Lenín Moreno se reunirá con la Gerente del FMI en EE.UU.

El presidente Lenín Moreno sostendrá la tarde de este martes 26 de enero del 2021 una reunión con Kristalina Georgieva, directora-gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), institución que, el pasado septiembre, aprobó el desembolso de USD 6 500 millones para Ecuador.

La cita forma parte de la agenda enmarcada en el ámbito económico y diplomático, que el primer mandatario y su comitiva oficial desarrollan en Estados Unidos desde el martes 26 de enero.

La reunión tiene por objetivo respaldar las políticas de Ecuador para estabilizar la economía nacional y proteger la salud de los ecuatorianos en medio de la pandemia del covid-19.

«De este monto, en 2020, llegaron al país USD 4 000 millones; en 2021, llegarán USD 1 500 millones; y, en 2022, USD 1 000 millones restantes», afirmó la Secretaría de Comunicación. Moreno también se reunirá con el presidente del Grupo Intra-parlamentario de Hispanos de la Cámara de Representantes, el congresista Raúl Ruiz, con la finalidad de estrechar lazos diplomáticos entre los diferentes sectores de ambas naciones.

Posterior a ello, la cita será con Axel van Trotsenburg, director–gerente de Operaciones del Banco Mundial (BM).

«De esta manera el Gobierno Nacional siembra un mejor futuro para el país, con importantes acuerdos, positivas relaciones internacionales y, sobre todo, demostrando que para Ecuador, el bienestar de todos los ciudadanos es prioridad gubernamental», concluyó la Secretaría de Comunicación.

Fuente: El Comercio

Ecuador necesita al menos USD 7.651 millones en financiamiento para 2021

En 2021, Ecuador requiere USD 7.651 millones en financiamiento para cubrir sus obligaciones en medio de la crisis económica agravada por la pandemia del coronavirus.

De ese total, USD 5.015 millones deberán financiarse con deuda proveniente de organismos multilaterales y USD 2.636 millones con recursos internos, según la última revisión de diciembre de 2020 y que es parte del acuerdo suscrito entre Ecuador y el FMI.

La deuda pública ecuatoriana seguirá subiendo, al pasar de USD 60.049 millones en noviembre de 2020 hasta los USD 65.692 millones, lo que significa un 66,2% del Producto Interno Bruto (PIB) hasta finales de este año.

El Gobierno de Lenín Moreno esperaba mantener la deuda pública por debajo del 40% del PIB en 2020, pero la crisis económica agravada por la pandemia del coronavirus llevó al país a posponer esa meta.

En julio de 2020, la Ley para el Ordenamiento de las Finanzas Públicas estableció un cronograma para reducir -de manera progresiva- la deuda hasta 2032:

La deuda bajaría al 57% del PIB hasta 2025.

Al 45% del PIB hasta 2030.

Y al 40% del PIB en 2032.

Augusto De La Torre, exdirector para América Latina del Banco Mundial y miembro del Consejo Asesor Económico del Gobierno, dijo que si Ecuador respeta el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, podrá cumplir con la meta de reducir la deuda pública. Según el programa con el FMI, Ecuador debería comenzar a reducir la deuda pública a partir de 2023, como lo muestra el siguiente cuadro:

“Para cumplir con esa meta se necesita que el próximo Gobierno sea responsable en respetar el acuerdo con el FMI y en seguir implementando recortes al gasto público y ordenando las finanzas públicas”, dijo De La Torre. Pero eso no es todo.

Según el secretario del Observatorio de la Política Fiscal, Jaime Carrera, la reducción de la deuda pública dependerá de la capacidad del Gobierno en disminuir el déficit fiscal y de crear un escenario adecuado para que la economía ecuatoriana crezca.

El déficit fiscal es la falta de recursos que emerge cuando los ingresos del país no alcanzan a cubrir todos los gastos. “Si el país no logra cumplir esos dos objetivos es imposible reducir la deuda pública al 40% del PIB”, dijo Carrera.

