Organización pide a Facebook que no readmita a Donald Trump

na asociación particularmente crítica con Facebook solicitó este viernes a la red social, que todavía debe decidir si mantiene o no la suspensión a Donald Trump, que continúe prohibiendo la participación del expresidente de Estados Unidos en su plataforma.

El consejo de vigilancia independiente del grupo está recibiendo hasta este viernes los comentarios de los usuarios sobre el tema y debería dar su parecer en abril.

Sus miembros pueden aprobar el bloqueo de la cuenta por una duración indeterminada o imponerle a Facebook que permita el regreso del magnate republicano, expulsado tras los disturbios del 6 de enero en el Capitolio.

“Nuestro mensaje es sencillo: anular la prohibición de Trump sería una invitación a la violencia, al odio y a la desinformación que costaría vidas y socavaría la democracia”, escribió en una carta esta asociación anti-Facebook, que se hace llamar irónicamente el “Verdadero Consejo de Vigilancia de Facebook” (Real Facebook Oversight Board).

“Algunos pueden decir que es una cuestión de libertad de expresión. Están equivocados”, continúa la misiva.

“Donald Trump puede conceder entrevistas. Puede ir a Fox News. Puede redactar artículos de opinión o enviar correos”, remarcan. “Nadie tiene el ‘derecho’ inherente de usar una plataforma de redes sociales para difundir la desinformación e incitar al odio una y otra vez o hacer amplificar su mensaje por los algoritmos”.

Twitter, que decidió también excluir a Donald Trump de su red por sus repetidas incitaciones a la violencia, no le dejará volver aunque lograra ser de nuevo candidato a la Casa Blanca.

“Tal y como funcionan nuestras políticas, cuando te retiran de la plataforma, te retiran de la plataforma, ya seas un comentarista, un director financiero o un funcionario público actual o anterior”, dijo el director financiero del grupo, Ned Segal, en una entrevista con la cadena de televisión CNBC.

Donald Trump enfrenta actualmente un proceso de destitución en el Senado estadounidense, donde está acusado de “incitación a la insurrección” por el asalto al Capitolio. (I)

Trump: El único presidente de EE.UU. que enfrenta un segundo juicio político

Donald Trump entró este miércoles en la historia como el único presidente de Estados Unidos en ser sometido a dos juicios políticos.

La Cámara de Representantes aprobó por 232 votos frente a 197 acusar al presidente de «incitación a la insurrección» por los violentos sucesos de la semana pasada en el Capitolio.

El mandatario niega las acusaciones y ha calificado este proceso como una «continuación de la caza de brujas» en su contra.

Diez congresistas republicanos se alinearon con los demócratas para votar a favor del impeachment. Esto supone una gran diferencia con el primer juicio político, en el que ningún republicano de la Cámara de Representantes lo aprobó.

La votación se realizó tras varias horas de debate en las que los congresistas dieron argumentos a favor y en contra de enjuiciar a Trump.

BBC

Trump: Llevarlo a juicio político es un «tremendo peligro» «cacería de brujas»

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó el juicio político como una «cacería de brujas» continua e hizo un llamado a la «no violencia» en sus primeras declaraciones públicas a periodistas después de la insurrección que incitó en el Capitolio de Estados Unidos la semana pasada.

Un día antes de que se espera que los legisladores de la Cámara voten para acusarlo por segunda vez, Trump calificó el proceso de «peligroso» y dijo que está causando «una tremenda ira».

“Sobre el juicio político, es realmente una continuación de la mayor cacería de brujas en la historia de la política. Es ridículo, absolutamente ridículo. Este juicio político está causando un tremendo enojo, y ustedes lo están haciendo y es realmente algo terrible lo que están haciendo”, dijo Trump a los periodistas en el jardín sur de la Casa Blanca, el martes por la mañana.

Trump continuó: “Que Nancy Pelosi y Chuck Schumer continúen por este camino, creo que está causando un tremendo peligro a nuestro país y está causando una gran ira. No quiero violencia».

Trump no abordó su propio papel en la violación del Capitolio el miércoles por parte de sus partidarios, pero dijo: «No queremos violencia, nunca violencia, no queremos absolutamente ninguna violencia».

El presidente también se dirigió a su próximo viaje a Alamo, Texas, para recorrer la construcción del muro fronterizo, promocionando la «tremenda diferencia» que ha hecho el muro y afirmando que «parece haber un aumento» de la inmigración ilegal debido a las caravanas», porque creen que habrá mucho para ellos si pueden pasar».

