Sector Molinero ecuatoriano enfrenta desabastecimiento

El sector molinero ecuatoriano se encuentra frente a la crisis más fuerte de su historia, debido al desabastecimiento de el producto primario para su producción que es el trigo. Esta mañana en rueda de prensa el Presidente de ASEMOL, Fernando Sánchez y su Directora Ejecutiva, Fátima Villacis dieron a conocer a la ciudadanía ecuatoriana la difícil situación que se encuentra atravesando el sector molinero ecuatoriano debido a la retención ilegal de trigo que abastece a más del 30% de la producción nacional.

Fernando Sánchez en su intervención indicó “Un juez ha impedido que se nos despache el trigo de nuestra propiedad embodegado en silos de la empresa Ecuagran en la ciudad de Guayaquil, trigo que lo importamos 13 molinos a nivel nacional, con lo cual no podemos producir harina de trigo utilizada para la elaboración del pan, pasta, entre otros productos de la canasta básica y segundo porque si el trigo de “nuestra propiedad” aproximadamente 19 mil toneladas continúa embodegado 10 días más, se dañará y enfrentaríamos la perdida más grande de la historia del sector molinero nacional, situación que puede terminar con el cierre de los molinos y por tanto en la escases de la harina de trigo en todo el país”

Esta prohibición se genera por una resolución judicial vinculada a problemas de índole estrictamente comercial entre Ecuagran empresa encargada del bodegaje del grano y la empresa Luzar de nacionalidad panameña. ASEMOL denuncia el mal uso de la justicia ecuatoriana, para cuidar los intereses de una empresa panameña, poniendo en riesgo a las 13 empresas molineras nacionales, legítimos propietarios del trigo.

Fátima Villacis aclaró “Es fundamental que las autoridades nacionales y judiciales, conozcan que Luzar, la empresa panameña, no tiene en el país ninguna importación de trigo, ni ninguna autorización para hacerlo de tal suerte que los únicos propietarios del producto que se encuentra en Ecuagran es de nuestra propiedad, así lo hemos demostrado a la señora fiscal”.

De no realizarse de manera inmediata el despacho de este trigo retenido, un gran porcentaje del sector molinero se verá en la necesidad de paralizar sus operaciones causando perdidas económicas de millones de dólares, afectado más de 1200 empleos y causando desabastecimiento de los productos derivados del trigo.

feature image