Seguimos dependiendo de los multilaterales 

El FMI proyectó que las necesidades de financiamiento del país en 2021 alcanzarán los USD 7.651 millones. De ese total, USD 2.813 millones servirán para cubrir el déficit fiscal.

Y los restantes USD 4.838 millones servirán para pagar las amortizaciones de deuda pública en 2021.

Para cubrir el déficit fiscal y el pago de la deuda, Ecuador necesita USD 5.015 millones de recursos externos para 2021, pese a que este año se prevé una recuperación en los ingresos petroleros y tributarios.

Según el FMI, Ecuador tiene previsto que ingresen recursos del Banco Mundial, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y del propio FMI, así como lo demuestra el siguiente cuadro:

Parte de los recursos provendrán del FMI, como parte del programa de crédito que suscribió con el país para el acceso a USD 6.500 millones entre 2020 y 2022.

De ese total, USD 4.000 millones fueron desembolsados el año pasado. Según el programa con el FMI, está previsto que Ecuador reciba USD 1.500 millones en 2021. Para ello, el país deberá aprobar tres evaluaciones de cumplimiento de metas.

La primera revisión será el 15 de abril de 2021. Si Ecuador cumple con dos compromisos recibirá otros USD 400 millones del programa de crédito. El primero es reformar el Código Orgánico Monetario y Financiero para que el Banco Central recupere su independencia frente al Ejecutivo.

Meta que debe cumplirse hasta finales de enero de 2021. Mientras que en febrero, el Gobierno presentará una estrategia de gestión de deuda pública a mediano plazo con apoyo del personal del FMI.

El objetivo es medir los costos y los riesgos de las diferentes fuentes de financiamiento y aumentar la transparencia en las políticas de endeudamiento.

El nuevo Gobierno, electo entre febrero y abril y posesionado en mayo de 2021, Ecuador pasará por dos nuevas revisiones técnicas este año: en agosto y en diciembre.

Hasta entonces, Ecuador recibiría USD 1.100 millones. Entre los recursos externos previstos para este año, Ecuador no cuenta el posible financiamiento de China por USD 2.400 millones.

Esa operación financiera debía concretarse a finales de 2020, pero tuvo retrasos.

Según el FMI, Ecuador seguirá “colaborando estrechamente con su socio bilateral (China)” para asegurar esos recursos en este año.

“El desembolso de recursos de otros organismos multilaterales dependerá de que Ecuador cumpla con los compromisos que asumió con el Fondo Monetario Internacional“, dijo De La Torre.

Mientras que el secretario del Observatorio de la Política Fiscal dijo que a Ecuador no le alcanzarán los recursos externos para cubrir las necesidades en este año.

Según Carrera, Ecuador necesita USD 3.000 millones adicionales para cubrir la brecha fiscal y una de las opciones para acceder a esos recursos es mediante la reducción del gasto público en la masa salarial, en bienes y servicios; e inversiones.

Primicias

1.000 millones de personas vivirán en pobreza extrema para 2030

Los efectos de la pandemia del coronavirus pueden empujar a 207 millones de personas a la pobreza extrema para 2030, elevando el total en el mundo por encima de los 1.000 millones, según un nuevo estudio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El informe, publicado el miércoles coincidiendo con una reunión extraordinaria sobre la covid-19 en la Asamblea General de la ONU, analiza los posibles efectos a más largo plazo de la actual crisis y su impacto en las metas internacionales de desarrollo.

Esos 207 millones de personas adicionales en situación de extrema pobreza se darían en un escenario definido como de “Alto daño”, en el que la recuperación se retrasa y hasta un 80 % de la crisis económica persiste durante la próxima década.

El escenario base, diseñado según las proyecciones de crecimiento más recientes del Fondo Monetario Internacional (FMI), supondría 44 millones de personas más en extrema pobreza en 2030 en comparación con la trayectoria de desarrollo en la que el mundo estaba antes de la pandemia.

