Jueces niegan fianza a hermanos Bucaram Pulley

El juez Ronald Guerrero negó la solicitud de medidas sustitutivas presentada por la defensa de los hermanos Abdalá y Michel Bucaram Pulley, así como para Gabriela Pazmiño, esposa del primero.

Los tres son investigados por la Fiscalía por el delito de asociación ilícita, en la red de corrupción que operó en los hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Guayaquil.

La defensa quería sustituir la orden de prisión preventiva que pesa contra los hermanos Bucaram Pulley por una fianza de USD 30.000.

El juez rechazó la petición y ratificó la prisión preventiva impuesta en julio de este año. Además dictó la misma medida para Pazmiño.

La presentadora de televisión tenía la obligación de presentarse todas las semanas ante la Corte en Guayaquil, lo cual ha incumplido.

En declaraciones a PRIMICIAS, Francisco Onofa, abogado de los tres acusados, criticó que la actuación del juez y calificó el proceso como político.

El caso lo lleva la jueza Gianella Noritz, quien se excusó de tramitar la apelación a la prisión preventiva y fijación de caución que presentó Onofa. Tanto Abdalá Bucaram Pulley como su esposa están en Miami, donde solicitaron asilo político.

Dalo Bucaram y Gabriela Pazmiño solicitaron pagar fianza para retornar al país

Varios investigados del caso de asociación ilícita para la venta de insumos médicos han rendido su versión desde la clandestinidad en las últimas semanas. La Fiscalía investiga a 15 personas, entre ellas los hermanos Daniel y Noé Salcedo Bonilla y los hermanos Jacobo, Michel y Dalo Bucaram Pulley y esposa de este último, Gabriela Pazmiño Pino.

El testimonio que dieron los procesados, quienes cuentan con una orden de prisión preventiva, fue de forma virtual.

Entre el 25 y el 28 de agosto Jorge Antonio San Lucas y Marco Sevillano Macías comparecieron desde la clandestinidad. Ellos aseguran que son inocentes y que no tienen relación alguna con la trama de corrupción que intenta exponer la fiscal Claudia Romero.

El primero es contador de ECAP-Mediq S. A., empresa de Daniel Salcedo, dedicada a la venta de materiales e insumos médicos y quirúrgicos.

El segundo que compareció es socio de Daniel Salcedo en la compañía Sevmac que se dedica a la venta de componentes de vehículos. Ambos son accionistas, pero Salcedo tiene la mayoría de las acciones.

Quien también dio su versión de forma telemática desde Estados Unidos fue Gabriela Pazmiño Pino.

Su abogado, el doctor Francisco Onofa, cuenta que su cliente conoce a algunos de los procesados por asuntos sociales y no por negocios.

Por ejemplo, a Daniel Salcedo y a Karina Cadena los conoce, pero por una innegable amistad de su esposo con el primero y con Cadena, porque Pazmiño empezó su carrera como modelo y trabajó con la empresaria años atrás.

La esposa de Dalo Bucaram, quien supuestamente está embarazada, está en Miami con su esposo e hijos desde antes de la cuarentena por el coronavirus. Ella presentó durante su versión, que duró más de dos horas, algunos documentos para justificar los recursos que le cuestiona la Fiscalía.

Por ejemplo presentó la declaración al impuesto a la renta, así como las declaraciones a las salidas de divisas. Su defensa insiste en que son de aproximadamente de ocho años antes de la causa.

El abogado Onofa aseguró que se ha solicitado a los medios de comunicación donde trabajó Pazmiño que certifiquen cuáles eran los montos que declaraba cuando fue presentadora de televisión.

El defensor de la periodista y exasambleísta también sostuvo que Jorge Henriques Aguilera no fue asambleísta alterno de Gabriela Pazmiño cuando esta fue elegida por el Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE).

Henriques también está entre los procesados por este caso, pues fue jefe de compras públicas del hospital Teodoro Maldonado Carbo y cuenta con un informe de Contraloría con indicios de responsabilidad penal, pues habría aprobado la compra de casi $5 millones en insumos médicos en un solo día. Él también salió del país y se encontraría en Miami.

La defensa de Dalo, Michel Bucaram Pulley y de Gabriela Pazmiño Pino presentó un pedido de caución (fijación de fianza) semanas atrás. En la solicitud plantearon que cada uno cancele un monto de $30000 mientras dure la investigación para anular la prisión preventiva y que ellos puedan regresar al país. El lunes 14 de septiembre la jueza Gianella Noritz finalmente conocerá este pedido luego de que se pospusiera la primera diligencia que debía realizarse el pasado lunes.

En este caso hay tres detenidos: Daniel y Noé Salcedo Bonilla y Karina Cadena, la empresaria de 50 años que fue capturada hace una semana en Quito y quien está en la cárcel de mujeres de Guayaquil.

El abogado de Cadena, Francisco Ospina, dijo que este miércoles finalmente, después de 33 días, “soltó la jueza el proceso” y se dio paso al pedido de apelación a favor de la empresaria, que según su defensa sufre de los riñones y no tendría acceso a sus medicamentos en prisión.

Ospina ahora espera la fecha para la diligencia.

Fuente: El Universo

feature image