Ártico no se congeló en octubre, por primera vez en la historia

El décimo mes del 2020 ha marcado un hito histórico. Esta es la primera vez que el Ártico no se congeló en octubre y los especialistas aseguran que es una de las señales más preocupantes del calentamiento global.

La pérdida de capa de hielo marino durante los días más cálidos del verano son un efecto completamente normal, sin embargo es durante el otoño cuando el hielo se reestablece. Lo que preocupa ahora es que año con año el porcentaje de hielo congelado durante el invierno decrece.

Según recoge The Guardian este año el aumento gradual de la temperatura producto del cambio climático alcanzó un punto que demuestra que el colapso del hielo del Ártico puede ocurrir más rápido de lo que se pensaba.

Las temperaturas del océano en el Mar de Laptev en Siberia subieron recientemente a más de 5°C por encima del promedio, luego de una ola de calor récord y la disminución inusualmente temprana del hielo marino del invierno pasado.

Las observaciones vía satélite muestran que el hielo del Ártico ha disminuido un 13 % cada década desde 1980, asegura Zachary Labe, investigador postdoctoral en la Universidad Estatal de Colorado y añade que si la emisión de gases de efecto invernadero mantiene el ritmo actual, el aumento de la temperatura global combinado con las olas de calor cada vez más comunes en el Ártico, provocarán el primer invierno sin hielo en la región en 2030.

feature image