“Chespirito”: sus programas, fuera del aire y su familia libra y batalla con Televisa

Han pasado seis años desde que Roberto Gómez Bolaños “Chespirito” dejó este mundo, pero su recuerdo sigue más que vigente a pesar de que su catálogo de programas, principalmente El Chavo del 8 y Chapulín Colorado dejaron de transmitirse por los canales de Televisa, empresa mexicana que fue su casa por más de 50 años.

La imagen del histórico productor mexicano busca renovarse bajo la mano de su hijo Roberto Gómez Fernández, quien se ha pronunciado por impulsar diferentes proyectos para ampliar el imperio de “Chespirito” y entre las que destacanEl Chavo del 8 animado y una biopic que está en proceso de planeación.

Justo en este intento de renovación se dio la ruptura entre Televisa y la familia de Gómez, por lo que decidieron terminar con la relación que los hizo conseguir éxito en toda Latinoamérica y dejar de transmitir los recordados programas en varios países, donde el amor por los emblemáticos personajes está más que probado.

Fue a inicios de agosto cuando el conflicto quedó al descubierto. “Aunque tristes por la decisión, mi familia y yo esperamos que pronto esté Chespirito en las pantallas del mundo. Seguiremos insistiendo, y estoy seguro que lo lograremos”, escribió Roberto Gómez Fernández en su cuenta de Twitter sin dar más detalles, pero dejó entrever un problema por los derechos de todos los famosos programas.

Fue a inicios de agosto cuando el conflicto entre Televisa y la familia de Roberto Gómez Bolaños quedó al descubierto

El tema escaló y sorprendió a todos cuando el mismo creador de las telenovelas La jefa del campeón, El color de la pasión y Para volver a amar anunció su retiro de la empresa para la que colaboró por casi años.

“Por este medio quiero comunicar que después de una larga y extraordinaria historia, a partir de hoy dejo de formar parte de Televisa. Ha sido una decisión muy difícil por todo lo que ha representado en mi vida. Desde los 17 años he trabajado en Televisa, así que mañana, después de 39 años de etapa laboral, será mi primer día que no pertenezca a esta empresa”, comentó en un extenso comunicado en septiembre de este año.

Un mes después señaló que su única misión es que los exitosos proyectos de su padre vuelvan a la tv abierta, por lo que las negociaciones siguen abiertas.

“Mi familia y yo tenemos como misión llegar a un acuerdo. Yo no voy a descansar y es mi objetivo principal que vuelva a estar al aire en el mundo, la serie original del Chavo y el Chapulín, etcétera”, comentó frente a los medios de comunicación.

Añadió que sigue en pie su idea de llevar a la pantalla la serie biográfica de su padre, para la que que no descartó invitar al actor Eduardo España para el papel principal.

El 20 de junio de 1971, hace 49 años, se transmitió el primer capítulo de “El Chavo del 8”

Por lo mismo aclaró que aún no tiene conversaciones con actores que acompañaron a su padre en su juventud, como María Antonieta de las Nieves, “La Chilindrina”, o Carlos Villagrán, mejor conocido como “Quico”.

Florinda Meza, gran amor de Bolaños, es otra persona que no deja morir el recuerdo del famoso creador y es que a inicios de noviembre le dedicó un emotivo poema, pero además constantemente cuenta algunos detalles del hombre con el compartió toda la vida.

La actriz y productora contó a Ventaneando que la televisora mexicana no siempre tuvo un buen trato hacia su marido: “El hecho de que le pagaban una miseria de exclusividad comparado con lo que le pagaban a otros actores, si tomas en cuenta lo que les pagan, si tomas como tasa eso, entonces estaban subestimando a Roberto, que les había dado todo”. (La exclusividad es la cantidad monetaria que Televisa otorgaba a sus figuras mensualmente para evitar que trabajaran en otras empresas, pero desde hace años ese sistema se ha ido eliminando. Hoy son pocos los que siguen obteniendo ese pago).

“Mi Rober, hasta el último día de su vida creo que nunca ha sido valorado en toda la extensión de la palabra”, añadió.

Pero a pesar de los problemas que rodean a los contenidos y la misma trayectoria de Roberto Gómez Bolaños, es innegable el legado del productor en la industria de la televisión mexicana y toda Latinoamérica.

Estudió ingeniería mecánica en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pero no se graduó porque dejó sus estudios para dedicarse a escribir, una de sus grandes pasiones.

Así comenzó a trabajar como creativo publicitario, durante los años 50, lo que significó su puerta de entrada al mundo de la televisión. Escribió guiones de películas para el dúo Viruta y Capulina y para varios programas de TV como Cómicos y canciones; y El estudio de Pedro Vargas.