Trump también saludó a una multitud de simpatizantes sin mascarillas, muchos de ellos ondeando banderas estadounidenses, en el jardín sur.

«Lo que dije era totalmente apropiado»

Hablando en la Base Conjunta Andrews antes de partir hacia Texas, Trump dijo falsamente que quienes habían analizado sus comentarios no habían encontrado fallas en ellos.

“Se ha analizado”, dijo. “La gente piensa que lo que dije fue totalmente apropiado”.

En cambio, Trump afirmó que el “problema real” es lo que otros políticos dijeron sobre las protestas durante el verano en Seattle y Portland, Oregon.

Trump dijo además que “siempre hay que evitar la violencia”.

El presidente también denunció que los demócratas busquen su histórico segundo juicio político, lo que parece implicar que podría provocar una respuesta violenta.

Los comentarios de Trump en el jardín sur de la Casa Blanca fueron los primeros en días y su primer encuentro con periodistas en semanas.

Se ha aislado en la Casa Blanca luego de los disturbios en el Capitolio de Estados Unidos que incitó durante una manifestación la hora anterior.

Trump tardó en condenar las protestas, que vio por televisión desde el comedor contiguo al Despacho Oval. Los asesores lo convencieron de que era necesaria una denuncia contundente de sus propios partidarios, tanto porque se enfrentaba a la destitución de su cargo como porque enfrenta posibles cuestiones legales sobre su papel en la incitación a los disturbios.

Más tarde, Trump lamentó ante algunos asesores haber grabado un video en el que denunciaba la violencia y admitía que no cumpliría un segundo mandato en el cargo.

Trump pasó el fin de semana en gran parte aislado, ya que sus partidarios se distanciaron de él o limitaron el tiempo en su presencia. Trump canceló un viaje planeado a Camp David, donde sus socios más cercanos esperaban que tuviera buen juicio antes de su tramo final en el cargo. En cambio, pasó el fin de semana guiándose por su subsecretario general de la Casa Blanca, Dan Scavino, y entró en su última semana completa más enojado que nunca.

CNN

Asalto al Capitolio: Los 65 días que desembocaron en el caos en Washington

A muchos les sorprendió, pero lo cierto es que quienes siguen la actividad en internet de los grupos extremistas y los convencidos de las teorías de la conspiración, las señales inquietantes eran evidentes hacía tiempo.

Eran las 02.21, hora de la costa este de Estados Unidos, de la noche de las elecciones cuando el presidente, Donald Trump, se subió a un atril en la Casa Blanca y se declaró ganador.

«Estábamos preparándonos para ganar esta elección. Francamente, ganamos esta elección».

Su discurso llegó una hora después de uno de sus trinos: «Están intentando robar la elección».

No había ganado. Ni había, por tanto, ninguna victoria que robar. Pero para muchos de sus más acérrimos seguidores, ese hecho no importaba, y sigue sin importar.

BBC

Se inicia el proceso para un segundo juicio político a Trump

La oposición demócrata en la Cámara de Representantes de EE.UU. inició este lunes 11 de enero del 2021 el proceso para un segundo juicio político al presidente saliente, Donald Trump, al presentar formalmente el cargo del que le acusan, el de «incitar una insurrección» por su responsabilidad en el asalto al Capitolio.

El proceso allana el camino para acusar oficialmente a Trump de ese cargo, en una votación en el pleno de la Cámara de Representantes que «podría llegar este miércoles», dijo el congresista demócrata Dan Kildee, uno de los patrocinadores de la resolución, en declaraciones a la cadena CNN.

La resolución, añadida a la agenda de la Cámara Baja durante una breve sesión en el pleno este lunes, cuenta ya con 210 patrocinadores, lo que prácticamente garantiza que Trump será formalmente acusado de ese cargo político una vez que el pleno vote sobre el tema.

Se necesita una mayoría simple de 218 votos para aprobar la acusación contra Trump -o incluso menos, si hay ausencias en el pleno-, y los demócratas controlan 222 escaños de la Cámara de Representantes.​

La acusación formal en la Cámara Baja obligaría al Senado a iniciar un segundo juicio político contra Trump, tras el celebrado hace un año por sus presiones a Ucrania, pero la Cámara Alta no tiene previsto retomar su actividad hasta el 19 de enero, un día antes de que el presidente electo, Joe Biden, llegue al poder.

