Fiscalía se abstiene de acusar a esposa e hijastro de Carlos Luis Morales

Sandra Arcos, viuda del exprefecto del Guayas, Carlos Luis Morales, quedó libre de culpas en torno a la investigación por un presunto tráfico de influencias dentro de la Prefectura del Guayas.

La noticia fue confirmada por la Fiscalía este martes, 10 de noviembre de 2020. Según un fallo judicial, se dictó el sobreseimiento a favor de Arcos y de otras cuatro personas, porque la fiscal del caso, Karla del Rocío Vélez, emitió un dictamen abstentivo a favor de los imputados.

Es decir, que durante la investigación previa no encontró pruebas contra ellos. La orden de arresto que pesaba en contra de la viuda de Morales quedó sin efecto.

Así lo señaló su abogado Carlos Luis Sánchez. El jurista también confirmó la noticia y dijo que desde el principio la Fiscalía no contaba con las pruebas de que su cliente se benefició de la adjudicación de contratos de la Prefectura.

“Mi cliente no tuvo nunca relación con las empresas indagadas”, señaló. El abogado añadió que desde que la Fiscalía emitió el dictamen abstentivo, hace 10 días, su cliente puede caminar libremente por el país.

“Ella nunca salió del país. Siempre se mantuvo aquí”, dijo. La Fiscalía, por su parte, aún no se ha pronunciado sobre los detalles de la investigación. La entidad ha señalado que estos procesos se conocerán durante la audiencia preparatoria de juicio que se inició el lunes 9 y que se reinstalará el miércoles 11.

Los otros cuatro procesados que fueron liberados de culpa son Miguel Calderón, Julieta de Las Nieves Suárez, Daniel Romero y Javier Vélez Arcos. Este último es el hijo de Sandra Arcos, a quien el exprefecto Morales nombró en una denuncia que realizó el 2 de junio pasado.

Ese día, el entonces funcionario señaló que pidió a la Fiscalía que investigue “a varias personas e inclusive a los dos hijos de mi esposa como presuntos involucrados en las supuestas irregularidades de la adjudicación de contratos durante la emergencia sanitaria”.

La Fiscalía también señaló lo mismo el día en que se los vinculó. Según un informe de la entidad, con fecha 3 de julio, “Sandra Arcos y Javier Vélez serían propietarios y accionistas de empresas contratantes” de la Prefectura.

La entidad dice que “no hubo cómo mantenerlos vinculados, porque no hay contratos durante la emergencia hechos con sus empresas o con ellos como personas naturales”.

Fuente: El Comercio

feature image