El PNUD apunta al mismo tiempo que con la inversión necesaria en programas sociales y ámbitos como la digitalización y la economía verde, el mundo podría no sólo evitar esos aumentos, sino reducir las previsiones de pobreza.

En ese escenario, la agencia de la ONU considera que podría sacarse a 146 millones de personas de la pobreza extrema, incluso teniendo en cuenta los efectos del coronavirus.

La erradicación de la pobreza extrema es una de las metas centrales de cara a 2030 incluidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible pactados por todos los países de Naciones Unidas.

“Tal y como subraya esta nueva investigación sobre pobreza, la pandemia de la covid-19 es un punto de inflexión y las decisiones que los líderes tomen ahora pueden llevar al mundo en direcciones muy distintas”, señaló en un comunicado el administrador del PNUD, Achim Steiner.

“Tenemos la oportunidad de invertir en una década de acción que no sólo ayude a la gente a recuperarse de la covid-19, sino que reajuste la trayectoria de desarrollo de la gente y el planeta hacia un futuro más justo, resiliente y sostenible”, añadió.

La Hora

Ecuador y FMI revisan acuerdo para segundo abono de USD 2.000 millones

Ecuador y el Fondo Monetario Internacional (FMI) llegaron a un acuerdo a nivel técnico en la primera revisión trimestral del programa de Facilidad de Financiamiento Extendido (EFF).

Ecuador concretó el pasado 30 de septiembre un programa EFF con acceso excepcional por USD 6.500 millones para 27 meses.

Esta primera exitosa revisión técnica del programa y la implementación de otras acciones deberán ser aprobadas por el directorio del FMI en las próximas semanas y permitirán el segundo desembolso de USD 2.000 millones para el Ecuador.

El FMI destacó el cumplimiento realizado por el país en todas las metas cuantitativas, sobre todo las relacionadas con el sector social, con la incorporación de miles de familias vulnerables a los programas de ayuda social del Gobierno y las acciones adoptadas por las autoridades ecuatorianas para contener a la pandemia del COVID-19.

A esto hay que sumar los importantes resultados de orden fiscal y el avance en el tratamiento del proyecto de Ley Anticorrupción, que se espera que sea tratado en la Asamblea Nacional antes de fin de año.

Además, el organismo destacó la firme voluntad de llevar adelante una serie de reformas estructurales en materia laboral, seguridad social y tributaria, propuestas que serían entregadas al nuevo gobierno para su consideración.

De su lado, el ministro de Economía y Finanzas, Mauricio Pozo, señaló «el Gobierno Nacional está cumpliendo con su responsabilidad de manejar de manera ordenada los recursos públicos, priorizando la atención a los sectores más necesitados. Hemos incluido dentro de los programas sociales a miles de ecuatorianos que realmente necesitan de ayuda en este momento».

Como dato adicional, el FMI ha modificado la proyección de crecimiento del Ecuador para este año, fijando la contracción en un 9.5% en lugar del 11% que se había establecido en un inicio.

Richard Martínez, elegido como ‘Ministro de Finanzas del Año’

Richard Martínez, extitular de Economía en Ecuador, fue elegido como ‘Ministro de Finanzas del Año en América Latina’ por el periódico GlobalMarkets. La noticia se dio a conocer el miércoles 14 de octubre de 2020.

El medio es una publicación ideada para el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial y se distribuye en las reuniones de estos entes, además de las del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Asiático de Desarrollo.

En una carta enviada al exministro, el editor general de GlobalMarkets, Toby Fildes, escribió: «A principios de este año, usted ha hecho mejoras significativas a la situación fiscal que usted heredó cuando asumió el cargo».

