15 fotos de amistades entre animales; amor no entiende de especies

enemos muchas cosas que aprender de los animales. Y es que con su comportamiento a veces nos enseñan valores a los que no damos demasiada importancia. Uno de ellos es la amistad, que no entiende ni de sexo, ni de edad, ni de raza… ni tampoco de especie. Así lo demuestran los protagonistas de esta galería.

Por más que pensemos que un tigre tiene poco que ver con un mono, que un ratón nunca sería amigo de un gato o que un perro no alimentaría a un cerdo, estas creencias desaparecen por completo al contemplar estas imágenes llenas de ternura de las amistades más extrañas entre animales.

Por mucho que sean animales de distintas especies, la amistad está por encima de todo y disfrutar de ella es una de las cosas más bonitas que existen.

Una perra alimenta a un lechón que acaba de perder a su madre en Shenyang (China). (Foto: Stringer / Reuters).
Un cachorro de tigre trepa por encima de los lechones en un parque de Guangzhou (China). El cachorro fue abandonado por su madre y una cerda se encarga de ciarlo. (Foto: China Daily / Reuters).
Un cuervo gris y una vaca se saludan en una Gaushala de Barsana (India). (Foto: Carl McNaughton / Reuters).
Un perro descansa subido a un búfalo cerca del río Ravi, en Lahore (Pakistán). (Foto: Mohsin Raza / Reuters).
El carnero Changmao y la cierva Chunzi juegan en el Parque de Animales Salvajes de Yunnan, en Kunming (China).
Un gato juega con un ratón en el patio de una casa de Medvode (Eslovenia). (Foto: Srdjan Zivulovic / Reuters).
Una tortuga se sube a lomos de un caimán en el zoológico Summit de Ciudad de Panamá (Panamá). (Foto: Carlos Jasso / Reuters).
Un perro lame la cabeza de una oveja Jacob en una granja de Ramot Naftali (Israel). (Foto: Amir Cohen / Reuters).
Un cisne negro alimenta a las carpas de un parque de vida silvestre de Shenzhen (China). (Foto: China Daily / Reuters).
Andreyka, una osa de 10 meses, juega con Rommi, un perro malamute de Alaska, en el zoológico de Siberia, cerca de Listvyanka, en la región de Irkutsk (Rusia). (Foto: Yuri Novikov / Reuters).
Varias vacas lecheras acarician a un gato mientras esperan a ser ordeñadas en una granja de Granby (Canadá). (Foto: Christinne Muschi / Reuters).
Un ratón viaja subido a lomos de una rana en Lucknow (India). (Foto: Pawan Kumar / Reuters).
Una perra alimenta a su cachorro y a cuatro tigres recién nacidos en la Zona de Protección de Animales Silvestre de Xixiakou, en Rongcheng (China). (Foto: Stringer / Reuters).
Un cachorro de corzo lame a un coatí en un parque de Bajchisarái, en la República de Crimea. (Foto: Alexey Pavlishak / Reuters).

Yahoo

Oxitocina, la hormona necesaria para amar

¿La hormona del amor? Sí, así como lo lees, y que no te sorprenda el título de esta nota. La oxitocina es una hormona endógena, es decir, que  se produce naturalmente en tu cerebro, específicamente en la zona del hipotálamo, pero se almacena y se libera a tu torrente sanguíneo desde la hipófisis, una pequeña glándula en la base cerebral que produce muchas de las hormonas que controlan los procesos esenciales del organismo. 

Las funciones de esta hormona son diversas, las más citadas son sus funciones durante el parto y en el proceso de la lactancia materna. Por eso podemos decir que sus sitios de acción son aquellos lugares en los que encontramos músculo liso en el cuerpo,  como el útero y la glándula mamaria; y algunos otros órganos en menor medida, como: riñón, corazón, tejido ovárico.

Esto es muy importante en nivel fisiológico debido a las reacciones que tiene nuestro cuerpo ante estímulos externos, como un mensaje amoroso, la fotografía de aquella persona que nos gusta o incluso un beso, ya no digamos de un encuentro más cercano.

Pero, sorprendentemente, la oxitocina se comporta también como un neurotransmisor, y como tal se encarga de transmitir impulsos nerviosos de una neurona a otra, o de una neurona a una glándula o a una célula muscular. Pero no actúa sola, sino que se acompaña de otros neurotransmisores como la dopamina, la serotonina y la noradrenalina para trabajar en conjunto de una manera perfecta y hacernos pasar por la etapa de enamoramiento y llegar a alcanzar la del amor.

Después del enamoramiento, ¿el amor?

Esos otros neurotransmisores aparecen  en más alta cantidad durante los primeros tres a seis meses del enamoramiento, etapa en la cual desarrollamos el amor romántico, en la que centramos completamente nuestra atención sólo sobre nuestro objetivo, y todo es lindo y perfecto. Pero como toda etapa, tiene un inicio, un clímax y un fin, cuando empieza a haber una baja de concentración de ellos en la sangre.