Su apodo se lo debe al director de cine Agustín P. Delgado, quien lo bautizó como Chespirito por su gran capacidad para escribir guiones y es el diminutivo de la pronunciación de Shakespeare.

En 1968 fue convocado por el Canal 8 de México para producir un segmento de media hora y así nació Los súper genios de la mesa cuadrada.

Dos años después tuvo su propio programa, donde surgieron los personajes del Chavo y el Chapulín Colorado entre muchos otros como el recordado Chómpiras, el Doctor Chapatín, Vicente Chambón y Chaparrón Bonaparte.Su apodo se lo debe al director de cine Agustín P. Delgado, quien lo bautizó como Chespirito por su gran capacidad para escribir guiones y es el diminutivo de la pronunciación de Shakespeare. Su apodo se lo debe al director de cine Agustín P. Delgado, quien lo bautizó como Chespirito por su gran capacidad para escribir guiones y es el diminutivo de la pronunciación de Shakespeare.

Su programa se convirtió en un clásico y se hizo conocido en todo el mundo hispano parlante. Su programa estuvo al aire hasta 1995 y muchos años después se continuaron viendo repeticiones por diferentes cadenas a lo largo del mundo.

El 20 de junio de 1971, hace 49 años, se transmitió el primer capítulo de El Chavo del 8, serie que inmortalizó a “El Chavo”, “Quico”, “La Chilindrina”, “Don Ramón”, “Doña Florinda”, “La Bruja del 71” o “Jaimito, el cartero”.

Fuente: Infobae

El dinero que ganó Roberto Gómez Bolaños con Chavo del 8 y Chapulín Colorado

Quien pensaría que en 1968, tras un espacio brindado por Televisa, nacerían personajes y un icono de la comedia mexicana y latinoamericana. Chespirito o Roberto Gómez Bolaños trabajó en varios programas y con ello amasó una enorme fortuna.

Hace unos días se conoció la millonaria cifra que recaudó el actor y escritor a o largo de años. El sitio Celebrity Net Worth aseguró que el artista recaudó la increíble cifra de USD 50 millones con todos sus personajes.

Ganancias de Florinda Meza y Carlos Villagrán

El sitio también asegura que Florinda Meza tiene un patrimonio de 20 millones de dólares. Aunque en ninguno de los casos aclara cómo están compuestos dichos valores. También se refieren a Carlos Villagrán, y aseguran que tiene diez millones.

A pesar que han pasado seis años de la muerte de Chespirito, su figura y personajes siguen vigentes dentro de la cultura humorística de jóvenes y adultos. Ramón Valdéz, Florinda Meza, Ruben Aguirre y María Antonieta de las Nieves fueron actores que acompañaron desde los inicios al mexicano en el programa “Los Supergenios de la Mesa Cuadrada”.

Contrario a lo que se piensa, El Chavo fue uno de sus últimos personajes en aparecer en la pantalla chica. Ciudadano Gómez y el Doctor Chapatín fueron quienes trazaron el camino al éxito de Roberto Gómez Bolaños.

Dentro del cine, las entregas de la película del Chanfle y Chanfle 2 son las más recordadas por los fanáticos del comediante. Aunque en su filmografía aparecen títulos como: Dos locos en escena, El Mundo loco de los Jóvenes, Don ratón y Don ratero, entre otras.

Carlos Villagrán recordó su última charla con Ramón Valdés

Mucho se ha dicho de las peleas que han tenido lugar entre los actores que formaban parte del elenco de El Chavo del 8. Sin embargo, la vecindad también sirvió de marco para que Carlos Villagrán, encargado de interpretar a Quico, entablara una férrea amistad con Ramón Valdés, quien por entonces encarnaba al recordado Don Ramón. Y, en diálogo vía Instagram Live con Carmen Valdés, la hija del actor fallecido en 1988, el hombre contó cómo fue la última charla que mantuvieron antes de su partida.

“Lo fui a ver porque yo tenía un compromiso para ir a trabajar a Bolivia y Perú. Lógicamente, yo sabía que estaba muy enfermo y me fui a despedir de él en el Hospital Santa Elena. Entré y él siempre con sus bromas, a pesar de que estaba ya muy delgadito y todo…Yo lo vi muy delgado y ya vi que le faltaba muy poco tiempo. Así que lo abracé y empecé a llorar. A lo cual él me dijo: ‘Ya, no llores cachetón. Allá te espero’. Le digo: ‘¿Allá con el Señor?’. ‘No te hagas el tonto: allá abajo’, me respondió”, recordó Villagrán sin poder contener la risa.

