Disney suprime 28.000 empleos a causa de la pandemia

El gigante del entretenimiento Disney anunció este martes 28.000 despidos en sus actividades de parques de diversiones, cruceros, eventos y productos derivados, debido al impacto de la pandemia.

El anuncio se hizo en una carta a los empleados el martes de Josh D’Amaro, director de parques de Disney, quien detalló varias ‘decisiones difíciles’ que la compañía se ha visto obligada a tomar en medio de la pandemia en curso. Una de esas decisiones incluye poner fin a la licencia de miles de sus empleados.

Alrededor del 67 por ciento de los 28.000 empleados despedidos eran trabajadores a tiempo parcial, dijo D’Amaro a CNBC.

La decisión se origina en el «impacto prolongado de la covid-19 en nuestros negocios, incluida la reducción de aforo en los sitios (explotados) vinculada a la distancia física, y las incertidumbres sobre la duración de la pandemia», explicó el grupo en un comunicado.

Aunque la compañía ha podido operar sus parques en Florida, París, Shanghai, Japón y Hong Kong con una capacidad limitada, California Adventure y Disneyland han permanecido cerrados en Anaheim California.

Entre abril y junio, la facturación de estas actividades cayó un 85% sobre igual período del año pasado, a 983 millones de dólares. (I)

AFP

El lado oscuro de Mulán y el boicot internacional

La nueva y espectacular película de Disney ya no es una animación como fue su original historia de 1998. En aquel entonces, 22 años atrás, fue un dibujo que causó sensación y que dejó con sabor a poco a sus fanáticos que querían más versiones de esa guerrera defensora de un imperio. Mulán volvió más de dos décadas después, pero encarnada en Yifei Liu, una actriz que no deja dudas sobre su talento y destreza sobre los diferentes escenarios.

Esos escenarios son hoy en día fruto de una controversia internacional. Muchas de las escenas de Mulán fueron grabadas en Xinjiang, el epicentro de la violación sistemática de los derechos humanos por parte del régimen chino. La locación, en sí, no guarda ningún reproche. Sin embargo, fueron varios analistas y medios internacionales los que advirtieron que sobre el final de la megaproducción de 200 millones de dólares se explicitaba lo que podría considerarse un exceso por parte de los productores. “Un escándalo”, en palabras de The Washington Post.

Es que los realizadores no tuvieron mejor idea que agradecer al Partido Comunista Chino (PCC) y a las autoridades regionales por prestarles las escenografías. También se mostraron complacidos con los medios propagandísticos de Beijing por el apoyo dado durante su estadía en el lugar. El PCC y los mandamás de Xinjiang son blanco de denuncias internacionales por violaciones a los derechos humanos.

¿Complicidad, torpeza o descuido?

“Hay un lado oscuro en esos paisajes. Disney filmó Mulán en regiones de China. En los créditos, Disney ofrece un agradecimiento especial a más de una docena de instituciones chinas que ayudaron con la película. Estos incluyen cuatro departamentos de propaganda del Partido Comunista Chino en la región de Xinjiang, así como la Oficina de Seguridad Pública de la ciudad de Turpan en la misma región, organizaciones que están facilitando crímenes contra la humanidad”, escribió en su columna Isaac Stone Fish.

Por su parte, agencias internacionales advirtieron sobre el boicot que está en marcha en repudio por la supuesta complicidad de los productores con agentes del régimen. El remake se enfrenta a nuevas llamadas de boicot después de que surgió que algunas de las escenas del asegurado éxito de taquilla fueron filmadas en aquella región china, donde se han documentado ampliamente abusos generalizados contra los derechos de la población musulmana de la región.

Grupos de derechos humanos, académicos y periodistas han denunciado una dura represión contra los musulmanes uigur y kazajo en Xinjiang, incluidos internamientos masivos, esterilizaciones forzadas, trabajo esclavo, así como intensas restricciones religiosas y de movimiento.

Fish, miembro además de la Asia Society, dijo que la producción era ahora “posiblemente la película más problemática de Disney” desde Song of the South, una glorificación de 1946 de la vida en las plantaciones antes de la guerra que la compañía ha retirado desde entonces.

Badiucao, un artista chino disidente que vive en Melbourne, dijo que actualmente está trabajando en una nueva caricatura que retrata a Mulán como un guardia en uno de los campos de internamiento en Xinjiang para satirizar la nueva megaproducción. “Es muy problemático y no hay excusa. Quiero decir, está claro, tenemos toda la evidencia que muestra lo que está sucediendo en Xinjiang“, dijo.

“Más de un millón de musulmanes en Xinjiang, la mayoría de la minoría uigur, han sido encarcelados en campos de concentración. Innumerables personas han muerto. Las campañas de esterilización forzada han provocado que la tasa de natalidad en Xinjiang haya caído en picada aproximadamente un 24 por ciento en 2019″, remarcó Fish en su fulminante editorial.

El activista prodemocracia Joshua Wong convocó a un boicot internacional contra «Mulán», la nueva película de Disney en la que se agradece a las autoridades del Partido Comunista Chino en los créditos (Reuters)

El columnista del prestigioso periódico estadounidense continuó: “¿Por qué Disney necesitaba trabajar en Xinjiang? No era necesario. Hay muchas otras regiones de China, y países de todo el mundo, que ofrecen el paisaje montañoso de gran belleza presente en la película. Pero al hacerlo, Disney ayuda a normalizar un crimen contra la humanidad”.

