Estudio mexicano refuerza hipótesis que meteorito no extinguió a dinosaurios

Un equipo de investigadores mexicanos aseguró este martes que existen evidencias geológicas, mineralógicas y estratigráficas que refuerzan la hipótesis de que los dinosaurios no se extinguieron por la caída de un meteorito, sino que la zona del supuesto impacto conserva restos de una erupción volcánica.

En un artículo publicado en la Gaceta Gondwana, revista de la Asociación Mexicana de Geólogos Petroleros, un grupo de trabajo del Instituto Politécnico Nacional (IPN) expuso que en la zona de Chicxulub, en la península de Yucatán, se registró un «evento volcánico subacuático» que coincide con el fin de la era de los dinosaurios, al final del periodo Cretácico.

“El estudio de la secuencia de rocas carbonatadas de origen marino transicionales en la zona de contacto entre el Cretácico-Paleoceno no arroja ninguna evidencia geológica relacionada con el supuesto impacto de un cuerpo litológico extraterrestre en la región, incluido el iridio, lo que nos lleva a replantear seriamente el mito del meteorito de Chicxulub”, expuso en un boletín el doctor Abelardo Cantú, coautor de la investigación.

La hipótesis que hasta ahora genera más consenso en la comunidad científica para explicar la quinta extinción masiva de la Tierra es el impacto de una enorme roca en Chicxulub, que habría tenido una potencia equivalente a 10 000 millones de bombas atómicas como la de Hiroshima.

Pero en la zona del supuesto impacto, según Cantú, con un registro geofísico de 1 200 metros de profundidad se observa la presencia de sedimentos de origen volcánico, como son cenizas, lavas, vidrio volcánico y bentonita, entre otros.

El catedrático del IPN, pionero en el estudio de fósiles de pozos petroleros de México, atribuyó la extinción de especies vegetales y animales sucedida en ese periodo, entre ella la de los dinosaurios, a causas evolutivas y cuestiones biológicas.

El artículo científico publicado en la Gaceta Gondwana presenta investigaciones del material proveniente de más de 100 pozos petroleros perforados por Petróleos Mexicanos (Pemex) al sur del Golfo de México, algunos de ellos ubicados justo en la zona del supuesto impacto, indicó en el boletín Juan Carlos Zarazúa, coautor del escrito junto a Abelardo Cantú.

EFE

Sin asteroide, dinosaurios seguirían dominando la Tierra

Un análisis de modelos estadísticos sobre la diversidad de los dinosaurios muestra que no estaban en declive en el momento de su extinción por un asteroide golpeado hace 66 millones de años.

Los investigadores de la Universidad de Bath y el Natural History Museum dicen que si no hubiera ocurrido el impacto, los dinosaurios podrían haber seguido dominando la Tierra.

Los dinosaurios estaban muy extendidos en todo el mundo en el momento del impacto del asteroide al final del período Cretácico Superior, ocupaban todos los continentes del planeta y eran la forma animal dominante de la mayoría de los ecosistemas terrestres.

Sin embargo, todavía es polémico entre los paleobiólogos si la diversidad de los dinosaurios estaba disminuyendo en el momento de su extinción. Para abordar esta pregunta, el equipo de investigación recopiló un conjunto de diferentes árboles genealógicos de dinosaurios y utilizó modelos estadísticos para evaluar si cada uno de los principales grupos de dinosaurios aún podía producir nuevas especies en este momento.

Su estudio, publicado en la revista Royal Society Open Science, encontró que los dinosaurios no estaban en declive antes del impacto del asteroide, lo que contradice algunos estudios anteriores.

Los autores también sugieren que si no hubiera ocurrido el impacto, los dinosaurios podrían haber continuado siendo el grupo dominante de animales terrestres en el planeta. El primer autor del estudio, el doctorando Joe Bonsor, dice en un comunicado:

«Estudios anteriores realizados por otros han utilizado varios métodos para llegar a la conclusión de que los dinosaurios se habrían extinguido de todos modos, ya que estaban en declive hacia el final del período Cretácico. «Sin embargo, mostramos que si amplía el conjunto de datos para incluir árboles genealógicos de dinosaurios más recientes y un conjunto más amplio de tipos de dinosaurios, los resultados no apuntan realmente a esta conclusión; de hecho, solo la mitad de ellos lo hacen».

Es difícil evaluar la diversidad de dinosaurios debido a lagunas en el registro fósil. Esto puede deberse a factores como qué huesos se conservan como fósiles, lo accesibles que son los fósiles en la roca para permitir su excavación y los lugares donde los paleontólogos los buscan.

Los investigadores utilizaron métodos estadísticos para superar estos sesgos de muestreo, observando las tasas de especiación de las familias de dinosaurios en lugar de simplemente contar el número de especies que pertenecen a la familia. Joe Bonsor dijo:

«El punto principal de nuestro artículo es que no es tan simple como mirar algunos árboles y tomar una decisión: los grandes sesgos inevitables en el registro fósil y la falta de datos a menudo pueden mostrar una disminución en las especies, pero esto puede no ser un reflejo de la realidad en ese momento.

«Nuestros datos actualmente no muestran que estuvieran en declive, de hecho algunos grupos como los hadrosaurios y ceratopsianos estaban prosperando y no hay evidencia que sugiera que se habrían extinguido hace 66 millones de años si no hubiera ocurrido el evento de extinción».

Si bien los mamíferos existían en el momento del impacto del asteroide, solo se debió a la extinción de los dinosaurios lo que provocó que los nichos fueran desocupados, lo que permitió que los mamíferos los llenaran y luego dominaran el planeta.

Fuente: EuropaPress

feature image