Ocho sectores de Esmeraldas sin agua por daño en tubería

En los sectores de Tachina, Las Piedras, Pegûe, Cabuyal, Banderas, Camarones, Rioverde y Rocafuerte, en la zona norte rural de Esmeraldas, no tienen agua potable desde la mañana del martes 12 debido a un daño reportado en la tubería de conducción de 355 milímetros.

La información fue oficializada por la Empresa Pública Mancomunada de Agua Potable y Saneamiento Esmeraldas (Epmapse). La entidad señaló que el daño se presentó en una tubería antigua.

Técnicos trabajan en el lugar para los trabajos de reparación en el menor tiempo posible y restablecer el servicio de distribución del líquido vital.

Situación en Santo Domingo

En Santo Domingo de los Colorados, la planta de captación de agua ubicada en el río Chigüilpe ya se encuentra operativa.

El equipo técnico culminó con la limpieza y remoción de escombros luego de las fuerte lluvia del pasado viernes 8, informó la empresa Emapa SD.

Por su lado, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria emitió el permiso de funcionamiento 2021 para la planta de tratamiento de agua potable de la ciudad. Dicho certificado garantiza que la Epmapa SD cumple con todos los estándares para brindar agua de calidad a Santo Domingo.

El Universo

Hidroterapia ¿qué se puede curar con agua?

La hidroterapia, una forma antigua de tratar algunos problemas de salud, es la aplicación de agua a diferentes temperaturas o diferentes estados físicos como vapor, líquido o hielo, con fines terapéuticos. Comprende la fisioterapia acuática, los baños de ducha, sauna o inmersión, las compresas y el hidromasaje. Conoce qué enfermedades se pueden aliviar con agua, según lo que ha comprobado la ciencia.

1. Osteoartritis

1. Osteoartritis

El ejercicio acuático, además de brindar bienestar, mejoró modestamente el dolor, la discapacidad y la calidad de vida en pacientes con artrosis de rodilla y cadera, cuando realizaron sesiones de 30 a 60 minutos, 2 a 3 veces por semana durante 12 semanas.

2. Artritis reumatoide (AR)

Se comprobó que hacer 30 minutos de ejercicios acuáticos 1 o 2 por veces por semana durante 4 a 6 semanas, mejora la percepción de la gravedad de la enfermedad, la sensibilidad en las articulaciones y la capacidad de movimiento en pacientes con artritis reumatoide.

3. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

3. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

Recibir 45 minutos de entrenamiento físico en agua 3 veces por semana durante 12 semanas mejora la distancia de caminata sin sofocarse y el bienestar, en comparación con la falta de entrenamiento o el entrenamiento en tierra en pacientes con EPOC de moderada a grave.

4. Claudicación

La claudicación, un dolor causado por el flujo sanguíneo muy bajo, casi siempre durante el ejercicio, es una enfermedad que afecta los vasos sanguíneos de las piernas, pero también afecta los brazos. Se comprobó que sumergir los pies en agua enriquecida con dióxido de carbono durante 30 minutos, 5 veces por semana durante 4 semanas, aumenta la capacidad de caminar sin dolor, y mejora el flujo de sangre.

5. Diabetes

Sentarse en un jacuzzi con agua tibia durante 30 minutos 6 días a la semana durante 3 semanas, disminuye la glucemia en ayunas. Sin embargo, existen complicaciones asociadas con la diabetes tras el uso de tinas calientes, por lo que se debe prestar especial atención a la temperatura del agua.

6. Recuperación tras la actividad física

6. Recuperación tras la actividad física

La terapia de inmersión en agua fría puede mejorar la recuperación muscular y disminuir la fatiga en atletas que participan en deportes de equipo como baloncesto, rugby y fútbol. Pero también en forma de vapor ayuda el agua: pasar 30 minutos en un baño sauna inmediatamente después de hacer ejercicio hasta 13 veces durante 3 semanas, retrasa la el agotamiento en los deportistas.

