Tres hombres detenidos por agredir a policías y destruir el UPC en Guaranda

Un grupo de agentes tuvo que resguardarse en la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) de la parroquia San Luis de Pambil, perteneciente al cantón Guaranda, para no ser agredidos por un grupo familiar la noche del martes 16 de febrero del 2021.

Los cuatro uniformados fueron rescatados por sus compañeros de los cantones Las Naves, Echeandía y Guaranda (Bolívar).

Además, acudieron agentes de unidades élite del cantón Ventanas (Los Ríos) la madrugada de este miércoles 17 de febrero. Marcelo López, jefe de Policía de Guaranda, informó que luego de poner en recaudo a los policías se realizó un operativo para capturar a las personas que destruyeron la edificación policial. Los uniformados ingresaron a varias viviendas y detuvieron a tres hombres.

Ellos serán acusados de destrucción de puertas y ventanales de la UPC, amenazar a los policías con asesinarles, desobedecer a la autoridad para que dejen de libar en la vía pública y de aponerse a retirarse a sus viviendas. “Abusando de la paciencia y tolerancia de los policías los amenazaron y atacaron. Los uniformados para evitar agresiones se retiran a la UPC donde fueron nuevamente atacados”, dijo López.

Según informó el oficial, en el operativo de captura se decomisaron dos armas de fuego tipo revólver, dos cartucheras, ocho armas blancas tipo machetes y un tipo puñal. También dos camiones y una motocicleta. Estas evidencias fueron ingresadas a las bodegas de la Policía Judicial y serán presentadas en la audiencia de formulación de cargos.

“Los investigadores presentarán informes y se indicará al Juez de flagrancia si con esas armas pretendían agredir a los uniformados que prestan el servicio en esta localidad”, aseguró López.

Fuente: El Comercio

Un grupo de jóvenes agreden a un agente de tránsito en el norte de Quito

Las agresiones en contra de un agente de tránsito se registraron en dos videos que se viralizaron ayer y se difundieron desde la cuenta de Twitter del periodista Holguer Guerrero. En las imágenes se observa que tres hombres neutralizaron al uniformado, arrojaron su motocicleta contra el piso y lo sometieron mientras él realizaba un control en el norte de Quito.

Los agresores se movilizaban en un carro todoterreno de color negro junto a otras dos personas que no participaron en el incidente. En medio de los forcejeos, los individuos le sacaron el casco, se subieron al automotor y se fueron pese a que el uniformado trató de detener su camino.

Ese hecho fue registrado por el conductor de otro vehículo que circulaba en sentido contrario de la vía y comentó en voz alta que los ocupantes del carro negro se encontraban en estado etílico. Con su celular filmó el ataque.

En otra grabación, el vigilante y los hombres aparecieron junto a la puerta de unos condominios. El gendarme les dijo que uno de ellos consumió bebidas alcohólicas y no permitió que ingrese a la urbanización. “Vos no puedes golpear así a la gente ¿Qué te pasa?», le reclamó un joven de cabello largo que viste camiseta blanca.

El individuo trató de pasar al conjunto residencial nuevamente, pero el uniformado lo impidió porque “el señor está agrediendo”. En ese momento, el joven forcejeó con el policía y los tres se cayeron al piso. Una agente filmó con su teléfono móvil lo que ocurrió y les repitió que no podían pasar a la urbanización.

Finalmente, los dos individuos ingresaron a los condominios y continuaron insultando a los policías. Este hecho indignó a las autoridades de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), quienes emitieron un comunicado.

Rechazaron los actos de violencia que se produjeron durante la tarde del lunes 1 de ferebro del 2021 en contra de uno de sus efectivos en el norte de la capital. “El servidor municipal estaba en cumplimiento de su labor operativa, verificando si el conductor manejaba en estado de embriaguez, infracción penal tipificada en la normativa vigente y circunstancia que pone en riesgo a la ciudadanía”, se indica en el documento.

El Comercio

feature image