La reinvención tras la pandemia: cuatro tendencias de belleza en 2021

Se acerca un nuevo año que se desarrollará bajo condiciones inéditas. Las tendencias del mercado, el desarrollo de las distintas industrias, hasta la forma de ver la vida de quienes habitamos este planeta habrán cambiado.

En 2021, cuando se espera que se reajuste la cotidianidad, habremos aprendido nuevas maneras de lidiar con las circunstancias comunes. Desde la forma de vestir hasta la de alimentarnos habrán cambiado para siempre. La manera de hacer negocios, de emprender, de apoyarnos mutuamente -o no- también serán distintas y, por supuesto, la manera en que nos arreglamos se verá definitivamente influida por las vivencias actuales.

Lejos de ser un aspecto banal o fatuo, la belleza es inspiración, pero también es esencialmente expresión. La belleza va cambiando en el tiempo y también depende de quien la admira, de su entorno y de sus referencias. Es así como, a través de estos aspectos, muchos especialistas, observadores, estudiosos pueden determinar, y pronosticar qué estará marcando tendencias en un futuro próximo y de qué manera la gente se expresará a través de su imagen.

En un análisis del latir de la calle, de las costumbres, los hábitos y la realidad actual, la agencia de tendencias Trendo.mx generó su reporte anual de belleza para definir cuatro líneas posibles de maquillaje y peinado para 2021. Estas predicciones recogen ideas para un amplio rango de edades y personalidades.

Cada una de estas propuestas plantea por una parte, lo eco friendly; por otra la inspiración en el colorido de la tecnología. Una tercera propuesta tiene aires retro ochenteros, y una cuarta línea dibuja al eterno sexy, influido por la estética de la música urbana.

Para llegar a estas conclusiones, el director de Trendo, Gustavo Prado, quien además es speaker frecuente en temas de innovación y emprendimiento en México, explica que trabajaron en colaboración con Black Academy, con Javier Romero a la cabeza, quien es uno de los líderes de la industria de la belleza en México. “Nosotros hicimos la investigación y ellos pusieron el talento creativo para definir estas propuestas”.

Romero, por su parte, revela que para llegar a estas conclusiones analizaron cuáles son las tendencias que están permeando actualmente y a partir de allí se hacen proyecciones sobre lo que creen que predominará en las preferencias del público. “Nos inspiramos en las calles, en las subculturas y en la música, entre otros aspectos”.

Tendencias al detalle

Ya comienzan a aparecer en revistas especializadas las tendencias para el 2021 y la mayoría coincide en que, en cuanto maquillaje, los ojos seguirán teniendo protagonismo, como en los últimos meses.

Según analiza la revista Vogue, la tendencia generalizada, observada en desfiles internacionales recientes, es llevar los labios sin maquillaje, pero mantenerlos hidratados. Y no se trata de eliminar la barra de labios de nuestros estuches de maquillaje, sino de darles una pausa obligada.

Adriana Teránlun., 23 de noviembre de 2020 5:18 p. m. GMT-5

Se acerca un nuevo año que se desarrollará bajo condiciones inéditas. Las tendencias del mercado, el desarrollo de las distintas industrias, hasta la forma de ver la vida de quienes habitamos este planeta habrán cambiado.

En 2021, cuando se espera que se reajuste la cotidianidad, habremos aprendido nuevas maneras de lidiar con las circunstancias comunes. Desde la forma de vestir hasta la de alimentarnos habrán cambiado para siempre. La manera de hacer negocios, de emprender, de apoyarnos mutuamente -o no- también serán distintas y, por supuesto, la manera en que nos arreglamos se verá definitivamente influida por las vivencias actuales.

Lejos de ser un aspecto banal o fatuo, la belleza es inspiración, pero también es esencialmente expresión. La belleza va cambiando en el tiempo y también depende de quien la admira, de su entorno y de sus referencias. Es así como, a través de estos aspectos, muchos especialistas, observadores, estudiosos pueden determinar, y pronosticar qué estará marcando tendencias en un futuro próximo y de qué manera la gente se expresará a través de su imagen.

En un análisis del latir de la calle, de las costumbres, los hábitos y la realidad actual, la agencia de tendencias Trendo.mx generó su reporte anual de belleza para definir cuatro líneas posibles de maquillaje y peinado para 2021. Estas predicciones recogen ideas para un amplio rango de edades y personalidades.

Cada una de estas propuestas plantea por una parte, lo eco friendly; por otra la inspiración en el colorido de la tecnología. Una tercera propuesta tiene aires retro ochenteros, y una cuarta línea dibuja al eterno sexy, influido por la estética de la música urbana.