7. Fibromialgia

Tomar un baño de hidromasaje 3 veces por semana durante aproximadamente 3 semanas reduce la intensidad máxima del dolor en pacientes con fibromialgia. Añadir aceite de valeriana a la bañera de hidromasaje parece mejorar el sueño y reduce el número de puntos sensibles al dolor.

8. Insuficiencia cardíaca

Si las personas con insuficiencia cardíaca se exponen durante 6 semanas a la hidroterapia intensiva, que incluye baños intermitentes de calor y frío en diferentes partes del cuerpo, mejorará su calidad de vida y disminuirán los síntomas de la enfermedad.

9. Picaduras de medusas

9. Picaduras de medusas

Sumergir la piel afectada por una picadura de medusa en agua caliente durante 10-20 minutos reduce el dolor en comparación con la aplicación de una bolsa de hielo.

10. Dolor en la espalda baja

10. Dolor en la espalda baja

Realizar ejercicios en agua 2 veces a la semana durante 6 semanas mejora el dolor y la capacidad funcional en personas con dolor en la parte inferior de la espalda. Sin embargo, no hay tanta diferencia en la mejora si se realizan ejercicios en tierra.

11. Insomnio

11. Insomnio

Tomar baños de agua tibia de 30 minutos durante la tarde aumenta la somnolencia a la hora de acostarse, el sueño de onda lenta y el sueño en etapa 4, en comparación con las personas que no tienen este ritual relajante.

12. Venas varicosas

Administrar tratamientos de hidroterapia con calor intermitente (38 ℃, 1-2 minutos) y agua fría (10-15, 10-20 segundos) durante un total de 12 minutos, 5 veces por semana durante 24 días, puede mejorar la sensación de incomodidad en comparación con las personas con várices que no utilizan esta terapia. Fuente de la información general: Natural Medicines.

¿Qué significa que el agua se cotice en Wall Street? (Y cuáles son los riesgos)

«Sin una gestión eficaz de nuestros recursos hídricos, corremos el riesgo de intensificar las disputas entre comunidades y sectores y aumentar las tensiones entre las naciones», dijo Antonio Guterres, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El agua es considerada líquido vital. Con ella realizamos muchas de las actividades básicas, como alimentarnos, hidratarnos y bañarnos. Y desde esta semana, empezó a cotizarse en el mercado de futuros de materias primeras de Wall Street, debido a su escasez.

«El mercado de futuros tiene dos diferencias con el mercado normal: pago un precio y en una fecha que puede no ser ahora. Es decir, pago hoy, garantizo un precio e intento que esté blindado hasta dentro de varios meses. Para eso sirven los mercados de futuros. Para garantizar un precio», se explicó en Cadena Ser.

La escasez del agua en el mundo se puede deber a la excesiva explotación para consumo humano, uso en la industria y el cambio climático. Se espera que, en el caso de sequía, el mercado de futuros permita acceder a este líquido con precios ya establecidos que impidan la quiebra de productores agrícolas. Pero también existe el riesgo de la especulación de gobiernos y empresarios.

«No se puede poner un valor al agua como se hace con otros productos básicos comercializados. El agua es de todos y es un bien público. Está estrechamente ligado a todas nuestras vidas y medios de subsistencia, y es un componente esencial para la salud pública”, advirtió Pedro Arrojo-Agudo, relator especial de Naciones Unidas sobre el derecho al agua potable y al saneamiento.

El experto alertó sobre un posible riesgo de especulación por el precio del agua, por parte de bancos y fondos de cobertura, generando una burbuja especulativa como sucedió con el mercado de alimentos en 2008.

“En este contexto, el riesgo es que los grandes actores agrícolas e industriales y los servicios públicos a gran escala sean los que puedan comprar, marginando e impactando al sector vulnerable de la economía como los pequeños agricultores”, explicó.

Incluso, Arrojo-Agudo aseguró que, con la cotización del agua en el mercado de valores, este derecho humano básico «ahora está amenazado». Naciones Unidas reconoció ese derecho hace una década. 