La carta añade que «es entendible que Ecuador, que depende de los precios del petróleo, con limitada capacidad monetaria y todavía enfrentando problemas fiscales y un complicado panorama político, haya tenido que apelar a los tenedores de bonos por alivio con la llegada del covid-19».
«La manera en cómo Ecuador manejó la reestructuración de bonos fue sorprendente para muchos observadores», añadió Fildes. «Al llegar a un acuerdo en tiempo récord, que permitió al país seguir adelante en las negociaciones con China y el FMI. Rara vez un ministro de Finanzas ha impresionado a tantos sectores del mercado de bonos mientras ha pedido un alivio de miles de millones de dólares en pagos».

«Sin embargo, el de Ecuador no fue un triunfo fácil. Los tenedores de bonos lo han descrito a usted como un negociador duro, pero alguien justo y serio que no juga con los acreedores. Y Ecuador se mantuvo firme al encarar a acreedores disidentes, incluso cuando algunos recurrieron a medidas legales de último recurso para bloquear la reestructuración».

La reunión anual de premiación de GlobalMarkets no se llevará a cabo de manera presencial este 2020, debido a la pandemia de covid-19. El exministro tendrá que enviar un video de aceptación del premio para una ceremonia de carácter virtual.

Tras su renuncia al Ministerio de Finanzas, Martínez anunció que comenzará a trabajar con el Banco Interamericano de Desarrollo. «La salida está atada a un compromiso con el país hacia futuro, enmarcada en la invitación que ha hecho el presidente del BID al Ecuador para que se sume al equipo que ha estado conformando. Es un honor como ecuatoriano y un reconocimiento al país por lo que ha venido haciendo para que Ecuador tenga una posición estelar en organismos internacionales», dijo Martínez en un evento el pasado 7 de octubre de 2020.

Fuente: El Comercio

Ecuador: Subiría el IVA del 12 % al 15 % y tendría nuevos impuestos

Subir el impuesto al valor agregado (IVA) del 12 % al 15 %; eliminar su devolución a las personas de la tercera edad; cobrar el impuesto a la renta también para los décimos terceros y cuartos, que ahora están exentos; crear un impuesto a la gasolina y a las emisiones de CO2 son varias de las propuestas que constan en el staff report (reporte que sirve para elaborar el Acuerdo entre el Fondo Monetario Internacional y el Ecuador) que se hizo público el lunes pasado, en torno a una posible reforma tributaria.

La reforma tributaria es indispensable para acrecentar los ingresos del fisco en 2,5 % del PIB y así poder cerrar el déficit en 2022. Por eso, según los cálculos del régimen y del FMI, el Gobierno venidero debería presentar esta reforma en septiembre del 2021.

De acuerdo con los datos, la reforma del IVA arrojará el 1,38 % más de ingresos al fisco. Y las reformas a los impuestos a las personas que tienen que ver exenciones tributarias y los décimos, el 0,65 %. Los impuestos verdes podrían generar una mayor recaudación calculada en 0,38 %.

Para Santiago García, catedrático experto en temas económicos, es indispensable hacer una amplia discusión sobre el tema tributario y que se haga una reforma que no golpee los bolsillos de los vulnerables y que tampoco afecte a las empresas. En cuanto a subir el IVA, para García esto no podría darse si el ciclo económico no logra repuntar, pues una medida así detendría el crecimiento. Si la economía estuviera más fortalecida sí sería viable un incremento, sobre todo considerando que el IVA ecuatoriano es bajo en relación con el de otros países.

La alternativa, agrega, sería crear un impuesto al patrimonio neto de las personas. Sobre retirar la devolución del IVA para las personas de la tercera edad no lo ve correcto, pues al momento es un pequeño grupo el que se beneficia, pero además se ha conocido de abusos en este tema. No descarta que pudieran darse otro tipo de compensaciones para ese sector. Y considera que gravar el décimo tercero y cuarto sueldos podría ser aceptable, siempre y cuando también se le grave al patrimonio. Ahí la contribución vendría de la clase media y de las personas que tienen muy altos ingresos.

