultó a la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) y aseguraron que emitirán un comunicado al respecto.

COIP

Agresiones a la autoridad de tránsito, en varias ciudades del país, se viralizan en redes sociales. La persona que agrede a una autoridad se procesa por delito de ataque o resistencia. El artículo 283 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) lo tipifica y reza la siguiente:

«La persona que ataque o se resista con violencias o amenazas a los empleados públicos, a los depositarios o agentes de la fuerza pública, a los comisionados para la percepción de los impuestos y contribuciones, a los ejecutores de los decretos y fallos judiciales, a los guardas de las aduanas y oficinas de recaudación y a los agentes de policía, cuando obran en ejecución de las leyes, o de las órdenes o reglamentos de la autoridad pública, serán sancionadas con pena privativa de libertad de seis meses a dos años», dice.

Además, si las personas están armadas, serán sancionadas con pena privativa de libertad de tres a cinco años.

Metro

Conductora mordió a una agente de tránsito para evitar que se lleve su auto

Una mujer mordió el brazo de una policía cuando la uniformada hacía el procedimiento de inmovilización de su vehículo. El hecho sucedió en la terminal de transporte de Bogotá y quedó registrado en un video que se difundió en redes sociales el 7 de diciembre del 2020.

Según informó la Policía, un equipo de agentes acudió ante el llamado de una adulta mayor que les dijo que una mujer le habría cobrado 45 000 pesos colombianos (USD 12,89) por una carrera que en la aplicación que estaba utilizando indicaba que costaba 15 000 (USD 4,30).

Cuando los uniformados llegaron al lugar, le notificaron a la conductora la ilegalidad de su actuación, debido a que en Colombia no están permitidas las aplicaciones de transporte privado de pasajeros, y debían inmovilizar el vehículo.

En un video que circuló en redes sociales se observa que la mujer se aferra a su auto y posteriormente se sienta a un costado pidiendo ayuda. «Ayúdenme por favor», se escucha gritar a la conductora.

Ante la situación, la Policía asegura que “en ningún momento los oficiales agredieron a esta señora física o verbalmente. Se hizo uso de la fuerza legítima, la que nos concede el Estado para cuando una persona se niega a atender las órdenes de los policías.

Ya en última instancia se obliga a bajar del vehículo”. La conductora, ante la negativa de los uniformados, mordió a una policía en el brazo derecho. «Afortunadamente no fue una herida de relevancia y no fue remitida a un centro médico», señaló la Institución colombiana.

La Policía de Bogotá recordó que este tipo de servicio es ilegal e invitó a los conductores que trabajan en la informalidad a no manifestar este tipo de resistencias cuando se intente hacer los procedimientos policiales.

Fuente: El Comercio

Agresor, sentenciado a 3 años por abuso sexual a Agente de tránsito

Era el 1 de enero de 2019 y Sofía (nombre protegido), agente civil de la Empresa de Movilidad, Tránsito y Transporte de Cuenca (Emov-EP) iniciaba sus labores junto con su compañera en la avenida España y Sebastián de Benalcázar, en Cuenca. Jhon H. caminaba por la zona y, cuando vio a las uniformadas, decidió caminar hacia ellas y abusar sexualmente de la vigilante: tocó sus glúteos.

A casi un año del ataque, el Tribunal de Garantías Penales del Azuay dictó una pena privativa de libertad de 3 años para el agresor, que deberá cumplirla en una cárcel ecuatoriana.

Lo informó Fiscalía la mañana del martes 1 de diciembre del 2020. Durante el juicio, la fiscal Valerie Rojas, quien lideró la investigación del caso, expuso cómo se desarrolló la agresión.  Su condición de funcionaria pública no la blindó ante el ataque del hombre. Sofía y su compañera intentaron detenerlo, pero el agresor huyó.

Entonces, solicitaron el apoyo de agentes de la Policía Nacional. Los efectivos patrullaron la zona hasta encontrar a Jhon H.  El hombre todavía caminaba por las calles y fue detenido en la parada de taxis del Terminal Terrestre de Cuenca. 

La fiscal Rojas, además, presentó una serie de elementos que probaron la culpabilidad del hombre: testimonios de la compañera de Sofía, de los policías que detuvieron al agresor y del agente que realizó el reconocimiento del lugar de los hechos. Asimismo, se analizaron y expusieron los testimonios de psicólogas de Fiscalía, quienes evaluaron a Sofía y a Jhon H.

Jhon H. fue procesado por el artículo 170 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) que tipifica al delito de abuso sexual. «La persona que, en contra de la voluntad de otra, ejecute sobre ella o la obligue a ejecutar sobre sí misma u otra persona, un acto de naturaleza sexual, sin que exista penetración o acceso carnal, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años», reza la normativa.

Además, el Tribunal dispuso el pago de USD 500 que el ahora sentenciado deberá cancelar como parte de la reparación integral de Sofía. 

Fuente: El Comercio

feature image