En cambio, nuestra increíble oxitocina, es en definitiva la “Hormona del amor” debido a que permite crear apego, una etapa de paz, de unión y seguridad en la pareja, al mantener sus niveles elevados  y estables después de los seis meses de estar juntos, y posteriormente la oxitocina propicia que puedan llevar a una relación duradera.

En conclusión,  existen muchos determinantes externos para que una pareja sienta atracción, haya acercamiento e incluso enamoramiento debido a la acción en grupo de ciertos neurotransmisores. Fisiológicamente, la única hormona o neurotransmisor encargado de mantener a una pareja unida y en apego total durante mucho tiempo es la oxitocina.

¿Existe el amor a primera vista?

Instante mágico

Cuando alguien te pregunta cómo conociste a tu pareja, al amor de tu vida, al hombre o la mujer que adoras, la idea de esa primera mirada que fue suficiente para enlazar dos corazones aparece siempre en la mente. Pero ¿existe realmente el amor a primera vista? ¿O se trata de una fantasía promovida por los románticos?

Desde hace milenios

Desde hace milenios

La antropóloga Helen Fisher sostiene que la idea de elegir a la pareja con apenas una mirada data de los tiempos en los que la esperanza de vida era más corta y las decisiones no se podían hacer esperar. Fisher asegura que el cerebro «archivó» esa práctica, y que sólo se necesitan 3 minutos para saber si es o no la persona correcta.

ormenta de pasiones

Los científicos que han estudiado el amor a primera vista hallaron que las personas saben a los dos minutos de conocer a alguien si quieren seguir explorando esa relación. El seguimiento de parejas tras nueve semanas de relación, demostró que los que habían tenido esa sensación, pues habían encontrado a su media naranja.

Corazón y cerebro

Sin embargo, en otra encuesta realizada con 493 parejas en la Universidad de Israel, sólo el 11% respondió que había sentido su corazón latir fuerte al encontrarse la primera vez. Sí aseguraron los participantes que «trabajar» la relación les había dado buenos resultados.

Desde la antigua Grecia

La idea de Cupido invadiendo los corazones existe desde la Antigüedad. En la Grecia clásica, el concepto de «manias» se refería al amor enloquecedor e instantáneo que se podía sentir por los dioses y por las personas terrenales.

Historia de amor

Historia de amor

Aunque científicos aseguran que lleva minutos sentir ese «flechazo», la psicología acepta hasta 0.13 segundos, como el lapso de tiempo en el que una persona queda absolutamente prendada de otra. Que funcione o no la relación… bueno, eso es otra cosa y el tiempo lo dirá.

Encontrarse

En un bar, en un recital, entre la multitud en un día de lluvia, el encuentro que muchos adjudican al destino, ocurre con el corazón y el cerebro a la vez, asegura la antropóloga Fisher. En segundos, la persona puede descartar a alguien porque no siente atracción física. Pero el amor a primera vista es distinto…

Amor sin barreras

Amor sin barreras

Escéptico, el doctor Ben Jones, del Face Research Laboratory en la Universidad de Aberdeen, considera que el amor a primera vista no es algo que maneje el cerebro y que está asociado al egocentrismo de las personas. «Ocurre porque las personas en su mayoría se sienten atraídos por alguien que ya ha manifestado interés en ellas».

Mariposas en el estómago

Los profesores Andreas Bartels y Semir Zeki, del University College London, analizaron 4 áreas del cerebro vinculadas al proceso del amor, y hallaron que una de ellas también actúa sobre sensaciones estomacales. «Bien podrían ser las populares mariposas», expresaron.

La alquimia del amor

La idea de que estas sensaciones, el amor a primera vista, las mariposas en el estómago, se pueden «crear» también data de tiempos inmemoriales. Sin embargo, no está comprobado que la mixtura de brebajes ayude en el amor.

Amarres

Sin embargo, pululan en la comunidad santeros y curanderos que dicen poder preparar sustancias para «amarrar» al ser querido, o atraer al que todavía no nos ha prestado atención. Ni la ciencia, ni la religiones afrocaribeñas, avalan estas prácticas.

Amor sin condición

Según explica la antropóloga Fisher, el amor a primera a vista no sólo ocurre entre dos personas. El ejemplo más común es cuando nos «enamoramos» de manera irremediable de un precioso cachorrito. O, en esta sociedad de alto consumo, de una prenda o una cartera…

¿Siempre hay boda?

Rom y Ori Brafman, autores del libro «The Magic of Instant Connections», entrevistaron a 1,000 matrimonios con un promedio de entre 10 y 25 años de casados. El 80 por ciento de los que habían sentido el amor a primera vista, seguían comprometidos a fuego con la relación.