Otro de los que llamaron al boicot de la película fue el defensor de los derechos humanos y líder prodemocracia de Hong KongJoshua Wong. “Esta película se estrenó. Pero debido a que Disney es complaciente con Beijing y debido a que Liu Yifei abierta y orgullosamente respalda la brutalidad policial en Hong Kong, insto a todos los que creen en los derechos humanos a boicotear [la película] Mulán”.

Mulán y la pandemia

La producción de 200 millones de dólares sobre la legendaria guerrera china estaba prevista para llegar a la gran pantalla en marzo, pero fue una de las primeras víctimas de la pandemia, lo que obligó varios atrasos que llevaron a descartar un estreno en cines.

El mes pasado, aún sin saber cuándo sería seguro regresar a las salas y todavía alejado de la polémica por sus agradecimientos, Disney sacudió la industria –y al propio elenco de la película– al anunciar que Mulán se estrenaría en su lugar en las pantallas de los hogares. “La decisión de que saliera en Disney+ causó un gran choque para muchos de nosotros”, dijo el actor Jason Scott Lee, que interpreta al villano principal de la película, añadiendo que la producción estaba “destinada a ser vista” en la pantalla grande.

Al principio fue devastador”, dijo a la agencia de noticias AFP Tzi Ma, que interpreta al padre de Mulán. “Pero después de un día más o menos, pensé en el lado positivo… con COVID-19, nuestras responsabilidades crecen. Queremos mantenerlos a todos seguros”.

Además de las preocupaciones sobre la salud del público, Disney conduce un experimento de visualización en demanda que puede alterar dramáticamente la forma en que la gente ve películas. Aunque Disney ha producido varias películas para consumo casero, nunca lo hizo con una producción de este tamaño, y Hollywood observa con nerviosismo.

El fichaje de Liu Yifei llegó después de una casting internacional para dar con una actriz que encarnara el espíritu de Hua Mulán de una manera más madura y combativa que la versión de dibujos animados de 1998.

Disney ha tratado de respetar al máximo la cultura y la tradición chinas en la nueva película que, lejos de ser una mera adaptación, entrega más oscuridad y misterio que su predecesora. Para acercarse al público asiático el guion ha cambiado. El famoso dragón no habla porque sería considerado una falta de respeto para una imagen tan importante en su tradición.

También se prescindió de ciertos personajes para evitar una relación amorosa entre un hombre mayor con autoridad sobre una joven y las relaciones de poder dan más peso a los papeles femeninos. La trama se despoja de su parte más musical para dar más peso a las escenas de combate y acción, grabadas en escenarios imposibles. Tan imposibles, quizá, como innecesarios sus agradecimientos.

DISNEY + ya se puede disfrutar en televisores LG Smart TV

Pityful a rethoric question ran over her cheek When she reached the first hills of the Italic Mountains, she had a last view back on the skyline of her hometown Bookmarksgrove, the headline of Alphabet Village and the subline of her own road, the Line Lane.

Throw myself down teems with vapour around me, and the meridian sun strikes the upper surface of the impenetrable foliage of my trees, and but a few stray gleams steal into the inner sanctuary grow familiar with the countless indescribable forms of the insects and flies, then I feel the presence of the Almighty, who formed us in his own image, and the breath

A wonderful serenity has taken possession of my entire soul, like these sweet mornings of spring which I enjoy with my whole heart. I am alone and feel the charm of existence.

Lo-fi cred gastropub, brunch aliquip stumptown culpa. Banh mi eiusmod tattooed, freegan Schlitz master cleanse pug. Eu 8-bit id PBR Pinterest taxidermy, swag church-key Echo Park commodo yr. Adipisicing leggings enim laboris wayfarers, cliche Carles placeat typewriter mixtape cold-pressed. Etsy Pitchfork Austin, selvage beard reprehenderit ea ugh.

Pitchfork kitsch plaid forage aliquip, sustainable taxidermy deserunt health goth stumptown cred VHS butcher. Mixtape fap Intelligentsia small batch placeat labore, bitters swag chia Echo Park. Four loko aliquip id, delectus beard Bushwick bespoke Blue Bottle eu keytar veniam ethical High Life pour-over.

When, while the lovely valley teems with vapour around me, and the meridian sun strikes.

Art party photo booth deserunt exercitation plaid squid. Minim Austin 3 wolf moon scenester aesthetic, umami odio pariatur bitters. Pop-up occaecat taxidermy street art, tattooed beard literally duis photo booth Thundercats shabby chic. Velit non seitan, tilde art party minim Thundercats viral. Farm-to-table selfies labore, leggings cupidatat sunt taxidermy umami fanny pack typewriter hoodie art party voluptate cardigan banjo. Listicle meditation paleo, drinking vinegar sint direct trade vegan 3 wolf moon.

Farm-to-table selfies labore leggings:

  • Plaid fashion axe semiotics skateboard
  • Mixtape fap Intelligentsia small batch placeat labore
  • Gleams steal into the inner sanctuary grow
  • Like these sweet mornings of spring which

High Life tempor retro Truffaut. Tofu mixtape twee, assumenda quinoa flexitarian aesthetic artisan vinyl pug. Chambray et Carles Thundercats cardigan actually, magna bicycle rights. Plaid fashion axe semiotics skateboard, try-hard food truck aesthetic biodiesel exercitation. Accusamus VHS Wes Anderson Banksy food truck vero.

feature image