Los demócratas consideran aún así necesario someter a ese proceso a Trump por su responsabilidad en el asalto al Capitolio, y aunque no podrán destituirle, han incluido en la resolución otra consecuencia que sí le afectaría: su inhabilitación para ocupar futuros cargos políticos.

Antes de votar en el pleno sobre el juicio político (‘impeachment’, en inglés), los demócratas quieren dar una última oportunidad al vicepresidente saliente, Mike Pence, para que intente destituir a Trump según el proceso establecido en la Enmienda 25 de la Constitución. Esa enmienda dice que el vicepresidente puede reemplazar al presidente si declara por escrito, con el respaldo de una mayoría del gabinete, que el mandatario «es incapaz» de desempeñar el cargo; pero Pence se ha negado hasta ahora a activar esa vía y es muy improbable que lo haga.

Los demócratas intentaron aprobar este lunes por unanimidad una resolución que exige a Pence «usar inmediatamente sus poderes» bajo esa enmienda, pero un congresista republicano se opuso a ello.

Por tanto, el pleno de la Cámara Baja planea someter este martes a votación esa enmienda, que da 24 horas a Pence para actuar si no quiere que haya un juicio político, y como no se espera ninguna acción por parte del vicepresidente, todo apunta a que votará para acusar a Trump el miércoles.

El texto de la resolución para un juicio político indica que, al alentar la insurrección de sus seguidores, Trump «puso en grave peligro la seguridad de los Estados Unidos y sus instituciones de Gobierno».

«Amenazó la integridad del sistema democrático, interfirió en la transición pacífica de poder, y puso en peligro una rama de Gobierno. Por tanto, traicionó su confianza como presidente, con los daños manifiestos consiguientes al pueblo de los Estados Unidos», añade.

El Comercio

Trump, vetado de Facebook e Instagram indefinidamente, anuncia Zuckerberg

El creador de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció este 7 de enero del 2021 que el presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, fue vetado de forma «indefinida» de sus plataformas.

El pronunciamiento fue realizado un día después de los disturbios en el Capitolio realizados por simpatizantes de Trump que fueron alentados por el republicano usando las redes sociales.

En una publicación en su página personal, Zuckerberg digo que el veto de Trump tanto de Facebook como de Instagram se da porque «creemos que los riesgos de permitir que el Presidente continúe usando nuestros servicios durante este tiempo son simplemente demasiado grandes». 

Por lo tanto, anunció, el bloqueo a las páginas de Trump que fue impuesto el 6 de enero del 2021 en las dos redes sociales se extenderá «de forma indefinida y al menos por las siguientes dos semanas hasta que la transición pacífica del poder se complete». 

En la publicación, Zuckerberg se refirió a los eventos registrados en EE.UU., particularmente en Washington, en las últimas 24 horas. Dijo que eran una «clara demostración de que el presidente Donald Trump planea usar el tiempo que le resta en la oficina para socavar la transición pacífica y legal a su sucesor electo Joe Biden».

Partidarios de Trump se enfrentan a la policía del Capitolio en el pasillo fuera de la cámara del Senado (AP Photo/Manuel Balce Ceneta)

Asimismo, rechazó el hecho de que Trump haya utilizado su plataforma para «alentar2 en lugar de «condenar» las acciones de sus seguidores en el Capitolio.

Dijo que las publicaciones hechas por el Presidente sobre el tema fueron eliminadas «porque juzgamos que su efecto, y posiblemente su intención, era provocar más violencia». 

Facebook, que ha sido criticada en varias ocasiones por permitir el uso de su plataforma por parte de Trump para difundir, entre otros temas, discursos de odio, noticias falsas y teorías conspirativas, dijo que «en los últimos años hemos permitido al presidente Trump el uso de nuestra plataforma siguiendo nuestras reglas y a veces eliminando contenido o etiquetando sus publicaciones que violaban nuestras políticas», dijo Zuckerberg. 

Estas acciones se tomaron porque «creemos que el público tiene derecho a tener el acceso más amplio posible al discurso político, incurso a los discursos controversiales, pero el actual contexto es fundamentalmente diferente», señaló el fundador de Facebook quien acusó a Trump de usar «nuestra plataforma para incitar una insurrección violenta en contra de un Gobierno democráticamente elegido». 

