Caso Pedernales: Daniel Mendoza habla de «reparto político»

El exasambleísta, Daniel Mendoza, rindió una declaración ante la Corte Nacional de Justicia, en Quito. Mendoza está involucrado dentro del proceso penal del caso de la construcción del Hospital de Pedernales.

La Fiscalía hizo públicas parte de sus reveladores testimonios donde cuenta cómo se operaba el «reparto político». Además  de la manera en que se «recomiendan nombres a cambio de rubros económicos» y se «ofrecer espacios a cambio de disciplina parlamentaria» es una práctica común. También señala que tiene audios guardados que serán entregados a la Fiscalía y que Eliseo Azuero tenía una metodología  para «distribuir recursos».

El exasambleísta concluyó su testimonio refiriéndose al «reparto de cuotas políticas» al interior de la Asamblea, a cambio de la alineación de legisladores.

REVISA AQUÍ SUS DECLARACIONES 

En su testimonio relata que, desde el 2016 se desempeñó como asambleísta en la provincia de Manabí hasta mayo de 2020, menciona como estaba estructurado su despacho como asambleísta principal, el ciudadano Jean Carlos M. se desempeñó como mi asesor, el ocupó la posición de asesor uno, las otras personas iban rotando.

Desde el 2016 fui integrante de la Comisión de Desarrollo Económico y también fui integrante de la Comisión de Fiscalización, funciones que las desempeñé durante mis funciones de Asambleísta.

Este proceso hace énfasis en la construcción de un hospital en Pedernales mi provincia natal, esto responde a un mecanismo de reparto político, recuerdo que cuando la Asamblea se disponía a elegir las autoridades en esos meses se empezó a dar una serie de reuniones para buscar consensos para llegar a tener una elección democrática y justa, estas reuniones incluyeron por parte del Ejecutivo ofrecimientos para las diferentes bancadas y legisladores que eran designaciones en el sector público, esto se dio en las semanas anteriores de mayo de 2019.


El exasambleísta, Daniel Mendoza, rindió una declaración ante la Corte Nacional de Justicia, en Quito. Mendoza está involucrado dentro del proceso penal del caso de la construcción del Hospital de Pedernales.

La Fiscalía hizo públicas parte de sus reveladores testimonios donde cuenta cómo se operaba el «reparto político». Además  de la manera en que se «recomiendan nombres a cambio de rubros económicos» y se «ofrecer espacios a cambio de disciplina parlamentaria» es una práctica común. También señala que tiene audios guardados que serán entregados a la Fiscalía y que Eliseo Azuero tenía una metodología  para «distribuir recursos».

El exasambleísta concluyó su testimonio refiriéndose al «reparto de cuotas políticas» al interior de la Asamblea, a cambio de la alineación de legisladores.

REVISA AQUÍ SUS DECLARACIONES 

En su testimonio relata que, desde el 2016 se desempeñó como asambleísta en la provincia de Manabí hasta mayo de 2020, menciona como estaba estructurado su despacho como asambleísta principal, el ciudadano Jean Carlos M. se desempeñó como mi asesor, el ocupó la posición de asesor uno, las otras personas iban rotando.

Desde el 2016 fui integrante de la Comisión de Desarrollo Económico y también fui integrante de la Comisión de Fiscalización, funciones que las desempeñé durante mis funciones de Asambleísta.

Este proceso hace énfasis en la construcción de un hospital en Pedernales mi provincia natal, esto responde a un mecanismo de reparto político, recuerdo que cuando la Asamblea se disponía a elegir las autoridades en esos meses se empezó a dar una serie de reuniones para buscar consensos para llegar a tener una elección democrática y justa, estas reuniones incluyeron por parte del Ejecutivo ofrecimientos para las diferentes bancadas y legisladores que eran designaciones en el sector público, esto se dio en las semanas anteriores de mayo de 2019.

Algunos legisladores mocionaron mi candidatura para buscar los consensos para una Presidencia de la Legislatura, la Ministra Romo decidió no apoyar mi pre-candidatura y la hizo con el actual Presidente de la Asamblea Cesar Litardo, se creó el grupo político BADI liderado por Eliseo Azuero hoy procesado en esta causa. Yo mantuve reuniones con las diferentes bancadas para buscar consensos para poder llegar a la Presidencia de la Asamblea, la elección se llevó delante de forma democrática se alcanzaron los votos necesarios para designar a Litardo Presidente de la Asamblea.

Yo pregunté a Azuero cual fue el compromiso que adquirió con el Ejecutivo y él me indicó que fueron muchos, pasaron meses y Eliseo Azuero empezó a presionar porque no le cumplían dichos ofrecimientos que llevó Litardo a la Asamblea. Él me comentó que en una reunión entre legisladores de su grupo político, les había presionado para que cumplan una de las designaciones era la de René Tamayo que fue Director del SECOB , el grupo político BADI comenzó a liderar esa institución con Tamayo a la cabeza.

