Tres métodos infalibles para bajar de peso

Al momento de perder peso, muchos se enfocan en hacer mucho ejercicio y privarse de varios alimentos, pero esto no funciona para todos, dado que en el proceso de adelgazar intervienen otros factores.

Algo que no debemos dejar de lado es la tasa metabólica, se señala en una publicación de El Confidencial. El sistema metabólico permite que las células funcionen correctamente para almacenar o producir energía, es decir, se refiere a las reacciones químicas que se producen dentro de nuestro cuerpo.

En internet podemos encontrar una gran variedad de dietas y opciones para adelgazar, sin embargo, pocos toman en cuenta que regulando su metabolismo podrían perder varios de esos kilos demás. La página web de bienestar T3 describe en una publicación cuáles son las mejores formas de regular el metabolismo para perder peso.

Entrenamientos HIIT de alta intensidad

Los ejercicios de alta intensidad a intervalos aceleran el metabolismo y a la vez queman calorías incluso después de haber realizado la sesión, lo que la convierte en una de las modalidades más efectivas de entrenamientos dirigidos a la pérdida de peso.

Este tipo de entrenamiento se puede hacer en cualquier lugar, sin ningún equipo o en una cinta de correr, un entrenador elíptico o una máquina de remo. Se recomienda que, para una mayor efectividad, estos se realicen por la mañana.

Más proteína en tu dieta

Agregar más proteínas a tu dieta es una gran idea si quieres perder peso, ya que estas generan un mayor aumento en TEF (efecto térmico de los alimentos), incrementando tu tasa metabólica en torno a un 15 y 30 %, en comparación con los carbohidratos (de un 5 a un 10 %) o las grasas (0,3 %), aseguran desde la página Healthline. «El efecto térmico de los alimentos está causado por las calorías adicionales que se requieren para digerir, absorber y procesar los nutrientes en las comidas».

Dado que la digestión de proteínas requiere de más esfuerzo, acelerará el proceso metabólico. Otra ventaja de las proteínas es que ayudan en la recuperación muscular luego de terminar el ejercicio. Se recomienda tomar entre 1,6 y 2 gramos de proteína por kilogramo corporal cada día. Podemos encontrarla en la carne magra, las nueces, las verduras o los huevos.

Bebe café o té (y más agua)

La cafeína que se encuentra en el café y el té puede activar significativamente el metabolismo. No todos reaccionan a la cafeína de la misma manera por lo que no se recomienda beber demasiadas tazas de café o bebidas con cafeína en un día. El té verde tiene un contenido de cafeína más bajo, por lo que combinar el consumo de café y té verde puede tener mejores resultados.

Beber más agua también puede mejorar el metabolismo: combine el mayor consumo de agua con más alimentos fibrosos para obtener los mejores resultados.

Fuente: El Universo

feature image