300 productos ecuatorianos pierden preferencias arancelarias desde enero

El sistema generalizado de preferencias (SGP) de EE.UU. para un grupo de exportaciones ecuatorianas vence este jueves  31 de diciembre del 2020. De ahí que alrededor de 300 productos ecuatorianos que entraban a EE.UU. sin arancel o que pagaban menos arancel, perderán estos beneficios desde el viernes 1 de enero del 2021.

Según datos de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), los aranceles de estos 300 productos van del 3 al 18%. El SGP es un mecanismo unilateral a través del cual Estados Unidos otorga condiciones de acceso preferencial a una selección de productos de 121 países en desarrollo. Según Fedexpor, hasta el 2018, cuando se renovó por última vez el mecanismo, el Ecuador era el octavo mayor beneficiario por valor de exportación.

El listado de productos ecuatorianos que están dentro del SGP incluye algunas manufacturas y agroexportaciones como el mango, conservas, jugos de algunas frutas y rosas. Estas últimas entraron al sistema de preferencias en noviembre pasado.

Alejandro Martínez, presidente Ejecutivo de Expoflores, teme que por el vencimiento del SGP, los exportadores de flores ecuatorianas tengan que sacrificar ganancias en algunos casos, para no perder clientes frente a otros países de la región que tienen precios más competitivos.

“Los importadores pueden pedirnos que bajemos precios, porque ellos tendrán que pagar más arancel”, comentó. El sector florícola calcula una caída de exportaciones del 8% en relación al 2019. Martínez recordó que el 2019 también fue un año con pérdidas, por el paro de octubre.

Iván Ortiz, director del centro de negocios de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana (Amcham) Quito, explicó que el sector empresarial esperaba que el 20 de diciembre pasado el congreso de EE.UU. apruebe la renovación de este sistema dentro del paquete de estímulos económicos que se trataron ese día, pero esto no se dio.

Los empresarios entienden que, por el cambio de autoridades en el Congreso estadounidense y cambios dentro de la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR), la votación podría tomar un par de meses. Martínez espera que se analice el tema en el congreso a más tardar en marzo del 2021.

Los exportadores, además, tienen la expectativa de que en la votación se incluya una cláusula que determine la retroactividad del sistema; es decir, que se devuelva a los importadores los valores que pagaron por aranceles durante los meses que el SGP no estuvo vigente. En marzo del 2018, cuando se renovó por última vez el sistema, el Congreso aprobó una cláusula de retroactividad.

De ahí que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos sugiere a los importadores estadounidenses que continúen registrando sus productos como compras bajo el sistema SGP, para que, si se da la aprobación, puedan recibir el reembolso de los valores. El congreso de EE.UU. suele decidir por cuánto tiempo rigen las preferencias, en el 2018 se decidió renovar el SGP por tres años.

En la última renovación, según el Ministerio de Comercio Exterior, se beneficiaron 840 empresas con exportaciones por USD 400 millones. Para Ortiz, es clave que el Ecuador concrete un acuerdo comercial con preferencias arancelarias con EE.UU., para que los exportadores e importadores tengan más certidumbre en sus negocios y el comercio crezca.

Comex suspende incremento de aranceles a televisiones grandes y de alta gama

Tras las críticas de importadores a la reforma que incrementó la carga arancelaria de los televisores importados extragrandes de más de 50 pulgadas, el Comité de Comercio Exterior (Comex) decidió suspender esta medida.

Para el efecto, el pasado 10 de noviembre del 2020 el Comex emitió la resolución 023-2020 en la que se estipula suspender hasta el 31 de diciembre de 2020, la ejecución de la norma 021-2020 -del 16 de octubre de este año- en la que se modificó el arancel de los televisores de entre 50 y 75 pulgadas, en adelante.

La resolución 021-2020 ajustó el arancel de los aparatos de alta gama de entre 50 y 75 pulgadas. Estos equipos tenían una tarifa del 20%, pero con la normativa de octubre se modificó a un esquema mixto: de un 5% más un valor en dólares por unidad de USD 158,14. Y, además, para los televisores extragrandes de más de 75 pulgadas se fijó un gravamen del 20%.

En su momento, la Asociación de Electrodomésticos del Ecuador (Asedelec) advirtió que la reforma afectaría al consumidor final, puesto que habría un incremento del 17% en el costo de los televisores, lo que impactaría en los precios de venta al público.

Tras conocerse el cambio de decisión del Comex, el vocero de la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), Pablo Arosemena, escribió en Twitter que la suspensión es «un acierto temporal y una muestra de decisiones al apuro».

feature image