Sin embargo, al rememorar el momento en que se enteró de la muerte de su amigo, el actor se puso serio y contó: “Ese día estuve muy triste. Aunque la esperaba, cuando te llega la noticia ya sabes que es oficial. Entonces me llegó una foto suya. Estaba yo sentado, me la quedé viendo y me quedé sin palabras… Y recordando tantas y tantas, y tantas cosas que pasaron. Perder a Don Ramón fue muy doloroso para mí”.

«Don Ramón» (Ramón Valdés) y la «Bruja del 71» (Angelina Fernández), en «El Chavo del 8»

Las anécdotas que compartieron Villagrán y Valdés fueron muchas. Y Carlos recordó algunas de ellas en diálogo con la hija de su amigo. “El común denominador de todos los que trabajamos en esta hermosa vecindad, fue hacer lo mejor que podíamos. Por eso, nosotros mismos nos explotábamos para ver hasta dónde podíamos llegar… Y Don Ramón era el maestro del timing, lo traía a flor de piel. Todos hemos aprendido de él, fue nuestro maestro”, señaló el actor.

Villagrán recordó que tenían que pasar toda la jornada de grabación con la pintura o lo que fuera que le hubieran tirado para el programa. Y que luego se metían en “la regadera con ropa y todo” para poder higienizarse. Sin embargo, contó que aunque la mayoría de ellos estaban caracterizados, Valdés sólo tenía que ponerse un gorro para salir a escena. “Don Ramón, afuera y adentro, era Don Ramón. Era genial porque él llegaba y así como estaba se presentaba”, explicó.

El actor le contó a Carmen una historia de un día que, en el intervalo del almuerzo, habían ido a una taquería que quedaba fuera de los estudios de Televisa. «De regreso, caminando, vi que tu papá apretaba el paso. Y yo tenía ganas de ir al baño. Entonces como que le gano la carrera, termino corriendo y me meto al baño. Me dice: ‘Maldito cachetón, me lo ganaste’. Y yo pensé que se había ido hasta que escucho: ‘Apúrate cahetón’. ‘No Ramón, busca otro baño’, le digo yo. “Creo que si voy a buscar otro baño porque esto ya no es vida’, me responde”.

Una vieja imagen que compartió Miguel Valdés (TW: @RamnValdsCasti1)

Villagrán recordó el entusiasmo con el que los recibía la gente cuando iban de gira a distintos países del Latinoamérica. “Era demasiada la popularidad que teníamos”, reconoció. Y contó que en los aviones la gente se paraba de sus asientos para ir a pedirles autógrafos, hasta que las azafatas los mandaban a sentar.

“Un día regresábamos de Chile y Don Ramón venía cansadísimo, así que se quedó dormido en el asiento del avión. De repente, un niño como de nueve año se acerca y le da una cachetada. Él se despierta creyendo que se estaba cayendo la nave. Y el padre del nene, riéndose, le dice. ‘Está imitando a doña Florinda’. Tu papá se lo quería comer”, le contó Carlos, divertido, a Carmen.

Y, a pedido de la hija de Valdés, recordó un episodio ocurrido en un hotel. “Cuando estábamos de gira casi siempre nos tocaba en la misma habitación a Don Ramón y a mí, porque también lo pedimos nosotros. Nos llevábamos muy bien. Entonces, se despertó primero tu papá, entró al baño y se puso a lavarse los dientes. Yo me despierto, lo veo y me dice: ‘¿A qué hora le sale el sabor a esto?’. Y cuando miro, se estaba lavando una pomada para las hemorroides”, rememoró Villagrán.

Fuente: Infobae

Se revela quién es la madre de El Chavo del Ocho

El Chavo del 8 es una de las series más amadas por los latinos. Fue hace décadas que se estrenó su primer capítulo, y aún los fanático del pasado y los nuevos siguen viendo los episodios. Justamente en ese contexto, los televidentes han sacado a la luz interrogantes que con el tiempo se van resolviendo.

Uno de los misterios más importantes de l mundo de ‘Chavo del 8’ es justamente sobre él y su madre. Aunque muchos creerían que el protagonista, Roberto Gómez Bolaños, es huérfano, pues nunca se confirmó esa noticia. Por el contrario, lo que se ha revelado es la identidad de quienes serían sus padres.

Varias son las teorías que han circulado en torno a este misterio. Pero esta vez hay algo diferente. Que la información salió del libro de Roberto Gómez Bolaños «El Diario de El Chavo del Ocho». El youtuber Grunger Oficial se encargó de explicar todo lo revelado.