Azuero me comentó que el señor René Tamayo había ganado su confianza de muchos años porque había trabajado tiempo atrás y le había comentado a la Ministra Romo para su designación. Una vez que se da esta designación, esta institución tenía proyectadas construcciones entre otras infraestructuras relacionadas con hospitales, debo mencionar señor Juez que en este momento presido una organización política que siempre buscó atender las necesidades laborales de la provincia, el tener cercanía con el legislador Azuero nos iba a permitir ayudar a dar trabajo a una buena cantidades de manabitas de bajos recursos, se desarrolló esta relación con Azuero por que tenía la Vicepresidencia de la Comisión de Fiscalización de la cual yo era parte.

Fue una obra que ya se encontraba adjudicada y tiene relación en esta investigación porque por esas fechas luego de la designación de René Tamayo aparece el ciudadano Franklin Calderón a quien conocía con quien compartí ciertos espacios sociales pero tenía referencias. Él se acercó a mi asesor con una petición poder llegar a Eliseo Azuero puesto que el tenía un nivel de participación con la empresa que fue adjudicada la construcción del Hospital de Bahía de Caráquez, debía ratificar esa adjudicación, lo planteó desde la lógica que quería ganar la confianza de Tamayo y Azuero.

Debo reconocer señor Juez que siempre buscamos tener programas de ayuda social y para esto consideramos necesarios recaudar fondos que sacarían adelante estos programas y en esto soy responsable y dispuse a mi asesor que buscara la manera de recaudar, él iba a ser llegar a Eliseo Azuero la mitad de esta recaudación.

Es importante,Señor Juez, consideró que este primer acuerdo sentó las bases que fue una relación entre Calderón, Jalil y Azuero. Esto permitió que el proceso de contratación del hospital de Pedernales se ratifique la adjudicación, Eliseo me comentó que el proceso ya se adjudicó a Consorcio Pedernales, los procesos de construcción y adjudicación fueron en momentos distintos.

Eliseo Azuero me preguntó mi relación con el Ministro de Finanzas, para que le ayude y se le acreditara el anticipo al contrato, mi relación siempre fue cordial con el Ejecutivo eso le manifesté, había expectativa que esa obra arranque que se encontraba en la zona más afectada de Manabí, volví a insistir a Azuero que si tenía que contratar mano de obra coordinara con mi equipo de Manabí para generar trabajo.

Yo le di la instrucción a mi asesor Jorge Jalil, que se pusiera en contacto a Calderón con el gerente de BanEcuador, al inicio no tuvieron problemas para realizar cobros, E. Azuero me pidió que ponga a alguien a revisar los 10 cheques que sumaban 40.000 para ser entregados a él mismo, eso fue una de las acciones que permitió que en este momento nos encontremos en esta situación, el valor de la adjudicación era de 16 millones de dólares y el anticipo era del 50% que fue transferido al Consorcio Pedernales, yo tuve conocimiento por mi asesor que existían inconvenientes que no había disponibilidad de fondos para efectivizar esos 10 cheques, estos 10 cheques me hicieron llegar a mi a la casa de mi padre donde me encontraba guardando cuarentena y de manera inmediata entregué a mi asesor para que se encargue de cobrarlos, se que hubo un inconveniente porque no tenían firmas.

En todo momento siempre fue mi motivación el poder cumplir para que se de la oportunidad de trabajo en Manabí, eso no se justifica lo que se hizo, de los 10 cheques fueron 2 efectivizados y luego de eso ya vino la detención de mi asesor en el mes de mayo, por lo que me puse intranquilo porque esa detención me involucró a mí directamente.

El 23 de mayo de 2020 tomé la decisión de viajar a Quito para visitar a E. Azuero y me cuente la verdad de los hechos para que esto se pueda aclarar, lleve conmigo una grabadora porque necesitaba tener una garantía que Eliseo me dijera la verdad de a quién entregó el dinero que recibió, en esa grabación él reconoce haber recomendado el perfil de Jorge Tamayo y haber entregado a colegas de su bancada montos efectivos, en esta conversación incluso detalla básicamente el modus operandi de como entrega esos recursos al grupo político del BADI, por eso como una medida de seguridad mía realicé esta grabación que entregué a Fiscalía.

Previo al día que me entregué voluntariamente salió un IRP me llamó E. Azuero ahí hace referencia a que va a ayudar a Jorge Tamayo y Jorge Jalil para que el IRP (informe responsabilidad penal) no les afecte, el siempre hizo énfasis que debía proteger a Jorge Jalil. Él se comprometió a hablar con la ministra Romo y César Litardo y en definitiva en esta conversación menciona al Asambleísta Tello, a María M. Cuesta a Freddy Alarcón, a legisladores que el hizo llegar los montos al que habían acordado.

El 2 de junio realizo otra grabación a la llamada donde se compromete a hablar con Contraloría, luego ya se da la fecha del allanamiento a la vivienda de mi hermano en Portoviejo.

feature image