Bolsonaro anuncia que China liberó exportación de materia prima para vacunas

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció este lunes 25 de enero del 2021 que China autorizó el envío a Brasil de la materia prima necesaria para producir una de las vacunas contra la covid-19 y agradeció la «sensibilidad» de ese Gobierno.

Según informó Bolsonaro en Twitter, la embajada china en Brasilia le comunicó que «la exportación de 5.400 litros de insumos para la vacuna Coronavac fue aprobada» y deberá llegar a Brasil «en los próximos días».

El líder de la ultraderecha brasileña agradeció en el mismo mensaje «la sensibilidad del Gobierno chino» y aseguró que avanzan los trámites para la liberación, por parte de la India, de materia prima necesaria para elaborar también en Brasil la vacuna desarrollada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

La Coronavac, desarrollada por la empresa china Sinovac, fue testada en Brasil por el Instituto Butantan, que depende de las autoridades regionales de Sao Paulo, cuyo gobernador, Joao Doria, se ha convertido en el mayor adversario político de Bolsonaro en el arco conservador.

El año pasado, el mandatario puso a la Coronavac en el medio de sus disputas políticas con el gobernador paulista, descalificó la vacuna, puso en duda su eficacia y en forma despectiva la tildó de «vacuna china de Doria».

También llegó a asegurar que el Gobierno brasileño no compraría esa vacuna, pero finalmente se vio forzado a ceder y el Ministerio de Salud se comprometió a adquirir toda la producción del Instituto Butantan para incluirla en el plan nacional de inmunización.

La campaña de vacunación comenzó hace una semana con la fórmula desarrollada por Sinovac, a la que en los últimos días se le ha sumado la vacuna de la Universidad de Oxford, que desde el principio fue la gran apuesta del Gobierno de Bolsonaro. Sin embargo, el país aún no cuenta con dosis suficientes como para garantizar la inmunización de los cerca de 210 millones de brasileños.

De acuerdo con los datos oficiales, Brasil cuenta hasta ahora con unas diez millones de dosis de Coronavac y otras dos millones de la vacuna de Oxford, que en total solo garantizan la vacunación de unas seis millones de personas, pues ambas requieren dos aplicaciones.

Según el Instituto Butantan, la importación de materia prima anunciada este lunes por Bolsonaro permitirá la fabricación de otras cinco millones de dosis, en un plazo que aun no ha sido precisado. Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia de coronavirus en el mundo y, según los últimos datos oficiales, hasta ahora suma poco más de 217.000 muertes y supera los 8,8 millones de casos confirmados.

El Comercio

300 productos ecuatorianos pierden preferencias arancelarias desde enero

El sistema generalizado de preferencias (SGP) de EE.UU. para un grupo de exportaciones ecuatorianas vence este jueves  31 de diciembre del 2020. De ahí que alrededor de 300 productos ecuatorianos que entraban a EE.UU. sin arancel o que pagaban menos arancel, perderán estos beneficios desde el viernes 1 de enero del 2021.

Según datos de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), los aranceles de estos 300 productos van del 3 al 18%. El SGP es un mecanismo unilateral a través del cual Estados Unidos otorga condiciones de acceso preferencial a una selección de productos de 121 países en desarrollo. Según Fedexpor, hasta el 2018, cuando se renovó por última vez el mecanismo, el Ecuador era el octavo mayor beneficiario por valor de exportación.

El listado de productos ecuatorianos que están dentro del SGP incluye algunas manufacturas y agroexportaciones como el mango, conservas, jugos de algunas frutas y rosas. Estas últimas entraron al sistema de preferencias en noviembre pasado.

Alejandro Martínez, presidente Ejecutivo de Expoflores, teme que por el vencimiento del SGP, los exportadores de flores ecuatorianas tengan que sacrificar ganancias en algunos casos, para no perder clientes frente a otros países de la región que tienen precios más competitivos.

“Los importadores pueden pedirnos que bajemos precios, porque ellos tendrán que pagar más arancel”, comentó. El sector florícola calcula una caída de exportaciones del 8% en relación al 2019. Martínez recordó que el 2019 también fue un año con pérdidas, por el paro de octubre.

Iván Ortiz, director del centro de negocios de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana (Amcham) Quito, explicó que el sector empresarial esperaba que el 20 de diciembre pasado el congreso de EE.UU. apruebe la renovación de este sistema dentro del paquete de estímulos económicos que se trataron ese día, pero esto no se dio.

Los empresarios entienden que, por el cambio de autoridades en el Congreso estadounidense y cambios dentro de la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR), la votación podría tomar un par de meses. Martínez espera que se analice el tema en el congreso a más tardar en marzo del 2021.

Los exportadores, además, tienen la expectativa de que en la votación se incluya una cláusula que determine la retroactividad del sistema; es decir, que se devuelva a los importadores los valores que pagaron por aranceles durante los meses que el SGP no estuvo vigente. En marzo del 2018, cuando se renovó por última vez el sistema, el Congreso aprobó una cláusula de retroactividad.

De ahí que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos sugiere a los importadores estadounidenses que continúen registrando sus productos como compras bajo el sistema SGP, para que, si se da la aprobación, puedan recibir el reembolso de los valores. El congreso de EE.UU. suele decidir por cuánto tiempo rigen las preferencias, en el 2018 se decidió renovar el SGP por tres años.

En la última renovación, según el Ministerio de Comercio Exterior, se beneficiaron 840 empresas con exportaciones por USD 400 millones. Para Ortiz, es clave que el Ecuador concrete un acuerdo comercial con preferencias arancelarias con EE.UU., para que los exportadores e importadores tengan más certidumbre en sus negocios y el comercio crezca.

feature image