García dice no estar de acuerdo con el impuesto a las telecomunicaciones, pues la población debe tener cobertura y facilidades para el acceso a este servicio. En cambio, considera que Ecuador es uno de los países con menor carga impositiva en temas ambientales, por lo que ve viable introducir impuestos verdes.

Entre tanto, José Hidalgo, director de Cordes, explica que la reforma tributaria planteada es apenas una propuesta si se considera que si bien estas son las recomendaciones contenidas en el staff report y consensuadas con el Gobierno, la reforma deberá tener un proceso de aprobación a través de la Asamblea y deberá ser presentada por el próximo Gobierno, que podría incluso negociar las sugerencias de este documento.

En todo caso, no se puede perder de vista que es necesario conseguir mayores recursos en 2,5 % del PIB. Pero advirtió que si el país vuelve a decir no a todo, entonces se vendría un colapso de la economía. Según la propuesta, el elemento de mayor peso es subir el IVA.


Lo de los adultos mayores es un tema de igualdad por el hecho de que una minoría son los que piden lo de la devolución. Para Hidalgo hubiese sido importante que se estableciera una disminución del impuesto a la salida de divisas.

Augusto de la Torre considera que es una reforma adecuada, pero dice que le agregaría la baja de aranceles para maquinaria, materia prima y tecnología, todo lo necesario para producir. Destaca que el Gobierno ha pedido una licencia al FMI para poder continuar con el impuesto a la salida de divisas, que actualmente viola legislación internacional.

Al ser consultado sobre si el FMI aceptó este Acuerdo sin una garantía de que el próximo Gobierno pueda cumplir esta meta, dijo que a su parecer el Fondo ha hecho una apuesta por el país en el entendido de que tendremos un Gobierno serio. Para De la Torre es muy importante que de aquí a abril se discuta ampliamente la necesidad de la reforma tributaria. Si hay sectores que no la quieren implementar, se les debe pedir que digan, entonces, cómo se financiaría esa necesidad de recursos. (I)

Atrasos del Gobierno bajaron en $ 802 millones

Los atrasos del Gobierno, que han generado malestar y protestas en varios sectores, bajaron de $ 3.801,9 millones a $ 2.999,3 millones. Esto en el periodo que va entre el 30 de septiembre y los primeros días de octubre. Esto significa una reducción de atrasos en $ 802 millones. Las cifras constan en el reporte de la ejecución presupuestaria del Ministerio de Economía y Finanzas.

Aparentemente, se empiezan a sentir los primeros efectos de los dineros que llegaron del Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque el nivel de desfase sigue siendo alto.

De acuerdo con la ejecución presupuestaria, los temas de salarios, bienes y servicios y gastos de capital fueron los que tuvieron mayores pagos en estos días. Salarios del sector público es uno en los que más se ha bajado la brecha.

Hasta el 30 de septiembre había un bache de $ 296 millones y ahora solo resta por pagar $ 31 millones. En bienes y servicios había un atraso de $ 289 millones y ahora esa cifra bajó a $ 89 millones. En egresos de capital había una deuda de $ 704 millones y ahora está en $ 475 millones.

Los rubros que casi no han cambiado tienen que ver con los pagos a la Seguridad Social y de los pagos a gastos financieros.

En cuanto al tema de Seguridad Social, ni el IESS ni el Ministerio de Finanzas han dado aún una explicación sobre si se va a concretar o no el acuerdo anunciado por el presidente del IESS, Jorge Wated, para un pago en efectivo y bonos a la institución. Esto con correspondería al 40 % de la deuda. Actualmente esa deuda asciende a $ 1.438 millones.

También está pendiente, según la ejecución presupuestaria, el pago de gastos financieros, es decir, intereses de deuda. Este rubro asciende a $ 819 millones. Pero el Gobierno no está obligado a cancelarlos, debido a que realizó la renegociación de los bonos.

Fuente: El Universo

feature image