Para llegar a estas conclusiones, el director de Trendo, Gustavo Prado, quien además es speaker frecuente en temas de innovación y emprendimiento en México, explica que trabajaron en colaboración con Black Academy, con Javier Romero a la cabeza, quien es uno de los líderes de la industria de la belleza en México. “Nosotros hicimos la investigación y ellos pusieron el talento creativo para definir estas propuestas”.

Romero, por su parte, revela que para llegar a estas conclusiones analizaron cuáles son las tendencias que están permeando actualmente y a partir de allí se hacen proyecciones sobre lo que creen que predominará en las preferencias del público. “Nos inspiramos en las calles, en las subculturas y en la música, entre otros aspectos”.

Tendencias al detalle

Ya comienzan a aparecer en revistas especializadas las tendencias para el 2021 y la mayoría coincide en que, en cuanto maquillaje, los ojos seguirán teniendo protagonismo, como en los últimos meses.

Según analiza la revista Vogue, la tendencia generalizada, observada en desfiles internacionales recientes, es llevar los labios sin maquillaje, pero mantenerlos hidratados. Y no se trata de eliminar la barra de labios de nuestros estuches de maquillaje, sino de darles una pausa obligada.

Énfasis en la mirada, labios prácticamente desnudos y peinados DIY ha sido el leit motive que se mantendrá por un buen tiempo, acentuando el interés por una frecuencia más natural, menos estructurada y hasta sustentable.

Una de las propuestas del reporte de Trendo para 2021 está en sintonía con estas ideas. La han titulado Climarianos y define un estilo de vida simple, con una estética natural que perdurará no durante un año sino durante décadas.

En esta tendencia, el maquillaje se mueve entre lo terroso y lo neutro, pieles luminosas con acentos cálidos en naranja para la mirada. Para el cabello planea técnicas tradicionales que aportarán luz al cabello -como las woodlights-, melenas sueltas, flecos y trenzados suaves. En esta tendencia se busca expresar la conexión con la naturaleza, con lo orgánico, pero con un estilo cuidado.

Línea climarianos (Foto cortesía: Trendo)

En el otro extremo se ubica una tendencia fascinada por el exceso de color, pero está inspirada por la misma realidad: el confinamiento y la nueva normalidad.

Este tendencia refleja cómo la permanente conexión con las tecnologías influye poderosamente en la estética no solo de adultos, sino también de niños. Ya se están empezando a ver a los pequeños acudiendo a los salones para aplicarse colores estridentes en el cabello, con total permiso de sus padres.

A esta tendencia la llamaron Índigo, y está definida por la búsqueda de la singularidad. Javier Romero explica que en este anonimato obligatorio que impone el uso de la mascarilla, surge no solamente un énfasis especial en los ojos, sino también en el cabello. “Se busca romper el anonimato y diferenciarnos de los demás con luces en el cabello que nos hagan muy individuales”.

Línea índigos (Foto cortesía: Trendo)

Para Prado esta tendencia es fascinante porque recoge al público infantil y su modo de expresión como un aporte fundamental. “Aquí está muy marcado el interés por expresarse a través del color y lo veremos en la generación Alpha, los niños de hoy, y en la generación Z”.

Entre estas dos puntas se encuentran dos propuestas más, que también podrán ser asumidas por personas de un amplio rango de edad.

Una de ellas combina el glam rock de mediados de los 80 con la estética posmoderna de finales de la misma década. Rebeldía y mucho negro se redimensionan en esta predicción que se titula Siniestros. “La gente quiere defenderse de muchas cosas, de la pandemia, de la crisis económica, y eso se refleja en el uso de atuendos con púas y espinas”, asegura Prado, quien agrega que es el mensaje es de defensa y protección.

Para esta tendencia, Black Academy pronostica maquillaje vanguardista pero funcional, la piel en texturas ligeras y se enmarca la mirada en ondas y ángulos.

En el cabello se refleja un equilibrio entre control y desenfreno. Regresa el mullet de los 80, pero no demasiado largo. Asimismo, los cortes asimétricos, andróginos y se hacen presentes flecos (flequillo o pollina) en una expresión de rebeldía retro, y en cuanto a color, vuelve el negro. “La gente buscará colores más naturales y de fácil mantenimiento, pero con ciertas características que lo hacen particular, gracias a la aplicación de acentos de color”.

La última línea propuesta, y la predilecta del reconocido estilista, fue definida como la tendencia de las Mamacitas y dibuja a una mujer extremadamente femenina, que explota la figura característica de la mujer latinoamericana y que está a gusto mostrándola.

