Investigación: Parte del cuerpo, sería invulnerable al coronavirus

Aunque a nivel internacional las autoridades sanitarias advierten que el coronavirus puede ingresar al organismo a través de los ojos, al menos una parte de este es invulnerable al SARS-CoV-2, según un nuevo estudio publicado en la revista Cell Reports.

La córnea humana, la parte frontal transparente del ojo que cubre el iris, la pupila y la cámara anterior, es resistente a la infección por coronavirus debido a que el virus no consigue replicarse en ella, señala una investigación desarrollada por científicos de la Universidad Washington en St. Louis, Estados Unidos, se indica en una publicación del sitio web News Medical.

«Todos los donantes de córnea que testeamos eran resistentes al nuevo coronavirus», dijo a ScienceAlert el autor principal del estudio, el microbiólogo molecular Jonathan J. Miner. El científico además recalcó que sus hallazgos son preliminares y «aún es posible que un subconjunto de personas tenga córneas que favorezcan el crecimiento del virus». «Pero ninguna de las córneas que estudiamos favoreció el crecimiento del SARS-CoV-2», aseguró.

Los ojos aún deben ser protegidos

En el desarrollo del estudio, los expertos analizaron las córneas de 25 donantes humanos y también de ratones. El tejido ocular fue expuesto a tres virus separados: SARS-CoV-2, virus Zika y virus del herpes simple 1 (HSV-1).

Aunque el virus del herpes y el del Zika lograron replicarse, en las muestra humanas analizadas se evidenció que el SARS-CoV-2 no consiguió hacerlo. «Nuestros datos sugieren que el nuevo coronavirus no parece poder penetrar en la córnea», indicó el coautor del estudio, el oftalmólogo Rajendra S. Apte.

Sobre cómo la córnea humana puede resistir al SARS-CoV-2, los científicos sugieren que el receptor de interferón tipo III inhibe el crecimiento viral para el VHS-1 y el virus Zika, por lo que también podría bloquear la capacidad de replicación del SARS-CoV-2. Los expertos se limitaron a señalar que esta invulnerabilidad al coronavirus «probablemente esté regulada por una vía antiviral distinta» que aún debe ser dilucidada en estudios futuros.

Pese a esto, los científicos indicaron que, por el momento debe mantenerse el cuidado y protección de los ojos, con el uso de gafas protectoras y otros accesorios, a pesar de esta aparente invulnerabilidad de la córnea.

«Es posible que aprendamos que las cubiertas para los ojos no son necesarias para proteger contra las infecciones en la comunidad en general, pero nuestros estudios realmente son solo el comienzo», concluyó Miner. 

Fuente: El Universo

feature image