¿Texteando con la esposa?

¿Texteando con la esposa?

La American Association for Marriage and Family Therapy agrega que para mantener esa mecha encendida, a veces hace falta recurrir a consejería matrimonial, un tópico que aún se discute con las aseguradoras de salud. ¿Cubrir o no cubrir las sesiones? Esa es la cuestión.

Sin edad

Sin edad

Todos los investigadores coinciden en que el momento mágico del «amor a primera vista» puede ocurrir desde los 10 años hasta el otoño de la vida. Miles de historias de amor avalan esta teoría, asegura la antropóloga Fisher. Por eso, hay que mantenerse fuerte para que el corazón sienta la taquicardia pero del amor.

Definiciones

Alquimia, mariposas, sensaciones. El amor, el enamoramiento, el romance, todo tiene un anclaje en el corazón, en el cerebro y hasta en el estómago. Y sensaciones que antes se creían producto del mareo que significa conocer a la persona «correcta», al alma gemela, ahora tienen un sustento químico y científico.

Mujer muerde la comida de su esposo todos los días por esta romántica razón

El amor puede demostrarse de muchísimas maneras: poemas, pequeños detalles, gestos afectivos y otras diversas prácticas que le hacen entender a tu pareja lo mucho que significa para ti. Pero después de varios años de matrimonio, estas muestras de afecto pueden transformarse en pequeños actos inusuales, como es el caso de una mujer que muerde la comida de su esposo a diario.

Si bien a simple vista morder la comida no guarda mucha relación con algo afectivo, esta pareja que lleva casada por más de 40 años sabe lo mucho que puede significar esta inusual práctica, representando mucho más que un simple almuerzo en una bolsa.

Una mujer muerde la comida de su esposo todos los días por esta romántica razón

Lo cierto es que cada vez que Tracy Howell le prepara la comida a su esposo Clifford para que lleve a su trabajo, esta le da una pequeña mordida, bien sea un sándwich, una hamburguesa o cualquier cosa que le empaque, de manera que él no se sienta solo mientras lo come ya que la mayoría de las veces ella no puede asistir a su sitio laboral para acompañarlo, según reseña el portal Mirror.

Para explicar mejor este curioso acto de parte de su mujer, ella hizo una publicación en Facebook, comentando por qué hacía esto.

Clifford and I have been married almost 41 years and I have made his lunch every working day since day 1. On occasion I…

Publicado por Tracy Howell en Martes, 1 de diciembre de 2020

Su publicación decía: «Clifford y yo llevamos casados casi 41 años y he preparado su almuerzo todos los días laborales desde el primer día». «En ocasiones me unía a él en el lugar de trabajo y almorzábamos. Una vez hizo el comentario de que la comida sabía mejor cuando lo compartías con alguien a quien amas”, dijo Tracy.

«Poco después de eso, mientras preparaba su sándwich una noche, le di un mordisco antes de guardarlo. Cuando llegó a casa (mucho antes de los teléfonos celulares) comentó que alguien le dio un mordisco a su sándwich. Le dije que como no podía acompañarlo a almorzar, le di un mordisco para que supiera que me uniría a él», escribió la mujer en la enternecedora publicación.

«Sigo haciendo esto con frecuencia (a menos que sea atún o queso con pimientos) y él todavía me dice, ‘Vi que me acompañaste a almorzar hoy y seguro que estuvo bueno»», culminó.

Mujer muerde la comida de su esposo

Desde entonces, la publicación de Tracy se ha vuelto viral, obteniendo más de 33,000 me gusta y ha sido compartida más de 100,000 veces gracias a la historia tan romántica que contó en Facebook.

Como era de esperarse, los comentarios también invadieron la publicación romántica de Tracy, y si bien habían algunos que fueron negativos en cuanto a compartir la misma comida y los riesgos de salud que esto pueda contraer, la mayoría de ellos fue en tono positivo, felicitándola por tan linda gesto, a pesar de lo inusual que era.

Una persona dijo: «puedo ver cómo tu amor se ha mantenido tan fuerte durante los 41 años de matrimonio. FELIZ ANIVERSARIO». Otro respondió: «es una hermosa historia de amor verdadero. Ciertamente tienes una gran esposa Clifford. Un hombre afortunado». Un tercero escribió: “esta será la mejor historia de amor que le podrán contar a sus hijos y nietos”.

Cada relación es diferente y cada pareja tiene su propia forma única de demostrarse que se aman; podría ser llenar el tanque de gasolina del auto cuando nota que se está agotando o llevar a casa un regalo para hacerle ver que estaba pensando en él o ella.

Y si bien para cada persona el amor se representa y se demuestra de diferentes maneras, para esta mujer y su esposo todo se basa en un simple sándwich relleno y una mordida que más allá de representar vacío, indica la presencia de su esposa aunque realmente ella no se encuentre con él.

feature image