Yaku Pérez propone exportar barriles de agua

En redes sociales circula un video donde el candidato presidencial de Pachakutik, Yaku Pérez, propone exportar barriles de agua en lugar de petróleo.

«Así como ahora exportamos barriles de petróleo, que además es contaminante, tenemos la posibilidad de exportar barriles de agua, pero para eso hay que cuidarla», dijo.

Sus palabras habrían sido dirigidas en la comunidad de Yantzaza, al sureste de Zamora Chinchipe, la noche del 9 de diciembre de 2020.

«Somos un país privilegiado. Tenemos tantas fuentes naturales de agua. Tenemos el agua que, en pocas décadas, en lugar de exportar petróleo, que contamina, tenemos la posibilidad de exportar barriles de agua», señaló Pérez.

Además, agregó: «Para eso hay que cuidarla. Hay que cuidar la naturaleza. Lo mejor de la naturaleza es el agua. Cuidemos la naturaleza, que algún rato podemos ser exportadores de agua».

EL CANDIDATO SE PRONUNCIA

Sobre las críticas que recibió a su propuesta, Pérez respondío:

«Si a algunitos les parece un CIRCO el hablar del agua (que ya se cotiza hasta en la Bolsa de Valores de Wall Street) necesitaré contratar PAYASITOS que hablen del abuso de los banqueros», señaló.

Yaku Pérez en Twitter

Yaku Pérez en Twitter

Agua cotiza en el mercado de futuros de materias primas de Wall Street

El agua, la base de la vida en la Tierra, comenzó este lunes a cotizar en el mercado de futuros de materias primas debido a su creciente escasez en cada vez más regiones del mundo. En consecuencia, su precio fluctuará ahora como lo hacen el petróleo, el oro o el trigo, informó este lunes el Chicago Mercantile Exchange (CME) Group.

El índice Nasdaq Veles California Water Index, con el “ticker” NQH2O, se basa en un indicador de precios de los futuros del agua en California. Este lunes cotizaba a unos USD 486,53 por acre-pie, una medida de volumen utilizada normalmente en Estados Unidos equivalente a 1.233 metros cúbicos.

El precio del agua en California se ha duplicado en el último año según este indicador y, a medida que se acrecienta su escasez, su llegada al mercado de materias primas permitirá -según los expertos- una mejor gestión del riesgo futuro vinculado al recurso.

Agricultores, fondos de inversión o municipios podrán protegerse o especular ante los cambios en el precio del agua.

Aunque el índice está basado en los precios de las principales cuencas fluviales de California, donde la escasez del agua ha aumentado, este valor podrá ser usado como referente para el resto del mundo en los mercados del agua.

El agua comenzó a cotizar en Wall Street (REUTERS/Mike Segar)

Estos contratos de futuros no requieren entrega física de agua y son puramente financieros, basados en el precio semanal promediado entre las cinco principales cuencas de California hasta 2022.

El nuevo índice permitirá no tener que recurrir a una estimación “a ojo” del precio futuro del agua, sino a cuáles son las expectativas de los principales actores de este mercado.

Los contratos fueron anunciados en septiembre, cuando la costa oeste de Estados Unidos fue devastada por el calor y los incendios forestales. Según la cadena Bloombergestán destinados a “servir como protección para los mayores consumidores de agua de California contra la subida de los precios y como indicador de escasez para los inversores de todo el mundo”.

“2.000 millones de personas viven ahora en naciones plagadas de problemas con el agua, y casi dos tercios del mundo podrían enfrentar escasez de agua en solo cuatro años”, declaró el jefe global de índice de acciones y productos de inversión alternativos de CME GroupTim McCourt. “La idea de gestionar los riesgos asociados al agua sin duda está cobrando mayor importancia”, subrayó.

Según las Naciones Unidas, China y Estados Unidos son los principales consumidores globales de agua.

La explotación excesiva de este recursos por el sector primario, la industria y el consumo humano, así como el cambio climático, han llevado a que este recurso sea cada vez más escaso y podría derivar en migraciones masivas desde regiones donde procurarlo se vuelva cada vez más difícil.

