Ciudades de China se están quedando a oscuras

Según los expertos, los apagones muestran que el régimen está dispuesto a hacer todo lo posible para dañar a su principal socio comercial en medio de las tensiones por Huawei y el manejo de la pandemia de coronavirus.

La prohibición de China de importar carbón australiano, una medida que el régimen tomó en medio de crecientes tensiones con su principal socio comercial, está dejando a varias ciudades del gigante asiático a oscuras debido a que la escasez de la materia prima obligó a las autoridades a limitar el uso de energía.

Las preocupaciones sobre la disponibilidad de electricidad para los chinos aumentaron en diciembre, cuando un artículo ampliamente compartido online enumeró los apagones planificados por la Red Estatal de Shanghai para diferentes partes de la ciudad el 22 de diciembre.

Otras ciudades, principalmente las del sur de China, también impusieron límites al uso de electricidad fuera de las horas pico para las fábricas desde mediados de diciembre, según un artículo del South China Morning Post. De acuerdo a este medio, las provincias chinas están luchando con los peores apagones en casi 10 años. Sólo en el centro tecnológico de Shenzhen hubo cortes de una semana en diferentes áreas, de acuerdo al reporte.

El distrito de negocios de Beijing en abril (REUTERS/Thomas Peter)

Otro informe de la firma de investigación Wood Mackenzie, citada por el medio estadounidense CNBC, dijo que el racionamiento de energía “ya ha comenzado” en las provincias de Hunan Zhejiang debido a la escasez de carbón, y que los productores chinos tienen “poco margen” para aumentar la producción.

Error de cálculo

Según los analistas, la escasez se debe a la prohibición china de importar carbón australiano tras las crecientes tensiones entre los dos países.

Las relaciones entre China y Australia, naciones que son principales socios comerciales, se han tensado desde 2018 cuando Canberra prohibió a Huawei construir su red 5G e introdujo leyes contra la interferencia extranjera destinadas a detener la “intromisión” de Beijing en los asuntos internos; las cosas empeoraron a partir del año pasado, después de que Australia apoyó una investigación internacional sobre el manejo de China de la pandemia de coronavirus.

El régimen de Xi Jinping aumentó las represalias contra Australia (REUTERS/Tingshu Wang)

Desde entonces, el régimen comunista está ejerciendo una mayor presión a través de sanciones comerciales y represalias contra productos australianos, incluido el carbón.

Pero la medida terminó jugándole en contra al régimen, que ahora tiene que lidiar con la escasez de la materia prima y el aumento de los precios en un país cuya economía depende en gran medida del carbón.

Según dijo a CNBC Marcel Thieliant, un economista de la firma de investigación Capital Economics, los apagones están “subrayando que China está dispuesta a hacer todo lo posible para dañar a Australia”.

En búsqueda de alternativas

Si bien las autoridades chinas no han vinculado los apagones a las tensiones con Australia ni a las restricciones al carbón y los atribuyen a una demanda excepcionalmente alta debido a las bajas temperaturas, el régimen está ahora buscando nuevas fuentes de abastecimiento.

FOTO DE ARCHIVO: Trabajadores descargan carbón importado en un puerto en Lianyungang, provincia de Jiangsu, China, 5 de diciembre de 2019 (REUTERS / Stringer / Foto de archivo)

El mes pasado, China firmó un acuerdo con Indonesia para comprar carbón térmico por valor de 1.500 millones de dólares mientras, según Wood Mackenzie, los datos de importación del país mostrarán un aumento de compras de carbón de MongoliaCanadá Rusia.

Aún así, China seguirá teniendo escasez de carbón en el mediano plazo. Una asociación nacional de la industria dijo en un informe publicado el 1 de diciembre que el próximo año habrá una gran presión sobre las tres principales regiones productoras de carbón de China para garantizar el suministro.

Infobae

feature image