El Comercio

Congreso de EE. UU. certifica victoria de Joe Biden

El Congreso estadounidense validó oficialmente este jueves la victoria de Joe Biden en las presidenciales y el presidente saliente, Donald Trump, prometió que habrá una «transición en orden» el próximo 20 de enero, después de que sus partidarios sembraran durante horas el caos en el Capitolio, unas imágenes inauditas que conmocionaron al país y provocaron una condena internacional unánime.

El jueves de madrugada y después de que las objeciones de los responsables republicanos fueran rechazadas, el vicepresidente Mike Pence confirmó la victoria del demócrata, con 306 grandes electores, frente a los 232 del presidente saliente, ante las dos cámaras, reunidas en sesión extraordinaria.

Lo que tenía que haber sido una mera formalidad, se transformó el miércoles en una «insurrección» que «rozó la sedición», en palabras de Biden, cuando una multitud de adeptos de Trump invadió el Capitolio, considerado el templo de la democracia estadounidense.

Las imágenes que han dado la vuelta al mundo en las últimas horas resultan aún increíbles: políticos atrincherados y con máscaras antigás, manifestantes instalados en los despachos de los responsables estadounidenses con los pies encima de la mesa y los nobles pasillos del Capitolio invadidos de agentes armados, como si se tratara de una película de acción estadounidense.

Y aunque la calma retornó pasadas algunas horas, estas imágenes quedarán para siempre asociadas al fin del mandato de Trump, que lleva dos meses sin reconocer su derrota, una actitud que ha hecho que una parte de su propio partido lo abandone en este final de carrera.

Tras la votación del Congreso, este jueves y después de esta jornada desastrosa para su futuro político, Trump admitió que su mandato está terminando y que el 20 de enero habrá una «transición en orden».

«Aunque estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de estas elecciones y los hechos me apoyan, habrá una transición en orden el 20 de enero», dijo en un comunicado.

«Esto representa el fin de uno de los mejores primeros mandatos presidenciales y es solo el inicio de nuestra lucha para devolver a Estados Unidos su grandeza», agregó, dando a entender que podría pelear por un nuevo mandato en 2024.

El Universo

Al congreso de EEUU ingresaron a la fuerza los seguidores de Trump

Los seguidores del presidente Donald Trump irrumpieron en el Congreso de EE.UU. tras derribar varias vallas de seguridad y enfrentarse con la Policía, que se ha visto superada, provocando caóticas escenas en la capital estadounidense.
La alcaldesa Muriel Bowser declaró el toque de queda en la ciudad ante el caos generado, con miles de manifestantes en las calles de Washington. El Congreso se encontraba reunido para validar los resultados de las elecciones de noviembre, en los que el demócrata Joe Biden resultó vencedor.
Las imágenes muestran cómo los seguidores del mandatario saliente se encaran con los agentes que conforman la barrera policial de seguridad y son repelidos con gases lacrimógenos.

Posteriormente, se ven peleas en el interior del Congreso entre seguidores de Trump y policías. Algunos de ellos aprovecharon las estructuras desplegadas para la toma de posesión del presidente electo, el demócrata Joe Biden, para escalar y acercarse a la escalinata del Congreso y a su acceso.
La marcha, bajo el nombre de «Salvar a EE.UU.» comenzó por la mañana de manera pacífica cerca de la Casa Blanca, según pudo constatar EFE. A mediodía, Trump se dirigió a las manifestantes para prometer que «nunca» concedería la derrota y urgió a sus seguidores a marchar hacia el Congreso.

Capitolio es atacado por simpatizantes de Trump-EFE

Incidentes

El Senado de Estados Unidos entró en receso de su debate sobre los resultados del Colegio Electoral después de que violentos incidentes con un grupo de manifestantes alrededor y en el interior del Capitolio obligaran a la Policía a cerrar el edificio.

El diario The New York Times informó que el vicepresidente Mike Pence y muchos legisladores fueron evacuados con un gran operativo de seguridad.

Las autoridades de Washington activaron al menos a 340 soldados de la Guardia Nacional para proteger a la capital federal ante la manifestación convocada  por partidarios de Donald Trump que el presidente saliente ha descrito como “salvaje”.

Metro

FDA autoriza la primera vacuna Pfizer contra el coronavirus en EE.UU.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos otorgó este viernes una autorización de uso de emergencia a la primera vacuna contra el coronavirus del país.