Con información de EFE y Bloomberg

El agua de Marte escapa al espacio

El agua que hay en Marte no está confinada en su atmósfera interior, sino que se transporta a la superior y allí se convierte en hidrógeno atómico que escapa al espacio, según las evidencias que publica este jueves 12 de noviembre del 2020 en un estudio la revista Science.

En el pasado, el agua fluía por la superficie marciana, donde ha dejado señales en forma de lechos de ríos y costas, sin embargo hoy hay muchísima menos y se considera que la mayoría está encerrada en los casquetes polares, con solo algunas trazas de vapor de agua en la atmósfera.

Un equipo liderado por Shane Stone de la Universidad de Arizona empleó datos tomados por la sonda espacial estadounidense MAVEM en la parte superior de la atmósfera marciana, donde encontraron trazas de agua en altitudes más altas de lo esperado.

La llegada de agua a la atmósfera superior, a través de las tormentas de polvo y estacionales, «podría haber jugado un papel sustancial en la evolución del clima marciano desde su estado cálido y húmedo hace miles de millones de años hasta el planeta frío y seco que observamos hoy en día», según Stone.

Este mismo proceso domina la actual pérdida de agua del planeta rojo, indican los autores de la investigación. La mayor parte del agua de Marte se ha convertido lentamente en hidrógeno en la atmósfera, que se pierde en el espacio, lo que acabó gradualmente con ella durante varios miles de millones de años, en un proceso que continúa hoy en día.

El estudio indica que el agua es transportada directamente a la atmósfera superior y convertida allí en hidrógeno atómico por medio de reacciones con los iones atmosféricos.

La abundancia de agua en la atmósfera superior de Marte varía según las estaciones. Alcanza su máximo en el verano austral, aumentando durante las tormentas de polvo regionales y globales.

EFE

El sexo y otras 5 extrañas alergias que afectan a muy poca gente

Hay muchas personas que sufren alergias molestas como los frutos secos, el polen, los pelos de los animales o las picaduras de insectos. Pero también hay algunas alergias muy raras, que afectan a poca gente. Gizmodo ha recogido cinco de ellas.

Alergia al agua

Existe una cosa llamada urticaria acuagénica: el contacto con la piel con cualquier fuente exterior de agua provoca una sensación de dolor y picor que dura horas. Poco se sabe de esta condición, pero ocurre más en mujeres y los síntomas aparecen en la pubertad. En 2016 se conoció el caso de Rachel Warwick, una mujer británica que ni siquiera podía sudar.

Alergia a las vibraciones

Otra extraña urticaria es la que sienten algunas personas tras experimentar vibraciones en la piel. Además, pueden desarrollar enrojecimiento, dolor de cabeza y sabor metláico en la boca. Puede desencadenarse sólo frotando con una toalla, andando en bici o aplaudiendo. En este caso sí se ha hallado una mutación genética que la provoca.

Alergia al frío

Las bajas temperaturas también pueden provocar trastornos inmunológicos, como el hombre que casi muere de anafilaxia tras salir de una ducha caliente. Esta alergia al frío tampoco tiene explicación.

Alergia a la carne roja

Algunas personas son alérgicas a la carne roja. En realidad, la alergia es a un azúcar que se encuentra en los músculos de la mayoría de los mamíferos (no humanos) llamado alfa-gal. Se contrae si te pica una garrapata llamada ‘Lone Star’, que sensibiliza al sistema inmunológico para que reaccione de manera exagerada al alfa-gal.

Alergia al sol

La llamada urticaria solar produce ronchas rojas a los pocos minutos de exposición al sol, independientemente de la temperatura. Esta urticaria puede ser causada cuando se crean sustancias químicas fotosensibles en el cuerpo en respuesta a la radiación UV.