Según señala,  la mujer era  una madre soltera que a diario se iba a trabajar, por lo que dejaba a su hijo en la guardería. El youtuber señala que las características coinciden con la novia de Don Ramón y la mamá de La Chilindrina, quien es dos años menor que El Chavo.

Entonces te estarás preguntando si Don Ramón es el padre del chavito. La respuesta es NO. Resulta que la mujer, habría concebido a su hijo antes  antes de conocer al personaje de Ramón Valdés.

Pero eso no queda ahí, sino que la teoría revela que su hermana sí sería la Chilindrina. Pues la mujer sería madre de ambos, pero su fallecimiento habría llegado al tener su segundo parto.

Después de tres años, el chavito habría llegado a la vecindad y ahí se quedó sin conocer la verdad.  Aunque siempre sentía afinidad por el recuerdo de la esposa fallecida de Don Ramón.

Fuente: MetroEcuador

El dolor de Florinda Meza por el levantamiento de los programas de Chespirito

La viuda de Roberto Gómez Bolaños grabó un video en el cual manifestó su descontento tras la decisión de Televisa: “Era una forma de sentir que mi Rober estaba vivo”

Florinda Meza, quien fuera la mujer de Roberto Gómez Bolaños, grabó un video en el cual manifestó su sorpresa y descontento por la decisión que tomó Televisa al dejar de emitir los programas de Chespirito.

La actriz comenzó haciendo referencia a la pandemia del coronavirus que atraviesa el mundo.

“Pero no es, sin embargo, el único golpe que como sociedad hemos recibido”, consideró.

“De pronto, en medio del encierro, juntos en familia, comenzamos a ver y sobre todo a buscar aquellos programas que nos anclaban, que nos hacían sentir seguros, que nos hacían sentir que el mundo podría cambiar. Buscamos aquellos programas que nos permitían reír sin complicaciones. Esa sencilla dificultad de hacer reír sin dañar a nadie. Y vino la nostalgia. Esa nostalgia buena que nos da una luz de esperanza. Y sabemos que todos estamos enlazados en un corazón que, a pesar de que todo se había vuelto todo tan frío, había un corazón latiendo ahí: el del Chapulín Colorado.”

“Hay cosas, hay objetos, hay personas que se vuelven de culto: Chespirito es un programa que se volvió de culto. Porque no solamente es el genio y el talento de Roberto en escribir, en dirigir, en actuar. Hizo actuar, con sus direcciones, a los que no eran actores, logró maravillas. También es algo más, aparte de esa genialidad y ese talento. Un momento oportuno y una sabiduría para conjuntar un grupo que hicieron una química perfecta. Algo que no puede ser sustituido”, continuó Florinda Meza y comparó los ciclos de Chespirito con Charles Chaplin o La Pantera Rosa.

Y les habló a los fanáticos de El Chavo del 8, El Chapulín Colorado, entre otros: “Los entiendo, los comprendo, han sido lastimados. Yo también me sentí lastimada, porque no necesito económicamente del programa, pero era una forma de sentir que mi Rober estaba vivo”, sostuvo y agregó que “Roberto, Chespirito y todos los del programas, todos los personajes seguirán estando vivo mientras ustedes los recuerden, mientras estén en su memoria y en sus corazones, seguirán viviendo”.

Por su parte, aseguró que ella no tuvo “nada que ver” en la decisión de Televisa de levantar los ciclos.

“No se me participó, no se me llamó. Pero de haber sido llamada habría pedido que lo retrasaran un poco. No en medio de esta tragedia, cuando la gente más necesita de diversión”.

Además, remarcó que “curiosamente están cayendo en un error que ya cometieron antes”.

“El programa fue retirado del aire en México a dos semanas de cumplir 25 años. Ahora, a un mes y días de que el programa cumpla 50 años de estar ininterrumpidamente al aire. Eso es un récord para Televisa que no tiene ni tendrá ninguna televisora. Ya nunca será posible porque el mundo es diferente”.

“Entonces, yo les habría sugerido que esperaran un poco más. Esto es un paso ya dado. No creo que den marcha atrás. No lo sé, pero les tengo una noticia: nadie podrá matar a Chespirito mientras esté en nuestros corazones, mientras siga en nuestros recuerdos, en nuestra memoria. Porque está en nuestra genética y seguirá por un tiempo. Por lo tanto, hasta la próxima y, como diría el Chapulín Colorado: “síganme los buenos”.

feature image