Línea mamacitas (Foto cortesía: Trendo)

“Todos los reportes de tendencias que normalmente llegan de Europa a Latinoamérica, no tienen mucho que ver ni con nuestra cultura ni con nuestra tez ni nuestro tipo de cabello. Esta vez ocurre lo contrario, el mundo está impregnándose de esta tendencia inspirada en el reguetón, que lo oyen en Francia, en Rusia, en Italia, y toda esta estética alcanzará otras latitudes”, revela Romero, quien agrega que a las mujeres atraídas por esta tendencia no les interesa verse naturales, sino ultra femeninas e incluso esto también es empoderamiento. Que la mujer pueda decir “así soy, así me gusta y estoy orgullosa de mostrarme”.

Karol G (Getty Images)

El maquillaje presenta ojos delineados con rasgados felinos, sombras cálidas y, por supuesto, pestañas larguísimas. Para los labios se repite la ausencia de color, pero se acentúan con gloss o nudes muy brillantes. Para el cabello, se mantienen las raíces oscuras, con técnicas como el balayage, pero planteado de manera muy intensa en la que destacarán los tonos dorados. Se observarán rizos húmedos, y formas onduladas y sensuales.

Línea siniestros (Foto cortesía: Trendo)

Vale destacar para cerrar que para Prado, los reportes de tendencias actuales no solamente arrojan propuestas estéticas, sino que también son un gran llamado a reactivar la industria enfocada en salones de belleza. «Después de más de seis meses sin ir al salón, sin cortes ni color y de vernos todos muy desarreglados, es hora de retomar. Hay estudios que demuestran que si se toman las medidas sanitarias adecuadas, esta es un área segura, y es muy importante porque esto representa millones de empleos en México y el mundo”.

Mujeres: llevar mascarilla las vuelve más guapas, según la ciencia

La pandemia del Covid-19 ha convertido en tendencia un accesorio del que no nos podemos librar: la mascarilla. Al principio resultaba incómoda. Hasta nos molestaba tener que dejar de maquillarnos el resto del rostro y hacer énfasis en los ojos.

No obstante, ya nos acostumbramos y hasta podemos dejarlas de ver como una enemiga. Y es que llevar mascarilla nos vuelve más guapas según la ciencia.

Aunque no se trata de una moda en sí, sino de una medida sanitaria a la que todas nos hemos ido adaptando. En un principio pensábamos que llevar la mitad del rostro tapado opacaba nuestra posibilidad de embellecernos. Pero, aunque nos resulta un poco triste esta conclusión, investigaciones recientes aseguran que esto nos hace ver más hermosas.

¿Por qué llevar mascarilla nos hace ver más guapas?

En un principio podemos creer que la conclusión fue sacada de la idea de que llevar mascarilla nos embellece porque proyecta una personalidad segura y de que nos protegemos a nosotras mismas. La realidad es que el cerebro humano nos engaña.

Investigadores del Temple University’s College of Public Health y la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) estudiaron la teoría de que nuestra mente tiene la necesidad de imaginar lo que está oculto. Esto es una forma de llenar los huecos que no se ven y siempre los convierte en una percepción positiva.

A este fenómeno se le conoce completado amodal. Aunque la nariz y la boca no son visibles, y no tampoco hay partes sueltas que hagan que tus ojos y tu mente puedan obtener más información sobre la cara que miran. Se acude a los recuerdos de visiones que hemos tenido con anterioridad para representar cómo puede ser el rostro de la persona que vemos y tendemos a idealizarlo.

El estudio que ratificó el efecto en nuestro cerebro

La explicación fue ratificada en un estudio de la población en la que se encargaron de observar a 500 participantes. En la característica del atractivo, los rostros que estaban cubiertos con mascarilla fueron juzgados como más atractivos que los que no la portaban.

La conclusión del estudio es que la mascarilla mejora la perceción de nuestro rostro hasta en un 71% en cuestiones de belleza ¡Sí! ¡No te quejes! ¡Somos más hermosas con mascarilla!

«Para la gente que se preocupe por su aspecto físico o no acaben de gustarse cómo se ven con mascarilla en público, tenemos pruebas que dicen que, en realidad, la gente les va a percibir como más atractivos«, confirmó David Sarwer, investigador de Temple University.

«Es más, nos recuerda que la mirada es algo a lo que con frecuencia nos sentimos atraídos. La gente ve más atractiva a otras personas cuando llevan mascarillas, y pensándolo, es un plus al gesto de altruismo que realizamos al ponernos una, porque estamos protegiendo a todos los que tenemos alrededor», concluyó Sarwer.

Dicen que la mirada es la ventana del alma. Por lo tanto, con solo los ojos expuestos sentimos una conexión con la persona que hablamos y el resto, según la ciencia, se lo imagina nuestro cerebro. Al final terminamos complementando la nariz, la boca y el resto de las facciones del rostro de la mejor manera y esto hace que luzcamos mucho más guapas. Es una buena noticia en medio de toda la tristeza que estamos viviendo ¿no crees?

Fuente: Nueva Mujer

feature image