Alergia al sexo

Es habitual que haya alergia al látex (de los preservativos), pero existe una alergia aún más extraña: las personas que desarrollan una exagerada reacción inmune al semen. Se cree que las culpables son las proteínas que contiene el esperma. En un caso estudiado, los médicos lograron desensibilizar la reacción de una mujer exponiendo primero su vagina al semen de su pareja y luego recetarle una dosis regular de sexo a la pareja, cada 48 horas.

NASA confirma que hay agua en la Luna; Nature Astronomy difundió estudio

La Luna contiene agua helada, según nuevos datos inequívocos de detección, y en su superficie hay numerosos cráteres, incluso muy pequeños, a los que nunca llega la luz solar, donde esta podría estar atrapada de forma estable, lo que puede tener implicaciones para futuras misiones humanas.

Nature Astronomy publica este 27 de octubre del 2020 dos estudios firmados por científicos estadounidenses, uno de los cuales señala la inequívoca detección de agua molecular (H20) en la Luna y el otro sugiere que aproximadamente 40 000 metros cuadrados de su superficie, de los que un 40 % están en el sur, tiene la capacidad de retener agua en las llamadas trampas frías.

Hace dos años ya se habían detectado signos de hidratación en la superficie lunar, particularmente alrededor del polo Sur, que posiblemente correspondían a la presencia de agua, pero el método empleado no podía diferenciar si se trataba de agua molecular (H2O) o de hidroxiles (radicales llamados OH).

En esta nueva publicación, un equipo dirigido por Casey Honniball de la Universidad de Hawai, usó datos del Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (SOFIA) de la NASA, un avión Boeing 747SP modificado para transportar un telescopio reflector.

Los datos fueron tomados del cráter Clavius, cerca del polo Sur, que fue observado por SOFIA en una longitud de onda de seis micras, a la que el agua molecular produce una firma espectral única.

Las observaciones previas, a una longitud de tres micras, señalaban indicios de agua, que «todavía dejaban abierta una explicación alternativa», pero los nuevos datos «no tienen otra explicación que la presencia de agua molecular», dice Ignasi Ribas, astrofísico del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC) y del Instituto de Ciencias del Espacio del CSIC.

El agua, atrapada dentro de granos de polvo o de cristales, cuando es excitada por la luz del Sol vibra y la vuelve a emitir a una longitud de onda de seis micras.

«En la práctica, es como si esas zonas de la Luna brillaran más que lo que deberían a esa longitud de onda», agrega Ribas comentando el artículo del que no es firmante.

Los investigadores estiman que la abundancia en las altas latitudes meridionales es de 100 a 400 gramos de H2O por tonelada de regolito (el material del que está formado la superficie lunar) y la distribución del agua en ese pequeño rango de latitud es resultado de la geología local y «probablemente no un fenómeno global».

Esa cantidad de agua es mucho menor que en la Tierra, «pero es más que cero», indica Ribas, quien recuerda que las condiciones en la Luna son extremas por lo que es difícil retenerla pues se evapora y escapa.

El segundo estudio, encabezado por Paul Hayne de la Universidad de Colorado Boulder, examinó la distribución en la superficie lunar de zonas en un estado de oscuridad eterna, en las que el hielo podría ser capturado y permanecer estable.

«En las trampas frías las temperaturas son tan bajas que el hielo se comportaría como una roca», si el agua entra ahí «no irá a ninguna parte durante mil millones de años», señala el científico citado por la universidad.

Aunque no se puede probar que estas trampas frías realmente contengan reservas de hielo -«la única forma de hacerlo sería ir allí en persona o con rovers y cavar», dice Hayne- los resultados «son prometedores» y futuras misiones podrían arrojar aún más luz sobre los recursos hídricos de la Luna.​

El estudio se hizo con datos del Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA para evaluar una gama de posibles tamaños de trampas frías, las cuales podrían ser mucho más comunes en la superficie de la Luna de lo sugerido en investigaciones anteriores.

El equipo usó también herramientas matemáticas para recrear cómo podría ser la superficie lunar a muy pequeña escala y la respuesta es que sería «un poco como una pelota de golf», repleta de pequeños hoyos.