Con esta aprobación, los científicos esperan sea una contraofensiva crítica contra un patógeno que ha matado a más de 290.000 estadounidenses, que ha destrozado el tejido social y político del país y ha devastado la economía.

La histórica autorización de la vacuna de Pfizer y BioNTech se da solo 336 días después de que los científicos chinos compartieran en línea el modelo genético de un nuevo coronavirus. El proceso de distribución altamente complejo está destinado a acelerar las vacunas en todo Estados Unidos para frenar la pandemia.

La FDA aclaró que la autorización es para la aplicación a individuos de 16 años o más y con esto se permite la distribución en los Estados Unidos.

«La FDA ha determinado que la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 ha cumplido con los criterios legales para la emisión de una autorización de uso de emergencia (EUA). La totalidad de los datos disponibles proporciona evidencia clara de que la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 puede ser eficaz para prevenir el COVID-19. Los datos también respaldan que los beneficios conocidos y potenciales superan los riesgos conocidos y potenciales, lo que respalda el uso de la vacuna en millones de personas de 16 años o más, incluidas las personas sanas», dice parte del comunicado.

La vacuna crea copias de una proteína del virus y no causa la enfermedad, lo que hace es que el sistema inmunológico aprenda a reaccionar contra el virus y cree una respuesta inmunitaria.

«Si bien no es una aprobación de la FDA, la autorización de uso de emergencia de hoy de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 promete alterar el curso de esta pandemia en los Estados Unidos», dijo Peter Marks, director de la Centro de Evaluación e Investigación de Productos Biológicos de la FDA.

El organismo explicó que la vacuna requiere dos dosis con una diferencia de tres semanas, los efectos secundarios de las mismas fueron dolor en el lugar de la inyección, cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, dolor en las articulaciones y fiebre. Los participantes del ensayo los experimentaron más en la segunda dosis que en la primera. Además recordó que Pfizer y los proveedores de vacunación deben notificar al Sistema de notificación de eventos adversos de vacunas (VAERS) «todos los errores de administración de la vacuna, eventos adversos graves, casos de síndrome inflamatorio multisistémico (MIS) y casos de COVID-19 que resultan en hospitalización o muerte».

«La compañía ha presentado un plan de farmacovigilancia a la FDA para monitorear la seguridad de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19. El plan de farmacovigilancia incluye un plan para completar un seguimiento de seguridad a más largo plazo para los participantes inscritos en ensayos clínicos en curso. El plan de farmacovigilancia también incluye otras actividades destinadas a monitorear el perfil de seguridad de la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 y garantizar que cualquier problema de seguridad se identifique y evalúe de manera oportuna», se recalcó.

Amenaza de Donald Trump

La acción de la FDA se produjo después de que el jefe de personal de la Casa Blanca, Mark Meadows, le dijera el viernes al comisionado de la FDA, Stephen Hahn, que estuviera preparado para presentar su renuncia si la agencia no aprobaba la vacuna al final del día, según personas familiarizadas con la situación que hablaron sobre la condición. del anonimato porque no estaban autorizados a discutir lo sucedido. 

Donald Trump perderá status especial en Twitter en 2021

El fundador de Twitter, Jack Dorsey, alertó este miércoles 18 de noviembre del 2020 de que el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, «perderá su estatus especial» en la red social a partir de enero del 2021, lo que lo expondría a una posible suspensión de su cuenta si infringe las normativas.

Durante una comparecencia ante la Comisión Judicial del Senado, Dorsey ha señalado que el magnate neoyorquino será tratado como cualquier otro usuario de Twitter una vez Joe Biden jure el cargo como nuevo presidente, según informaciones de la agencia Bloomberg.

Trump, por ende, no podrá hacer amenazas, acosar a otros usuarios ni violar las normativas sobre copyright –tres cosas de las que suelen acusarlo–. Desde que se convirtió en presidente de Estados Unidos, Twitter publicado sus tuits con alertas o ha retirado algunos de sus videos.

La cuenta, sin embargo, no ha sido suspendida por el momento. «Si una cuenta ya no es de un líder mundial la política de no suspenderla se esfuma», agregó.

La cuenta de su hijo Donald Trump Jr., por ejemplo, fue suspendida brevemente el pasado julio tras compartir un video en el que aseguraba que la hidroxicloroquina curaba el covid-19.

Fuente: EuropaPress

feature image