Ecuador anuncia compra unificada de medicinas para evitar corrupción

El Gobierno de Ecuador anunció este lunes 16 de noviembre del 2020 su intención de aplicar un sistema para la «compra unificada de medicamentos», para mejorar el gasto fiscal en salud y evitar eventuales acciones de corrupción en este tipo de operaciones.

El sistema involucra a las unidades de atención sanitaria de todo el sistema público que lo componen, hospitales y centros de atención del Ministerio de Salud y de los institutos de Seguridad Social (IESS), de las Fuerzas Armadas (Issfa) y de la Policía (Isspol).

El director del IESS, Jorge Wated, explicó en una rueda de prensa que el sistema de compra unificada de medicinas otorgará transparencia a este tipo de operaciones.

El anuncio se da en un momento en que han saltado varios escándalos de aparente corrupción en la compra de medicamentos e insumos médicos para atender la emergencia sanitaria generada por la pandemia de covid-19.

Asimismo, se han denunciado varios hechos relacionados con el almacenamiento de medicinas con fechas de vigencia ya expiradas. Wated dijo que el nuevo sistema busca evitar la compra fragmentada por parte de cada una de las unidades de atención sanitaria del país, y que se optimizará ese gasto con una adquisición organizada e integral de medicamentos.

Asimismo, el sistema permitirá que los medicamentos se entreguen «según las necesidades» a través de un operador logístico que proporcionará información en tiempo real del fármaco entregado y la recepción del mismo por parte del paciente.

«No existe otra alternativa para poder generar un control adecuado» en la adquisición y el flujo de los medicamentos a través de la red nacional de atención de salud, remarcó Wated. De su lado, Xavier Solórzano, el viceministro ecuatoriano de Salud, aseguró que el antiguo sistema obedecía a un afán de «descentralización» de la administración pública, pero que no funcionó en este apartado.

El nuevo sistema busca «negociar con proveedores» la adquisición masiva e integral de medicinas para «aprovechar la economía de escala», mencionó Solórzano al destacar que con esta iniciativa también se eliminará el almacenamiento excesivo y por largo tiempo de los medicamentos en bodegas.

El sistema implica la entrega de una «receta electrónica» que permitirá hacer un seguimiento del medicamento, así como corregir eventuales errores en su prescripción. Silvana Vallejo, directora del Servicio de Contratación Pública (Sercop) aseguró que esta iniciativa busca un «cambio estructural en la adquisición de medicamentos y bienes estratégicos» del Estado, por lo que espera que lo mantenga el futuro gobierno que surgirá de las elecciones generales del próximo 7 de febrero.

Según Vallejo, este es un programa nacional de largo alcance que busca garantizar la calidad del gasto público y la transformación digital del sistema de atención sanitaria. La directora del Sercop indicó que se prevé lanzar la «licitación corporativa» de medicinas para la red nacional de asistencia sanitaria el próximo 30 de noviembre y que una etapa precontractual, mediante una operación de «subasta inversa», se prevé para el próximo 4 de enero.

Asimismo, indicó que la «etapa contractual del operador logístico», que se encargará de almacenar y distribuir los medicamentos, se realizaría el 24 de febrero del próximo año y estimó que el sistema esté listo para el 20 de febrero de 2022.

El sistema de salud pública, compuesto por unas 3.000 unidades en todo el territorio, realiza diariamente las adquisiciones de medicinas, cuyo presupuesto anual asciende a unos USD 1 000 millones.

EFE

feature image