El estudio indica que las «micro» trampas frías, en ocasiones de un tamaño no superior a un céntimo de euro, son cientos o miles de veces más numerosas que las de mayor tamaño, que pueden tener varios kilómetros, y se pueden encontrar en ambos polos.

Los autores sugieren que aproximadamente 40 000 metros cuadrados de la superficie lunar tiene la capacidad de atrapar agua, cuya presencia puede tener implicaciones para futuras misiones lunares que tengan como objetivo el acceso a estos potenciales depósitos de hielo.

«Si estamos en lo cierto -consideró Hayne-, el agua va a ser más accesible», teniendo en mente, en un futuro, el posible establecimiento de bases lunares.

La existencia en la Luna de agua que potencialmente se pueda usar es una perspectiva «muy interesante» y «emocionante», destaca Ribas, aunque el tiempo dirá si se puede utilizar para ayudar a futuras bases lunares.

EFE

¿Cómo llegó el agua a la Tierra?, estudio propone una nueva teoría

El agua cubre un 70% de la superficie de la Tierra y es una sustancia crucial para la vida en el planeta, pero cómo llegó el líquido hasta aquí sigue siendo materia de debate científico.

Este añejo acertijo se acercó a su resolución tras el anuncio de un equipo de científicos franceses, que en una publicación reciente en la revista Science dijo que logró identificar las rocas espaciales que pudieron ser las responsables de traer el agua a la Tierra.

La cosmoquímica Laurette Piani, que lideró la investigación, dijo a la AFP que, al contrario de teorías prevalecientes, el agua del planeta podría haber estado contenida en sus bloques esenciales.

Según los primeros modelos que explican la formación del Sistema Solar, los grandes discos de gas y polvo que se arremolinaban alrededor del Sol y terminaron formando los planetas interiores estaban demasiado calientes como para formar hielo.

Esto podría explicar las condiciones de esterilidad de Mercurio, Venus y Marte, pero no del planeta azul, con sus vastos océanos, una atmósfera húmeda y su geología bien hidratada.

La idea más frecuente es que el agua apareció en una etapa posterior, traída por un objeto extraterrestre, y entre ellos los principales sospechosos son los meteoritos que poseen agua en abundancia, conocidos como condritas carbonáceas.

El problema, sin embargo, era que su composición química no coincide plenamente con la de las rocas de la Tierra.

Además, esas condritas se formaron en las afueras del Sistema Solar, lo que baja su probabilidad de haber golpeado al planeta cuando era joven.

Bloques fundamentales de la Tierra

Otro tipo de meteoritos, llamado condritas de enstatita, poseen una composición química mucho más cercana, lo que indica que constituyen los bloques fundamentales que formaron la Tierra y los otros planetas interiores.

De estas rocas, que se formaron cerca del sol, se asumía que eran demasiado secas para justificar las enormes reservas de agua del planeta.

Para probar si esa presunción era cierta, Piani y sus colegas de la Universidad de Lorraine utilizaron una técnica de medición llamada espectrometría de masas para cuantificar el contenido de hidrógeno en 13 condritas de enstatita.

Encontraron que las rocas contenían suficiente hidrógeno en su interior como para proveer a la Tierra con al menos tres veces la masa de agua de sus océanos.

También midieron los dos tipos de hidrógeno, conocidos como isótopos, porque la proporción relativa de estos es muy diferente entre distintos cuerpos del Sistema Solar.

«Encontramos que la composición de hidrógeno isotópico de las condritas de enstatita es similar a la del agua almacenada en el manto terrestre», dijo Piani, que comparó el hallazgo a una coincidencia en el ADN.

La investigación de su equipo no excluye que más agua haya llegado luego de otras fuentes como cometas, pero el trabajo indica que las condritas de enstatita realizaron un aporte significativo a la cantidad de agua de la Tierra en su etapa de formación.

El hallazgo de los científicos «aporta un elemento crucial y elegante a este rompecabezas», escribió Anne Peslier, científica planetaria de la NASA, en una editorial que acompaña la publicación.

AFP

feature image